Seat Ateca FR, corazón dinámico

Seat Ateca FR, corazón dinámico

Se presenta en Automobile Barcelona la versión más deportiva de la gama, con dos motores de gasolina y dos diésel de igual potencia

El Ateca FR hace su puesta de largo en el Salón de Barcelona, también conocido como Automobile Barcelona, la versión más deportiva de la gama que se presenta junto a la nueva generación del Ibiza, entre otras novedades. La marca continúa su ofensiva de producto, con el lanzamiento a finales de año del crossover Arona y un SUV grande con capacidad para siete plazas se dará a conocer en 2018.

Esta versión FR completa la gama de acabados, y se reconoce por un carácter mucho más deportivo en cuanto a diseño y comportamiento. El equipamiento se suma a los actuales Reference, Style y Xcellence, pero con un mayor aporte en tecnología y estilo, y va dirigido para aquellos que no solo buscan exclusividad y deportividad, sino los más avanzados sistemas de seguridad, infoentretenimiento y confort.

Control de crucero adaptativo de serie

Entre otros elementos de serie, destacan el control de crucero adaptativo con protección de peatones, detector de ángulo muerto con alerta de tráfico posterior, cámara de visión 360º, asistente de aparcamiento automático, portón del maletero de apertura automática, faros Full led, o el sistema Full Link con navegador y pantalla de 20,3 centímetros. Entre las opciones, destaca el control de chasis adaptativo, o el Conectivity Box que posibilita la recarga del smartphone sin cables.

La carrocería se diferencia con detalles que se añaden al acabado Xcellence, como el logo FR en la parrilla delantera de diseño específico y color negro brillante, el paragolpes delantero también exclusivo para el FR en el color de la carrocería. El logo más deportivo se ubica también en el portón trasero, encima del paragolpes específico con un spoiler del color de la carrocería. El lateral del Ateca FR se distingue por las barras del techo en negro, los pasos de rueda pintados en el mismo color que la carrocería y unas llantas de aleación de 18 pulgadas.

En cuanto al interior, destaca por sus detalles deportivos. Nada más abrir las puertas delanteras resaltan las estriberas de aluminio con el logo FR, logotipo que aparece en el volante multifunción forrado en cuero con costuras en rojo. Los asientos deportivos de serie están tapizados en tejido Alcántara en negro, y los pedales son de aluminio.

Los motores de la versión FR son de gasolina y diésel y cumplen la normativa Euro6, con potencias de 150 y 190 CV en ambos casos, y con transmisiones manuales y automáticas DSG. Los propulsores de gasolina son de 1.4 litros de 150 CV con sistema de arranque y parada automático; acelera de 0 a 100 km/h en 8,5 segundos, con un consumo combinado oficial de 5,4 l/100 km. Se vende de serie con caja de cambios manual de seis velocidades en tracción delantera o total 4Drive; el cambio automático DSG es de siete relaciones en la versión 4 x 2 y de seis en el de tracción integral.

El más potente en gasolina es el nuevo dos litros Eco TSI de 190 caballos, también con sistema automático de arranque y parada en semáforos o en retenciones. Acelera de 0 a 100 km/h en 7,9 segundos y consume 7 litros de media ponderada. Esta mecánica va asociada a la tracción 4Drive y caja automática DSG de siete relaciones.

Las dos mecánicas disponibles en diésel desarrollan curiosamente idénticas potencias que las de gasolina. Se trata del motor 2.0 TDI de 150 y 190 CV con consumos de 5,1 y 5,3 l/100 km de media. El más potente solo puede llevar tracción 4Drive y caja automática DSG de siete relaciones; acelera de 0 a 100km/h en 7,5 segundos.

La tarifa oficial de precios arranca desde 31.340 euros aunque al aplicar las distintas promociones el Ateca FR más barato se comercializa a partir de 28.600 euros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos