Hyundai Santa Fe, con monitor de punto muerto

Hyundai Santa Fe, con monitor de punto muerto

Incorpora una pantalla en el cuadro de instrumentos con la imagen de los vehículos

Hyundai ya es una marca asentada en el segmento de los SUV, desde su primer lanzamiento en Europa en el año 2000. El nuevo Santa Fe, en su cuarta generación, ofrece las últimas tecnologías de asistencia y seguridad activa agrupadas en el dispositivo Hyundai SmartSense. Ahora se amplía ese paquete con el monitor de punto muerto.

El Nexo fue el primero en equipar esa tecnología el año pasado. Un sistema que muestra al conductor la visión lateral de los ángulos muertos, tanto a la izquierda como a la derecha, en la pantalla del cuadro de instrumentos. Las cámaras comienzan a proyectar la imagen al activar el intermitente, una ayuda para cambiar de carril con total seguridad.

El sistema utiliza monitores de visión angular en ambos lados de la carrocería para capturar las zonas que no pueden ser vistas por un espejo convencional o en los retrovisores exteriores. Una novedosa tecnología que además mejora la visibilidad en condiciones de mala visibilidad o con lluvia.

Una pantalla en el cuadro de instrumentos muestra la visión lateral de los ángulos muertos, tanto a la izquierda como a la derecha.
Una pantalla en el cuadro de instrumentos muestra la visión lateral de los ángulos muertos, tanto a la izquierda como a la derecha.

Desde la llegada al mercado del nuevo Santa Fe el pasado año, ha obtenido la calificación máxima de 5 estrellas otorgada por el organismo independiente Euro NCAP. Y con el Hyundai SmartSense el dispositivo frena automáticamente para evitar colisiones con otros vehículos o con peatones y ayuda a mantener el vehículo en el carril mientras detecta vehículos situados en un punto ciego.

Otras funciones son la alerta de ocupación trasera, que comprueba si quedan pasajeros y avisa al conductor de que aún hay alguien al salir del automóvil. La alerta de tráfico cruzado trasero advierte al conductor de los vehículos que se aproximan por la parte posterior y el asistente de salida segura, que detecta a los vehículos que se acercan por detrás, cerrando temporalmente las puertas, para que los pasajeros no puedan salir del coche hasta que sea seguro.