Los diez mejores consejos para que los niños viajen con seguridad

Los diez mejores consejos para que los niños viajen con seguridad

El principal es que vayan siempre en un sistema de retención infantil por corto que sea el trayecto

Llega la época estival en la que se producen el mayor número de desplazamientos en coche del año. Como siempre, hay una combinación de largos viajes con desplazamientos de corto recorrido, muchos por carreteras secundarias, en las que por desgracia se produce el mayor número de siniestros mortales. Para mejorar la seguridad vial, sobre todo la de los pequeños, la Alianza Española por la Seguridad Vial Infantil (AESVI) lanza una serie de consejos, en el que se parte del más importante: los niños pequeños deben viajar en un sistema de retención infantil.

1. Es muy importante comprobar que la instalación de la «sillita» es la correcta, por mucho que no nos guste leer las instrucciones del fabricante. Por corto que sea el trayecto, el niño deber ir sentado en el sistema de retención infantil.

2. En caso de mucho calor, comprobar la temperatura interior de los plásticos o tejidos de la silla antes de instalar al pequeño. Proteger el vehículo del sol y, antes de iniciar la marcha, abrir las ventanillas y poner el aire acondicionado.

3. Antes de emprender un viaje largo, y sobre todo si el niño se marea, consultar con el pediatra para que aconseje cómo actuar.

4. Preparar el viaje con juegos, música o las películas preferidas del niño va a resultar mucho más satisfactorio.

5. Planificar el trayecto si es posible a las horas de menos calor del día.

6. El equipaje, mascota y otros objetos deben ir bien sujetos. En caso de frenazo o impacto, si van sueltos, pueden golpear contra el niño.

7. Para los más pequeños hasta un peso de 9 kilos (o 15 meses si la silla es i-Size), es obligatorio que viajen en contra de la marcha. Además, es muy conveniente alargar esta posición porque favorece en gran medida la protección del cuello, cabeza y espalda. Para los más mayores es aconsejable no quitar el respaldo a la silla hasta los 1,35 metros de altura, por su mayor seguridad frente a impactos laterales.

8. En verano, el mayor riesgo de accidente se produce en los desplazamientos cortos y por carreteras secundarias. Toda precaución es poca.

9. Durante los viajes largos, es conveniente parar cada 150 kilómetros o cada hora y media aproximadamente, sacar al niño de la silla y mantenerlo bien hidratado.

10. Respete las normas, conduzca de forma tranquila y relajada, sin agresividad ni brusquedades, con una segura distancia con el coche de delante y ajuste la velocidad a las circunstancias del tráfico.

 

Fotos

Vídeos