BMW Serie 1, radicalmente nuevo

BMW Serie 1, radicalmente nuevo

Por primera vez con tracción delantera, el nuevo BMW Serie 1 es ahora más habitable, seguro y dinámico

MANU CORTÉS

La llegada del nuevo BMW Serie 1 trae aparejado uno de los cambios más profundos de la nueva gama de vehículos compactos del fabricante alemán, que abandona la tradicional propulsión trasera por un nuevo sistema de tracción delantera, que fusiona el característico dinamismo de BMW, con un incremento significativo del espacio interior.

Un avanzado sistema de chasis con tecnologías innovadoras, junto con la integración de todos los componentes dinámicos principales y los sistemas de control, dotan también al nuevo Serie 1 de una notable agilidad.

Ya sea con tracción delantera o con el sistema de tracción total inteligente BMW xDrive, el nuevo Serie 1 ha llevado la agilidad a un nivel superior que el de su predecesor. Su respuesta rápida y precisa es claramente perceptible y realza la experiencia de conducción. Una contribución importante para ello es la tecnología ARB -de serie en todas las versiones- que controla el deslizamiento de las ruedas motrices de forma mucho más rápida y precisa que antes; y es un elemento de serie en el BMW Serie 1. Trabaja estrechamente con el sistema DSC para impedir el subviraje por pérdida de tracción, característica de los coches de tracción delantera.

El ARB está coordinado con el sistema Performance Control, que mejora la agilidad del coche mediante la aplicación inteligente de los frenos de las ruedas interiores en la curva, antes de llegar al umbral de deslizamiento. El resultado es un comportamiento neutro de la dirección.

Suspensión adaptativa en opción

Además de la suspensión de serie, ya con una orientación dinámica y específicamente ajustada a las diferentes variantes de motor, y la suspensión M Sport, con una reducción en la altura de 10 mm, el nuevo BMW Serie 1 también se puede solicitar opcionalmente con la suspensión adaptiva, con amortiguación variable. El equipamiento de serie del M135i xDrive también incluye un diferencial mecánico Torsen de nuevo desarrollo, con reparto de par variable, que le confiere un carácter aún más deportivo al intervenir en la distribución de par entre las ruedas delanteras.

La tercera generación del Serie 1 ofrece significativamente más espacio que su predecesor, gracias a la nueva arquitectura de tracción delantera. Los pasajeros de las plazas traseras son los principales beneficiados, además de un mayor volumen de maletero. Disponible solo en carrocería de cinco puertas, el nuevo Serie 1 es 5 mm más corto que el anterior, con una longitud de 4,32 metros.

Ficha técnica BMW 120d xDrive

Combustible:
Gasóleo
Cilindros:
4 en línea
Cilindrada:
1.995 cm3
Potencia:
190 caballos
Par motor:
400 Nm
Cambio:
Automático Steptronic de 8 velocidades
Tracción:
Integral
0 a 100 km/h.:
7,0 seg.
Velocidad:
230 km/h.
Consumo:
Desde 5,1 litros
Emisiones:
138 gr/km.
Largo:
4,32 m.
Ancho:
1,79 m.
Alto:
1,43 m.
Maletero:
380 litros
Precio:
40.800 euros

La accesibilidad ha mejorado y el espacio para las piernas atrás aumenta 33 mm. Los pasajeros de las plazas traseras también tienen 13 mm más de anchura entre codos, mientras que en las plazas delanteras ese aumento llega a 42 mm. El volumen del maletero es 380 litros, 20 más que en el modelo precedente, y hasta 1.200 litros si se abate el asiento trasero. Por primera vez en el BMW Serie 1 se ofrece un portón de accionamiento eléctrico.

En el exterior, destaca la característica parrilla con los riñones de BMW ahora de mayor tamaño. El deportivo tope de gama es el M135i xDrive, en el que se reemplaza las clásicas láminas de la calandra con un prominente diseño de malla tridimensional, inspirado en los modelos de competición. Unas superficies muy perfiladas y unas atractivas salidas de escape de 90 mm de diámetro (o 100 mm con corte en ángulo en el BMW M135i xDrive) rematan la imagen deportiva de la sección posterior. El techo panorámico eléctrico, disponible por primera vez, deja entrar más luz en el interior.

En el habitáculo, el acceso a las funciones opcionales, mediante gestos, se realiza a través de dos pantallas. Cada una de ellas tiene una diagonal de hasta 10,25 pulgadas. El Control Display central, de manejo táctil, está orientado al conductor como es característico de BMW, y queda posicionado en su campo de visión. El sistema Head-Up Display, disponible opcionalmente por primera vez en el BMW Serie 1, con una pantalla en color de 9,2 pulgadas, permite que el conductor pueda ver la información proyectada en el parabrisas sin apartar la vista de la carretera.

Los clientes podrán elegir su nuevo BMW Serie 1 dentro de una gama de motores de tres o cuatro cilindros. Habrá disponibles tres motores diésel y dos de gasolina, con una potencia desde 116 CV en el BMW 116d y 306 CV, en el BMW M135i xDrive. El motor de esta versión es el cuatro cilindros más potente del Grupo BMW. El M135i xDrive acelera de 0 a 100 km/h en solo 4,8 segundos y alcanza una velocidad máxima limitada de 250 km/h. Pese a estas impresionantes prestaciones, el consumo -a velocidades moderadas- es de apenas 7,1 litros de gasolina.

Todos los motores cumplen la estricta normativa de emisiones Euro 6d-TEMP, mientras que el BMW 116d ya cumple la Euro 6d. Los motores de gasolina están equipados con un filtro de partículas; los turbodiésel, con filtro de partículas, catalizador de absorción de óxidos de nitrógeno NOx y catalizador selectivo de reducción.

Tres cajas de cambio

Tres tecnologías de caja de cambio están disponibles. El BMW 116d, el BMW 118d y el BMW 118i tienen de serie una caja manual de seis velocidades de nuevo desarrollo. La caja de cambios de siete velocidades con doble embrague Steptronic se puede solicitar opcionalmente en el 116d y el 118i. Y la de ocho velocidades Steptronic, en opción en el 118d y de serie en el 120d xDrive, es de tipo Sport en el M135i xDrive; se distinguen por una suavidad aún mayor y propiedades acústicas mejoradas. La conectividad inteligente permita a ambas cajas de cambio automáticas adaptar su estrategia de cambio a la carretera y las condiciones de circulación.

Un gran número de innovadores sistemas de asistencia a la conducción implementados en el Serie 1 se han tomado de modelos superiores en la gama BMW y se utilizan por primera vez en el segmento compacto prémium. Dependiendo del sistema, se emplean para monitorizar el entorno del vehículo las imágenes de cámara, y los datos recogidos por el radar o los sensores ultrasónicos. Y, con esa información, bien alertan al conductor del peligro o bien minimizan el riesgo de accidente por medio de actuaciones correctivas en frenos y dirección.

Según la situación, el sistema puede detener del todo al BMW Serie 1, evitando una colisión o mitigando sus consecuencias. También es equipo de serie el sistema Lane Departure Warning con retorno activo al carril, que funciona entre 70 y 210 km/h. Entre las opciones está el Active Cruise Control, operativo hasta 160 km/h en coches con cambio automático y función Stop & Go, además del Driving Assistant, que comprende el aviso de colisión trasera y aviso de tráfico transversal posterior.

Asistente de marcha atrás

El BMW Serie 1 facilita el aparcamiento mediante la cámara de visión trasera o el Parking Assistant. Este último proporciona asistencia al aparcar en línea o en batería, además de asistencia para abandonar el aparcamiento cuando es en línea. Como primicia en el segmento prémium compacto, el asistente de marcha atrás almacena los movimientos de la dirección cuando el coche se ha movido hacia adelante a no más de 36 km/h. Posteriormente, el sistema dirige al vehículo marcha atrás exactamente por la misma trayectoria que siguió cuando avanzaba, hasta 50 m de distancia y a una velocidad hasta 9 km/h.

Disponible opcionalmente, la llave digital del Serie 1 permite a los usuarios abrir y cerrar el vehículo con el «smartphone», lo que hace innecesaria la llave convencional. El motor puede arrancarse en cuanto el móvil esté en la bandeja para el teléfono, donde se puede cargar de forma inalámbrica. El Intelligent Personal Assistant conoce todas las funciones del coche. Tras iniciar el sistema diciendo 'Hola, BMW', el conductor puede activar su coche, acceder a sus funciones y obtener información simplemente hablando. Este sistema de ayuda al conductor puede aprender rutinas, ajustes preferidos y hábitos para aplicarlos en el contexto más apropiado.