Mercedes CLA, un coupé de cuatro puertas

Mercedes CLA, un coupé de cuatro puertas

El nuevo Mercedes CLA combina estilo deportivo, con la seguridad y funcionalidad de una berlina

MANU CORTÉS

La primera versión del Mercedes CLA supuso un éxito de ventas con unas 750.000 unidades vendidas desde 2013. Esta generación de modelos compactos ha contribuido de forma esencial al rejuvenecimiento y la renovación de la imagen de Mercedes, ya que los clientes del CLA se encuentran entre los más jóvenes de la cartera de la marca alemana.

El nuevo Mercedes-Benz CLA Coupé ofrece un sinfín de soluciones sofisticadas como el asistente para el interior MBUX, que interpreta movimientos de las manos para reconocer los deseos de los ocupantes y dota al habitáculo de una especial inteligencia. También ofrece funciones de navegación con realidad aumentada y comprensión de comandos de voz indirectos. A esto se suman diversos detalles que mejoran la aerodinámica del coche y nuevas funciones del paquete de asistencia a la conducción de Intelligent Drive.

El CLA 250, estará equipado inicialmente con el potente motor de gasolina de cuatro cilindros de 225 caballos de potencia, con el cambio automático 7G-DCT de «doble embrague». En la fecha de lanzamiento al mercado, que tendrá lugar en mayo, se dispondrá también de la amplia gama actual de motores turbodiésel y de gasolina de la Clase A, con cambio manual de seis marchas o automático tipo «doble embrague» y con tracción integral 4MATIC.

Carácter de coupé

A pesar de disponer de una carrocería de cuatro puertas, el diseño subraya el carácter de coupé del CLA con su forma estilizada y elementos estilísticos como el capó con resaltes longitudinales y la matrícula situada a un nivel más bajo, en la zaga del vehículo. La combinación de una silueta alargada por encima de las ventanillas con las puertas sin marco confiere al CLA un inconfundible carácter deportivo. Las ruedas enrasadas con la superficie exterior de la carrocería, los pasos de ruedas moldeados y el mayor ancho de vía acentúan también el dinamismo del vehículo.

Al igual que en la nueva Clase A de Mercedes, una de las claves del CLA es la singular arquitectura del tablero de instrumentos. Se ha renunciado por completo a una visera sobre el puesto de conducción. Gracias a esta modificación, el cuerpo básico del tablero de instrumentos con su forma de ala se extiende sin solución de continuidad entre las dos puertas delanteras. La sección inferior está separada del cuerpo principal del tablero de instrumentos por una «hendidura» óptica que hace que parezca flotar libremente por delante del salpicadero. Otro aspecto destacado son los difusores de ventilación en diseño de turbina.

Una vez en marcha, el amplio ancho de vía del nuevo CLA (en comparación con el modelo anterior, 63 mm adicionales delante y 55 mm detrás) y el centro de gravedad bajo son dos cualidades clave que permiten ofrecer las prestaciones más deportivas entre todos los modelos de la nueva generación de vehículos compactos de Mercedes. A esto cabe añadir su equipamiento técnico, con un eje multibrazo, una dirección directa incluida de serie y apoyos hidráulicos delante. Un estabilizador de mayor diámetro reduce la inclinación lateral al trazar curvas. En opción puede equiparse una amortiguación variable activa, que permite elegir en cada momento entre un reglaje confortable y otro netamente deportivo.

El sistema MBUX (Mercedes-Benz User Experience), un ordenador de alto rendimiento, pantallas y gráficas brillantes, visualización personalizable, un Head-up-Display a todo color, navegación con realidad aumentada, «software» con capacidad de aprendizaje y la palabra clave «Hey Mercedes», para iniciar el mando fónico, ha roto moldes en el sector de la automoción. Ahora, la empresa alemana da un paso más adelante. El asistente MBUX facilita un manejo más natural. El mando fónico tiene respuestas de actualidad en una variedad cada vez mayor de campos temáticos. El asistente de voz entiende comandos en lenguaje coloquial y responde a preguntas cada vez más complejas. Además, el sistema de asistencia por voz ya no acusa las interferencias que suponían antes las conversaciones de los demás ocupantes del vehículo. Responde solo a los comandos de la última persona que ha activado el sistema.

Ficha técnica Mercedes CLA 250 Coupé

Combustible:
Gasolina
Potencia:
225 caballos
Par motor:
350 Newton metro
Cambio:
Automático 7 marchas
Velocidad:
250 km/h.
0 a 100 km/h.:
6,1 segundos
Consumo:
6,0 litros
Emisiones CO2:
140 gr/km.
Largo:
4,69 m.
Ancho:
1,83 m.
Alto:
1,44 m.
Maletero:
460 litros
Precio (estimado):
Desde 40.000 euros

Una vez más, Mercedes sorprende en su nuevo CLA con un coeficiente aerodinámico récord de CX 0,23. Los trabajos de perfeccionamiento se notan en el caso del faldón trasero, la calandra del radiador, la altura del difusor y los alojamientos de las luces antiniebla. Otra novedad son los deflectores de los pasos de rueda con aletas en dirección longitudinal. Estos componentes ayudan a dirigir la corriente de aire en torno a las ruedas de manera que se produzcan las mínimas pérdidas.

El CLA dispone de la versión más actual de los sistemas de asistencia a la conducción, y se erige de ese modo en el vehículo con mayor nivel de seguridad activa en su segmento. Por primera vez, el CLA puede circular de forma semiautomática en determinadas situaciones. Los sistemas mejorados de cámaras y sensores de radar tienen un alcance de hasta 500 metros. Al mismo tiempo, el CLA utiliza los datos de los mapas de carreteras y de navegación para las funciones de asistencia. Gracias a estos datos, el asistente activo de distancia Distronic, que forma parte del paquete de asistencia a la conducción opcional, puede ayudar en numerosas situaciones y adaptar la velocidad del vehículo -por ejemplo, al acercarse a curvas, cruces o rotondas- en función del trazado de la ruta prevista. A ello se añaden, entre otros, el asistente activo de parada de emergencia y el de cambio de carril de funcionamiento intuitivo.

El nuevo CLA está equipado de serie con un asistente de frenado activo con funciones ampliadas. En función de la situación, este equipo puede ayudar eficazmente a evitar una colisión por alcance con vehículos precedentes que circulan a menor velocidad, que están frenando o que están detenidos, e incluso con peatones o ciclistas que atraviesan la calzada, o al menos a reducir las consecuencias de un accidente.

El detector activo de cambio de carril (de serie) puede advertir al conductor mediante vibraciones del volante de una salida involuntaria del carril en la gama de velocidad de 60 a 200 km/h, y reconducir el vehículo a la vía prevista mediante una intervención asimétrica en los frenos si se sobrepasa una línea continua. Si la línea sobrepasada es discontinua, el sistema interviene en los frenos solo cuando existe peligro de colisión con vehículos circulando por el carril adjunto (también si se trata de vehículos circulando en sentido contrario).

El sistema Presafe Plus puede reconocer el peligro de una colisión por detrás. Si persiste el peligro, el sistema puede activar los frenos del vehículo detenido para inmovilizarlo y reducir así el impulso hacia delante resultante del impacto, con lo que disminuye el riesgo de lesiones para los ocupantes.

Otro ejemplo de alta tecnología del CLA son los faros Multibeam led disponibles como opción. Estos elementos hacen posible una adaptación por vía electrónica extremadamente rápida y precisa de la luz de marcha al estado actual del tráfico. Cada faro del CLA integra 18 diodos luminosos que pueden activarse individualmente. El color de la luz led, similar al de la luz natural, fatiga menos la vista e influye positivamente en la concentración del conductor. También las luces traseras están disponibles con técnica led integral.