Audi Q3, cambio radical

La segunda generación del Audi Q3, desde 35.880 euros

MANU CORTÉS

El nuevo Audi Q3 ofrece un diseño mucho más deportivo que su predecesor, con la nueva parrilla delantera Singleframe de diseño octogonal (heredada de sus «hermanos mayores» Q7 y Q8), grandes entradas de aire, prominentes pasos de rueda y faros con tecnología led en todas las versiones. Si lo comparamos con la primera generación, crece en prácticamente todas las dimensiones. Su longitud es de 4,48 metros, la anchura es de 1,85 m y la altura se queda en 1,58 m; la distancia entre ejes gana 77 mm, lo que permite ofrecer un gran espacio interior.

Al mismo tiempo, el Q3 resulta muy versátil, gracias a la posibilidad de desplazar longitudinalmente los asientos traseros y de regular la inclinación de sus respaldos, al piso de carga ajustable en tres niveles de altura y a los numerosos compartimentos de almacenamiento. En función de la posición de los asientos traseros, el volumen del maletero varía entre 530 en posición normal y 1.525 litros, con los respaldos abatidos.

Los precios del nuevo Audi Q3 parten desde 35.880 euros para la versión gasolina 35 TFSI con cambio manual de seis velocidades (38.270 euros con el cambio automático S Tronic), que supone el acceso a la gama. Los precios para el Audi 35 TDI S Tronic con motor turbodiésel de 150 caballos comienzan desde 37.350 euros.

Buena habitabilidad

Como es ya una característica clave de un vehículo SUV, el Audi Q3 combina un acceso fácil al habitáculo con una buena habitabilidad y, en este caso, además, con una posición de conducción deportiva. Los asientos ofrecen el confort para viajes largos propio de vehículos de segmentos superiores. Entre las características más destacadas, además de la pantalla táctil de 22,3 cm integrada, se encuentra de serie desde la versión de acceso a la gama la instrumentación digital Audi virtual Cockpit con pantalla de 26 cm, que puede ampliarse hasta los 31,2 cm de forma opcional.

Junto con el sistema de navegación MMI plus, el conductor controla la amplia gama de sistemas de información y entretenimiento a través de la pantalla táctil que pasa a ser de 25,5 cm situada en la consola central, y orientada de forma hacia el conductor, junto con los controles de la climatización. Su manejo es intuitivo y sencillo gracias a la estructura de sus menús, y alternativamente, también se puede utilizar el sistema de control por voz.

La segunda generación del Audi Q3 ofrece una innovadora gama de sistemas de asistencia a la conducción. Entre ellos destaca el asistente de conducción adaptativo. Disponible opcionalmente en las versiones con cambio automático S Tronic, incorpora la función de asistente de velocidad adaptativa, asistencia en tráfico congestionado y mantenimiento activo de carril de circulación, lo que ayuda enormemente al conductor mediante el control longitudinal y lateral del vehículo.

El nuevo Audi Q3 se lanza al mercado con tres motores TFSI de gasolina y dos turbodiésel TDI. Todos los motores son unidades de cuatro cilindros, con inyección directa y turbocompresor. La transmisión puede ser manual de seis velocidades o una rápida caja de cambios automática S Tronic de siete marchas.

Ficha técnica Audi Q3

Modelo:
35 TFSI / 35 TDI Quattro
Combustible:
Gasolina / gasóleo
Motor:
4 cilindros
Cilindrada:
1.498 cm3 / 1.968 cm3
Potencia:
150 caballos / 150 caballos
Tracción:
Delantera / A las 4 ruedas
Cambio:
Manual 6 vel.
Velocidad:
211 km/h. / 211 km/h.
0 a 100 km/h.:
9,3 segundos / 9,3 segundos
Consumo:
6,0 litros / 5,5 litros
Emisiones CO2:
139 g/km / 145 g/km.
Largo:
4,48 m.
Ancho:
1,85 m.
Alto:
1,58 m.
Maletero:
530 litros
Precio (desde):
35.880 euros / 37.200 euros

El motor de acceso a la gama es el Q3 35 TFSI de 1.5 litros de cilindrada y 150 caballos de potencia. Cuenta con el sistema de «cilindros a demanda», que desactiva los cilindros número 2 y 3 de forma temporal cuando el motor funciona a bajo y medio régimen de giro, lo que contribuye a reducir el consumo. Con el cambio manual de seis velocidades, acelera de 0 a 100 km/h en 9,6 segundos y alcanza una velocidad máxima de 211 km/h. El 2.0 litros TFSI con cambio S Tronic y tracción total Quattro constituye el siguiente nivel en la gama de motores de gasolina; se ofrece en dos versiones de potencia, con 190 y 230 CV.

En la gama diésel, el modelo Q3 35 TDI S Tronic rinde 150 caballos de potencia y unos muy notables 340 Newton metro de par máximo entre 1.750 y 3.000 vueltas. Esta versión acelera de 0 a 100 km/h en 9,2 segundos y su velocidad máxima es de 207 km/h; el consumo medio es de 5,5 litros de gasóleo cada 100 kilómetros. Por encima se sitúa el Audi 40 TDI Quattro S Tronic (consumo medio de 5,6 litros), con una potencia de 190 caballos. Su aceleración hasta los 100 km/h desde parado es de tan solo 8 segundos, con una velocidad máxima de 221 km/h.

Todas las versiones del Audi Q3 cuentan de serie con un completo equipamiento que incluye faros con tecnología led, llantas de aleación ligera de 17 pulgadas de diámetro, climatizador de dos zonas y equipo de radio con seis altavoces. Entre los sistemas de asistencia destacados, algunos de ellos presentes por primera vez en el Q3, se encuentran los Audi pre sense Basic y Audi pre sense frontal, o el avisador de salida involuntaria de carril, que forman parte del equipamiento de serie.

Cinco estrellas en seguridad

El nuevo Audi Q3 dispone de la calificación máxima de cinco estrellas en materia de seguridad activa y pasiva según las pruebas efectuadas por el organismo europeo Euro NCAP (Programa de Evaluación de Coches Nuevos). Para conseguir dicha calificación de cinco estrellas, un vehículo tiene que obtener valoraciones muy altas en todos los criterios de evaluación. El Q3 lo hace con éxito, tanto en la categoría de protección para los ocupantes adultos, como en seguridad infantil, en protección de peatones y en lo referido a dispositivos de asistencia a la conducción.

Los sistemas de seguridad que apoyan de forma activa a la conducción, como el sistema el frenado automático de emergencia en ciudad y autopista, se incluyen en la evaluación general que realiza Euro NCAP con una ponderación de un 40 % al valorar la seguridad para los ocupantes adultos, un 20 % en el caso de los peatones y otros usuarios vulnerables en la carretera y un 20 % en los asistentes de seguridad.

También se sitúa en lo más alto en lo referido a la protección de los pasajeros. La columna vertebral de la célula que forma el habitáculo está realizada con aceros de alta resistencia conformados en caliente. Su combinación sienta las bases para proporcionar un elevado nivel de protección en caso de colisión.