El Peugeot 208 y 2008 con el motor diésel 1.6 BlueHDi

El Peugeot 208 y 2008 con el motor diésel 1.6 BlueHDi

Con esta tecnología, que reduce al mínimo las partículas más perjudiciales de los propulsores de gasóleo, el 208 emite 94 g/km de CO2 y solo dos gramos más el 2008

Peugeot incrementa su oferta de motores para el segmento B con una de las versiones de la familia BlueHDi, una tecnología innovadora en los diésel que se caracteriza por una mínima emisión de las partículas más nocivas que se expulsan al medioambiente. Se trata del motor 1.600 con una potencia de 120 caballos que se equipa en el 208 y 2008. El primero se comercializa desde 18.180 euros y el segundo a partir de 21.950 euros.

Los dos modelos, que ya cumplen con la exigente normativa Euro6, ofrecen un consumo muy bajo, que se reduce a solo 3,4 litros cada 100 kilómetros en el caso del 208 y 3,7 l/100 km en el 2008; las emisiones respectivas son de 94 y 96 gramos por kilómetro.

Esta tecnología BlueHDi es la denominación de los nuevos diésel del Grupo PSA y con la particularidad de al combinar tres elementos como el filtro antipartículas con un aditivo especial, el catalizador y el dispositivo de arranque y parada automático, consigue una drástica reducción tanto del óxido de nitrógeno (NOx) de hasta un 90 % como de la eliminación del 99,9 % de las partículas, amén de la optimización de las emisiones de CO2 y el consumo de combustible.

El proceso se realiza en tres etapas: en la primera el catalizador de oxidación acaba con los hidrocarburos no quemados y el monóxido de carbono, que se convierten en agua y dióxido de carbono; en una segunda, el catalizador transforma, gracias a una mezcla de urea y agua llamada AdBlue, los NOx en agua y nitrógeno, y por último, el filtro antipartículas elimina la práctica totalidad de las mismas.

Con la incorporación del motor diésel de 120 caballos, el Peugeot 208, que es el compacto de la marca, es la opción idónea para el usuario que realiza un elevado kilometraje al año y no necesita obligatoriamente un coche muy amplio. La combinación de buenas prestaciones y un mínimo consumo está asegurada. En el 2008, cuya carrocería es tipo crossover urbano, gasta un poquito más que su hermano pequeño por el mayor peso y la peor aerodinámica pero la diferencia es poco significativa.