El BMW X1 se renueva

El BMW X1 se renueva

Cambios en el diseño y una nueva mecánica híbrida enchufable que llegará en 2020

La gama X1 se actualiza. Un diseño más moderno, con una buena versatilidad e innovadores elementos de equipamiento y, por otra parte, motores eficientes de tres y cuatro cilindros, posibilidad de tracción total y una futura tecnología híbrida enchufable que llegará el año que viene.

La nueva imagen se modifica en la parte delantera y en la trasera. Según el nivel de equipamiento, con los términos xLine, Sport y M Sport, varía con distintos adornos de la carrocería. El M Sport es el más deportivo, con una altura de la carrocería menor por la suspensión rebajada, molduras específicas y el paquete aerodinámico M.

El frontal del nuevo modelo destaca por una parrilla de mayor tamaño, con los clásicos riñones que se unen en el centro. Los faros led, más estilizados, son autoadaptables y el paragolpes integra los faros antiniebla led con unas tomas de aire de mayor tamaño. Detrás, la inserción en el faldón posterior adopta el color de la carrocería. Otro aspecto que llama la atención es la proyección led sobre el suelo de la imagen X1 a la altura del retrovisor exterior cuando se abre el coche.

El nuevo X1, que se lanzará el próximo verano, equipa motores de gasolina y diésel que van a cumplir la exigente normativa de emisiones EU6d-temp, mientras que los diésel sDrive16d y xDrive25d, ya lo hacen con la EU6d. La potencia se transmite a las ruedas delanteras o por el sistema de tracción total xDrive.

El modelo de acceso a la gama es el sDrive16d con una potencia de 116 CV, disponible con caja de cambios manual de seis velocidades o automática de siete velocidades con doble embrague. En la variante manual, el consumo combinado parte desde 4,1 l/100 km. En el caso del más potente xDrive25d desarrolla una potencia máxima de 231 CV y un par máximo de 450 Nm; acelera de 0 a 100 km/h en solo 6,6 segundos.

Encuadrado dentro del proceso de electrificación de la gama BMW, ya se anuncia el X1 xDrive25e, con sistema de propulsión híbrido enchufable, cuyo lanzamiento está previsto para el año próximo.

En el interior, hay tres nuevas variantes de tapicería y destaca las costuras de contraste en el salpicadero, negro en la parte superior y del color de la tapicería en la inferior, para los tres niveles de equipamiento. Los bordes de las alfombrillas tienen también costuras de contraste.

La instrumentación llama la atención por la pantalla de información central, de serie de 6,5 pulgadas. Si se solicita el sistema de navegación, la pantalla puede ser de 8,8 pulgadas o la nueva táctil de 10,25 pulgadas. Las posibilidades de controlar el navegador permite utilizar el controlador BMW iDrive, por voz o con la pantalla táctil.

La pantalla de información central constituye la plataforma para explorar el sistema de info-entretenimiento y para acceder a los servicios digitales de Connected Drive, cuya última versión se ofrece opción en el X1. En las plazas traseras es posible abatir el asiento trasero en tres secciones (40:20:40) y, opcionalmente, es posible un desplazamiento longitudinal de hasta 13 centímetros.

Para las llantas, la oferta es de cuatro nuevos diseños y la gama de pinturas para la carrocería es de tres nuevos colores: Jucaro Beige metalizado, Misano Blue metalizado (específico para la versión M Sport) y el novedoso Storm Bay metalizado.