Mercedes Clase C 300, nuevas versiones híbridas

Mercedes Clase C 300, nuevas versiones híbridas

Modelos más eficientes y dinámicos con propulsores diésel y gasolina

La Clase C de Mercedes se amplía con nuevas versiones híbridas. Por primera vez, se combina esa tecnología con un motor diésel de última generación, también se comercializa una variante con el dispositivo EQ Boost de 48V y más adelante llegará un híbrido enchufable con un propulsor de gasolina.

El nuevo C 300 diésel híbrido enchufable con tecnología EQ Power combina el motor diésel más moderno de la marca con un sistema con posibilidad de carga externa, equipado con una batería de iones de litio. La mecánica de cuatro cilindros desarrolla 194 CV de potencia y va asociada a una caja de cambios automática de nueve marchas. Una transmisión que lleva integrado un motor eléctrico capaz de incrementar la entrega de potencia hasta superar los 300 caballos de forma conjunta.

La batería es posible recargarla de un 10 % a tope en hora y media si se conecta a una Mercedes Wallbox para aprovechar toda la potencia de este dispositivo. Si se utiliza una toma de corriente doméstica convencional el periodo de carga aumenta a unas cinco horas. Es capaz de recorrer hasta 57 kilómetros en modo eléctrico y dispone de la etiqueta Eco de la DGT.

En marcha, el asistente Eco utiliza de forma anticipada los datos de todos los sistemas de asistencia a la conducción, como el sistema de navegación, y asiste al conductor para practicar un estilo de conducción más eficiente y de bajo consumo. Se calcula con precisión el momento en que el conductor debería levantar el pie del acelerador con el fin de aprovechar la inercia del vehículo y cargar la batería. Si se ha introducido un destino en el navegador se preserva la carga de la batería para utilizarla en los tramos urbanos.

Además, el conductor puede seleccionar el programa de conducción deseado y el modo de servicio que desee e influir en sus parámetros. La calefacción y el aire acondicionado funcionan con independencia del motor de combustión y permiten climatizar el habitáculo antes de iniciar la marcha, tanto en verano como en invierno. Esta versión se comercializa tanto en berlina (desde 50.125 euros) como con carrocería Estate o familiar (desde 52.100 euros).

La otra opción es el motor de gasolina que incorpora la tecnología de hibridación suave EQ Boost basada en una red de 48 V. Consta de un dispositivo con un alternador que sirve para apoyar al motor térmico y también mejora las prestaciones. Es una mecánica de cuatro cilindros de dos litros de cilindrada y una potencia del propulsor de combustión de 258 CV. Las prestaciones son brillantes, con una aceleración de cero a cien de 5,9 segundos para el berlina. El precio arranca en 55.375 euros.