DS 5, entre el refinamiento y la tecnología

DS 5, entre el refinamiento y la tecnología

Representa el modelo alto de gama, muestra la nueva identidad más vanguardista de la marca y revive la tradición del legendario Tiburón

DS, la joven marca del grupo PSA (Peugeot y Citroën) lanzada el verano pasado, acaba de mostrar su nuevo alto de gama, el DS 5, que supone hasta el momento el buque insignia del fabricante. El modelo, que incorpora la nueva identidad de diseño, recuerda 60 años después al DS original, conocido como el Tiburón.

El nuevo modelo quiere ser fiel reflejo de lo que representó el antiguo vehículo de coche francés alto de gama. Diseño más vanguardista, refinamiento, máxima atención al detalle, apuesta por las nuevas tecnologías y comportamiento, son algunas de las cualidades de los automóviles DS, presentes y futuros. El DS 5 es el primero en mostrar la identidad de la marca, expresada en su nuevo frontal, con una calandra de formas verticales en la que destaca el emblema DS en el centro enmarcado en las DS Wings.

La calandra hexagonal destaca por su diseño gráfico y lleva un contorno cromado; su diseño se prolonga por dos alas luminosas que alcanzan los faros. Los grupos ópticos son proyectores de xenón, por supuesto con led e incorpora intermitentes secuenciales. Estos faros son un elemento clave en la imagen del frontal, y además de ofrecer una gran calidad de iluminación, muestran el refinamiento y el cuidado por los detalles que caracterizan a DS. Lanzados el pasado julio en el DS 3, aparecerán en todos los modelos de la marca.

Si el nuevo frontal es bien característico, visto de perfil el nuevo DS 5 se reconoce por la moldura cromada que va desde el extremo de los proyectores hasta las ventanillas delanteras. En la parte trasera destaca el original diseño de los pilotos con seis guías de luz y dos grandes tubos de escape. Gracias a unas vías muy anchas, los grandes neumáticos y las vistosas llantas, la imagen en conjunto es muy llamativa.

El interior se basa en el mundo de la aeronáutica. El techo dispone de tres focos de luz que crea un ambiente novedoso y personalizable. El puesto de conducción está diseñado expresamente en torno al conductor, de forma que los mandos principales se distribuyen sobre dos consolas centrales, una más baja y otra integrada en el techo, que cuentan con pulsadores, ruedas e interruptores específicos, en una apuesta que se inspira en la cabina de los aviones.

La atención por el detalle se pone de manifiesto en el uso de materiales como el aluminio en los agarradores de las puertas, el metal en el pomo de la palanca de cambios y el cuero. Los asientos van tapizados en un cuero de semianilina conocido como Bracelet y se ofrecerán otros tres tipos de piel, como el cuero napa "pleine fleur".

El salpicadero lo preside una pantalla táctil en color, con un nuevo sistema que ofrece un acceso sencillo a todas las funciones del vehículo, desde el sistema de navegación a la música; es más sencillo de utilizar al eliminarse 12 mandos en la consola central. Esta pantalla de última generación permite también la prestación New Mirror Screen, es decir, interactuar con nuestro teléfono móvil y las distintas aplicaciones.

En el equipamiento se anuncian asientos eléctricos con memoria y función masaje, acceso y arranque por manos libres, que incluye también las puertas traseras, retrovisores exteriores térmicos y el retrovisor interior electrocrómico, climatización automática bizona o el equipo de música de la firma Denon.

El DS 5 incorpora los últimos motores del Grupo PSA tanto en gasolina como en diésel y se va a comercializar una variante con tecnología híbrida 4 x 4. En gasolina la oferta se reduce, de momento, a un solo propulsor de 165 caballos con cambio automático mientras que en gasóleo la gama se compone de la familia con la última tecnología BlueHDi de 120, 150 y 180 caballos de potencia. El híbrido combina un motor diésel HDi con otro eléctrico. Para finales de este año está prevista la llegada de una mecánica de gasolina con 210 caballos y cambio manual de seis velocidades. Todos cumplen la exigente norma Euro 6.

El motor de gasolina, asociado a una caja de cambios automática de seis velocidades, consume 5,9 l/100 km en ciclo mixto, con unas emisiones de CO2 de 135 g/km, lo que supone una mejora de 30 g/km y de un 18 % en consumo en comparación con el THP de 155 caballos Euro 5. El nuevo, con sistema de arranque y parada automático, destaca porque el par máximo se alcanza a partir de solo 1.400 rpm, y ese valor permanece constante hasta 4.000 rpm, lo que garantiza un mayor agrado de conducción.

Los diésel, se han diseñado para dañar lo menos posible el medioambiente, y gracias a un catalizador situado antes que el filtro de partículas aditivado, es capaz de reducir hasta un 90 % las emisiones de NOx y disminuir hasta un 4 % las emisiones de CO2. Los propulsores de 120 y 150 caballos llevan cambio manual de seis velocidades, con un consumo medio de 3,8 y 4,4 litros respectivamente. Por su parte, el más potente de 180 CV, con cambio automático de seis relaciones, rinde un elevado par de 400 Nm y gasta incluso una décima menos que el de 150 CV, con unas emisiones de solo 110 gramos por kilómetro.

El DS 5 Hybrid 4 x 4 dispone de una tecnología similar a la ya empleada en algunos modelos de Citroën y Peugeot. La combinación del motor diésel y el eléctrico resulta en conjunto una potencia de 200 caballos con función "boost" en aceleración y unas emisiones de CO2 muy reducidas (90 g/km) y un consumo de 3,5 l/100 km. El Hybrid permite disponer de cuatro modos de conducción. Gracias a un mando ubicado en la consola central, el conductor puede elegir entre Auto, Zero Emission Véhicle (eléctrico), cuatro ruedas motrices (las delanteras movidas por el motor térmico y las traseras por el eléctrico) y Sport (combinación del eléctrico y el de gasolina).

Los sistemas de asistencia al conductor van a estar disponibles desde el primer nivel de acabado. Es el caso del ángulo muerto, la alerta de cambio involuntario de carril con cámara y los faros inteligentes Smartbeam que, junto a la iluminación estática de intersección con función Cornering Light, mejoran el alumbrado. Otros ya habituales como la ayuda al arranque en pendiente, el ESP con control de tracción inteligente o la cámara de marcha atrás se añaden a un total de al menos una decena de equipamientos de seguridad disponibles en este modelo.

El coche se presenta en el Salón de Ginebra a primeros de marzo y se comercializará en Europa a partir de junio.