Citroën C4, aire fresco

Citroën C4, aire fresco

Llega la segunda generación del Citroën C4. Pequeños cambios en el diseño, tecnologías para mejora de la seguridad y motores de última generación son sus principales credenciales

Es una de las referencias en el segmento. El C4, a la venta desde 2010, le tocaba una renovación que llega en estas primeras semanas del año. La nueva carrocería no se caracteriza por cambios espectaculares. Sí son nuevos los grupos ópticos, con luces diurnas de led, que transmiten una imagen renovada. En el interior, destacan las nuevas tapicerías y un salpicadero que gana en sencillez con la nueva pantalla táctil central de 7 pulgadas, que agrupa todas las funciones multimedia y de navegación, además de los sistemas de asistencia que facilitan una conducción más segura.

El coche estrena tecnologías para una mayor facilidad de uso tanto desde el punto de vista del confort como el de la seguridad. Es el caso del sistema de acceso y arranque manos libres, la ayuda a la salida en pendiente, el control de tracción inteligente y el sistema de vigilancia del ángulo muerto. Asimismo, se refuerza la conectividad con Citroën Connect Box, que incluye llamada de urgencia y asistencia localizadas, una guía de mantenimiento virtual y un módulo de conducción ecológica accesible a través de internet.

En el frontal del nuevo C4 destacan los chevrones cromados, que hacen de unión entre los faros y el capó, que redondea sus formas al acercarse a los flancos. Los nuevos grupos ópticos, con dos módulos cromados en 3D sobre un fondo negro que refuerzan la calidad percibida, da la impresión de que se van afilando hacia los costados. En la parte trasera, las nuevas luces de efecto 3D otorgan una imagen más tecnológica y resaltan la limpieza de líneas en el portón del maletero.

Los cambios en el interior afectan principalmente al diseño del salpicadero, con una imagen moderna y una pantalla táctil de 7. Mejoran los materiales como la piel slush, que incorpora un tratamiento especial para suavizar el tacto del salpicadero y hay pequeños detalles cromados en los mandos del volante, los aireadores y la palanca de cambios. Los asientos disponen de dos nuevas tapicerías de tonos sobrios. Además, se ha mejorado el nivel sonoro con materiales más absorbentes.

La habitabilidad del C4 sigue siendo uno de los puntos fuertes, gracias a una distancia entre ejes de 2,61 metros y a una banqueta trasera con un amplio espacio a la altura de los codos de 1,45 metros. Las mismas de la carrocería son las mismas que las de la versión anterior, con 4,33 m de longitud, 1,79 m de anchura y 1,49 m de altura. El maletero, con 408 litros de capacidad, destaca por su forma cúbica y un bajo umbral de carga que permite que las operaciones de carga y descarga de bultos pesados sea menos laboriosa.

La nueva gama Citroën C4 incorpora nuevas motorizaciones que cumplen la normativa Euro 6. Son dos motores PureTech de gasolina y otros dos BlueHDi en las versiones diésel. Los propulsores de gasolina de tres cilindros utilizan tecnologías innovadoras, más eficientes y económicas, con las que se consigue una reducción de hasta un 25 % en el consumo de carburante. Desarrollan 110 y 130 caballos de potencia, este último con el nuevo cambio automático de seis relaciones.

Con el sistema de parada y arranque automático el motor PureTech de 130 CV tiene un consumo medio de solo 4,9 l/100 km y rebaja en 49 gramos por kilómetro las emisiones de CO2 en comparación con el motor VTi 120 al que sustituye, con una cifra total de 113 g/km.

Desde finales de 2013 Citroën ofrece una nueva generación de motores diésel llamada BlueHDi. Una tecnología que rebaja drásticamente del límite de emisiones de los óxidos de nitrógeno (NOx) y la reducción de las emisiones de CO2 (hasta un 4 %) permite a la marca no tener ningún problema en cumplir las futuras reglamentaciones Euro 6. La nueva gama Citroën C4 equipa los motores diésel BlueHDi 100 y BlueHDi 120 S&S 6V.

Con una cilindrada de 1.560 c. c. desarrollan 100 y 120 CV y la cifra de par máximo se logra a solo 1.750 revoluciones para una mejor respuesta del motor a bajas vueltas en marchas largas. También con sistema de parada y arranque automático, los dos motores gastan exactamente igual en ciclo combinado: 3,6 l/100 km. Las emisiones de CO2 son de 95 g/km. Los motores BlueHDi, con la ayuda de un componente denominado Adblue (mezcla de agua y urea), el catalizador y el filtro de partículas, elimina hasta el 99,9 % de las partículas.

El equipamiento de los nuevos C4 se estructura en varios niveles de acabado, desde el que da acceso a la gama con el nombre de Live, hasta el más completo Shine. El precio máximo recomendado con operación promocional incluida abarca desde 15.920 euros del C4 110 CV de gasolina hasta los 22.820 euros del C4 BlueHDi de 150 CV con equipamiento Shine.