Vuelta al cole con un gasto cercano a los 300 euros por alumno en libros y material

A última hora hay que comprar parte del material. /Avelino Gómez
A última hora hay que comprar parte del material. / Avelino Gómez

Los libros de texto suponen un desembolso importante para las familias

SILVIA DE DIEGO

Hoy se inicia el curso escolar con un claro protagonista , la cartera familiar. El arranque de la nueva etapa educativa supone, año tras año, un importante desembolso que se traduce en muchos casos en un gran esfuerzo. El importe económico por alumno varía en función del centro y del curso escolar aunque es cierto que de media entre material escolar y libros se superan con creces los 250 euros. «En nuestro caso con dos hijos, hemos gastado cerca de 500 euros sólo en uniforme y ropa a lo que hay que añadir otros 439 euros en libros sin olvidar las actividades extraescolares», asegura una familia de cuatro miembros cuyas hijas estudian en Sagrada Familia. En similares características se encuentra otra familia, también de cuatro miembros, con dos hijos de 10 y 16 años que estudian en Sagrados Corazones. «Entre libros y material escolar unos 660 euros, en ropa y calzado unos 160, el clickedu 25 a lo que hay que sumar los 348 euros mensuales de la cuota de Bachillerato y las actividades deportivas que practican fuera del centro. Con dos hijos se supera y con creces los 1.000 euros», matizan.

Los libros de texto suelen llevarse la mayor parte del presupuesto y, ante este reto varias son las medidas que se plantean las familiar en busca del ahorro. . A lo largo de la pasada semana los padres del Instituto Montes Obarenes ponían en práctica la reutilización de libros. «Hasta hace dos años se hacía cargo el propio centro pero tras la implantación por parte de la Junta de Castilla y León del Programa Releo ya no era posible así que decidimos asumir nosotros la misión, somos padres y madres voluntarios y la actividad no tiene que ver ni con el AMPA ni con el centro», subrayan. Los usuarios que participan nos entregan los libros y nosotros lo que hacemos es separarlos por clase y por curso. De Bachiller no suele venir nada. Realizamos un control de los libros de texto que nos entregan. Si entregas cinco, si se puede se te entregan cinco también. Se trata, en definitiva, de un sistema de intercambio de libros».

Releo

Por lo que se refiere al Programa «RELEO PLUS se articula en dos fases. Una primera fase de concesión directa de ayudas en especie o dinerarias, dirigidas a todo el alumnado que curse educación primaria o educación secundaria obligatoria en centros docentes de la Comunidad de Castilla y León y cuya renta de la unidad familiar no supere en 2 veces y medio el IPREM en 2018, es decir 18.798, 97 euros.

El alumnado beneficiario de estas ayudas recibirá como ayuda en especie los libros de texto del Banco de libros ubicado en el centro donde curse sus estudios, y solo en el caso de que en éste no se dispusiera de las existencias requeridas se le entregará una ayuda dineraria por el importe de la adquisición de los libros necesarios con el límite establecido en el apartado sexto y previa justificación. La concesión de ayudas económicas será por tanto subsidiaria para aquellos beneficiarios con derecho al uso gratuito de libros de texto que no puedan recibir libros del Banco por no haber existencias.

En ningún caso se podrá elegir el tipo de ayuda a recibir de modo que los beneficiarios que rechacen la ayuda en especie perderán tal condición y no recibirán tampoco ayuda dineraria.

En una segunda fase y en el caso de que una vez otorgadas las ayudas previstas en la letra a), continuaran existiendo libros de texto en el centro docente pertenecientes al Banco de libros de texto y material curricular de Castilla y León, se procederá a su entrega, por orden inverso a su nivel de renta, al alumnado que estudiando en él y no siendo beneficiario de las citadas ayudas hubiera solicitado la participación en el programa.

El Ejecutivo regional puntualiza que los beneficiarios del Programa de gratuidad de libros de texto «RELEO PLUS» y todos aquellos que dispongan del uso gratuito de libros de texto procedente del Banco de libros de textos de Castilla y León ubicado en los centros docentes sostenidos con fondos públicos, deberán entregar en buen estado los libros subvencionados o recibidos en el centro donde estuvieran matriculados una vez finalice el curso. «Lamentablemente no siempre es así y en ocasiones te entrega material con un estado que deja mucho que desear», lamenta un beneficiario del mismo quien a su vez pone en duda los requisitos a tener en cuenta. «En mi caso soy madre de trillizos, yo ahora no trabajo, estoy en paro y mi marido tiene un sueldo normal. Tengo que comprar tres libros iguales de cada materia para cada uno de los tres aunque estén en la misma clase».

Por su parte la OCU (Organización de Consumidores y Usuarios) estima que el gasto por niño será de 500€ nada más empezar el inicio de curso. El problema no es el desembolso en sí, que también, si no que hay que llevarlo a cabo nada más volver de las vacaciones. Según la OCU, por término medio, los alumnos matriculados este curso escolar a la educación pública tendrán un gasto de 1.176 euros los matriculados en un colegio concertado, 2.617 y los matriculados en un centro privado, 6.171. En cuanto a los ciclos educativos, los alumnos que más gasto medio supondrán a las familias de los de la educación pública y concertada serán los de Primaria ( 1.332 y 2.767 euros al año, respectivamente), mientras que los de Secundaria (6.926) serán los de la privada. La encuesta elaborada por la OCU desvela también información sobre cuál es el coste medio de los servicios y materiales más comunes que se utilizan durante el curso escolar. La cuota escolar, las actividades extraescolares, la contratación del comedor así como la ruta escolar son los principales gastos mensuales a los que las familias hacen frente de cara a la vuelta al cole 2019. La media de estos gastos, según el tipo de centro, será de 92 euros en los centros públicos, 227 euros en los concertados y de 611 euros en los privados.

Con estas cifras, es muy necesario tener la cabeza fría y planificar al extremo a la hora de consumir.