Las vacaciones son para divertirse

La barredora está llamando la atención de los chavales. /Avelino Gómez
La barredora está llamando la atención de los chavales. / Avelino Gómez

Los escolares de hasta 12 años podrán disfrutar con las atracciones del PIN instalado en el Multifuncional de Bayas hasta el próximo 5 de enero

MARÍA ÁNGELES CRESPO

La diversión durante las vacaciones navideñas es sinónimo de PIN(Parque Infantil de Navidad) para cientos de niños y niñas de hasta 12 años, como es el caso de Bruno Pérez, de 8, que tenía muy claro que en cuanto estuviera de fiesta en el colegio tenía que ir al PIN.

«Me lo estoy pasando muy bien, este PIN es muy divertido, y cada año es mejor. Yo ya había venido otras veces con mi abuelo con papá, con mamá. Y este año lo que más me está gustando es lo de las canastas de baloncesto; he empezado ahora en el cole, y me divierte mucho encestar en el hinchable».

Ayer quien contemplaba como se divertía era su padre, Jorge que también estaba encantado porque «él disfruta cada día más. Cuando venía con cuatro o cinco años estaba más limitado, y ahora que es más autónomo, lo pasa mejor».

Valoró positivamente la alternativa de ocio en estas vacaciones porque «si no, la alternativa en esta época, con el frío, es quedarse en casa. El precio es asequible y está aquí con otros niños pasándoselo bien, y eso es lo que importa».

También disfrutaba de lo lindo Alejandro Salazar, de seis años, que lo probaba todo y «lo que más me gusta son las esferas traicioneras, es difícil pasarlas de pie, y si te caes tienes que volver a empezar pero poniéndote a la cola, así que mejor no caerse para no esperar mucho rato». Tiempo de espera era el que llevaba su padres, Juan, pero no le importaba puesto que estando aquí «están muy entretenidos. Dos semanitas en casa, en vacaciones, es complicado, así que traerlos aquí es una buena opción. El espacio está bien acondicionado y eso es lo importante».

Echaba de menos un transporte para las familias que no disponen de coche; ese es el único pero y si se pusiera un autobús, creo que iría muy bien».

Irma decía que la iniciativa, ya consolidada en el tiempo «es ideal, sirve para que traigas un rato a los niños, que se lo pasan pipa. Cosas como éstas dan vidilla a Miranda». A su hija, Carmen, le preocupaba poco que el PIN sirva para lo que comentaba su madre con respecto a la ciudad. Lo que ella, de cinco año tenía claro es que «hay muchas cosas divertidas y me lo estoy pasando muy bien».

De su misma edad era Juan Alán que se divertía «con los hinchables. Ya he venido dos veces y voy a venir más», aseguraba. Su madre, Noelia, se encargará de hacer realidad su idea para que «disfrute un rato. Creo que cada año está mejor. Hay muchas cosas, se está muy bien y yo creo que está para repetir. Al margen de la falta de un autobús para quien no tenga coche, yo creo que el PINes un acierto».

Para que los chavales, y también sus padres se encuentren satisfechos con la oferta de ocio de estas vacaciones navideñas en el PIN, están trabajando un total de diez monitores que se encargan de atender las necesidades de todos los participantes.

Cada día más

El Parque Infantil de Navidad de este año arrancó el pasado día 22, y lo hizo, como suele, con la presencia de alumnos de distintos centros escolares. «Lo hacemos siempre así para que conozcan lo que van a encontrarse, y difundan lo que ven entre sus amigos. También nos sirve su presencia para ver cuál es la respuesta a lo que ofrecemos como alternativa de ocio», comentaba Carlos López, que es uno de los monitores.

Han pasado todavía pocos días desde su puesta en funcionamiento y reconoce que aún es difícil valorar la asistencia, pero apunta que «se está viendo que día a día son más los que se acercan. Es algo que sucede siempre, y lo habitual es que a medida que pasan las vacaciones la presencia de chavales se incremente». Aun sin datos concretos hay satisfacción puesto que están acudiendo más de cien por la mañana «y por las tardes todavía más; que es lógico porque estamos más horas».

Hay opciones divididas por edades, hasta los cuatro años por un lado y, por otro, hasta los doce. Para todos el precio es de 2 euros por la mañana y cuatro por la tarde y con ese abono pueden disfrutar de «hinchables, talleres, consolas recreativas, una play 4 de realidad virtual y Wiis. En general están gustando todas, así que estamos satisfechos».

El PINpermanecerá abierto hasta el próximo día 5 de enero, en horario de 11.30 a 14.00 horas, por la mañana, y de 5 a 9 por las tardes. Con la excepción del día 31 de diciembre, que sólo se abrirá por la mañana, y el 1 de enero en el que la instalación estará cerrada.

 

Fotos

Vídeos