Urbico y PCM comienzan a construir en sus parcelas de Ircio

Los movimientos de tierras en las parcelas han comenzado esta semana./A. G.
Los movimientos de tierras en las parcelas han comenzado esta semana. / A. G.

Son los primeros proyectos que echan a andar en ese polígono, desde que Aciturri levantara sus instalaciones

CRISTINA ORTIZ

Ircio comienza a moverse. Aunque hay varios proyectos confirmados en ese emplazamiento, desde que se levantaran las instalaciones de Aciturri, las máquinas no habían vuelto a entrar en ese polígono industrial hasta esta semana. El martes, más concretamente, fue el día en que se iniciaron los primeros movimientos de tierra y lo hicieron en tres parcelas distintas para dos iniciativas distintas. Se trata de Urbico y de PCM (Plegados y Cubiertas Miranda), dos de las cinco iniciativas que cuentan desde hace varias semanas con licencia de obra municipal para empezar a desarrollar sus proyectos.

La primera de ellas, la firma mirandesa del sector de la construcción, dispone de una parcela de 3.000 metros cuadrados (la que tiene el número 15.03) en la que ya está trabajando en el movimiento de tierras y en la que tiene previsto levantar una nave de 1.200 metros. Han pasado más de dos años desde que se formalizara la compra –fue en marzo de 2017– hasta que la firma ha decidido actuar sobre ese suelo, adquirido para dar respuesta a su proceso de crecimiento en el que está inmersa. La autorización municipal para construir la tiene desde principios de abril, hace cuatro meses.

Al mismo tiempo la recibió otra de las firmas locales que se ha fijado en Ircio para instalarse. Plegados y Cubiertas Miranda, una empresa dedicada al diseño, fabricación, producción y transformación de materiales técnicos férreos, curvados, plegados y actividades afines. La empresa ha adquirido dos parcelas (la 15.04 y la 15.09) que suman 5.575 metros. Las tiene desde noviembre de 2017; pero, al igual que en el caso anterior, no ha sido hasta esta semana cuando ha empezado a actuar sobre ese suelo. Ahí prevé levantar una edificación con 2.400 metros.

A estos dos, en los que ya se trabaja sobre el terreno, se pueden sumar en cualquier momento otros tres más que ya cuentan con licencia de obras. Una de ellas es de Termopiedra, que en enero de 2018 firmó la compra de 3.000 metros cuadrados (la parcela 15.02), con la intención de levantar ahí unas instalaciones de unos 1.000 metros; otra, CTC, que se construirá unas dependencias del mismo tamaño en un solar de 1.252. Yuna más que puede arrancar en cuanto quiera es SEUR, que en total dispone de 44.660 metros cuadrados en ese parque empresarial en el que espera hacerse unas dependencias de 15.000 metros.

En total, las cinco iniciativas que han completado toda la tramitación administrativa en el ámbito local suman 57.487 metros cuadrados.