Tres empresas optan a asumir para los próximos diez años la limpieza de la ciudad

El pliego recoge la obligación de subrogar a todo el personal de la actual plantilla de la UTE de limpieza. /A. G.
El pliego recoge la obligación de subrogar a todo el personal de la actual plantilla de la UTE de limpieza. / A. G.

Una Mesa de Contratación revisará mañana si es correcta la documentación presentada para un servicio con un coste de 3 millones al año

CRISTINA ORTIZ

Tres empresas optan a hacerse con la adjudicación del servicio de limpieza de la ciudad para los próximos diez años, un contrato que implica un desembolso para las arcas municipales de tres millones de euros anuales. Al cierre del plazo para presentar ofertas –que concluyó el día 16– en el Consistorio se habían registrado las propuestas por FCC, Cespa (Ferrovial) y la UTE Valoriza-Urbaser. Número que entraba dentro de lo previsible para el departamento de Obras y Servicios del Consistorio que, teniendo en cuenta, el número de firmas que a nivel nacional suelen concurrir a este tipo de contratos, manejaba una horquilla de entre dos y cinco, tal y como apuntó el responsable del área, Adrián San Emeterio.

Será mañana, en la Mesa de Contratación ya convocada, cuando se revisará la documentación presentada para certificar que es la que se requería en el pliego y se abra el sobre número dos de cada una de las tres propuesta. En él, cada una de las firmas que concurre, entre otros aspectos, deberá haber incluido una memoria técnica detallada por cada uno de los servicios objeto del contrato

También tendrán que haber aportado un informe sobre la organización general del contrato relativa a aspectos como la coordinación, vigilancia y control de las actividades; además de una descripción detallada de vehículos y máquinas que se va a utilizar y otra con las instalaciones.

Datos y números que serán estudiados y valorados por técnicos municipales durante un plazo estimado de «unos dos meses», que concluirá con la puntuación de las ofertas que se considere que cumplen los requisitos establecidos por el Ayuntamiento.

El fin del proceso de valoración dará paso a la convocatoria de otra Mesa de Contratación en la que se clasificarán las ofertas, incluyendo el análisis de la propuesta económica, que debe figurar dentro del sobre número 3. Después llegará el momento de la adjudicación.

Proceso para el que aún no hay fecha establecida. El concejal de Obras no quiso aventurar ningún plazo ya que aunque la adjudicación se pueda hacer a finales de julio, después se abrirá un plazo para reclamaciones y la presentación de posibles alegaciones. Sin olvidar que el pliego da un plazo de seis meses a la nueva empresa para tomar el relevo y asumir la limpieza.

El presupuesto máximo anual que prevé destinar el Ayuntamiento a sufragar el coste de la limpieza, y al que tienen que adaptarse las ofertas, se cifra en 2.950.090,90 euros (IVA no incluido). Partida total que se divide en cuatro capítulos en el pliego de licitación. Concretamente, se prevé el destino de 1.713.115 euros a limpieza viaria y de 1.024.566 a la recogida de residuos urbanos depositados en los contenedores. El total se complementa con 196.425 euros para la limpieza de alcantarillado y 15.983 para desratización.

El pliego, en uno de sus anexos, detalla el número y la ubicación de cada uno de los contenedores que tiene que renovar e instalar la empresa que resulte adjudicataria del contrato. El documento recoge que se tienen que habilitar 289 depósitos marrones, para residuos orgánicos; 130 azules, para papel y cartón;y otros tantos amarillos, para plástico y envases.

Pero también se especifica que a partir del próximo año el contratista estará obligado a dotar a la ciudad del quinto contenedor, para garantizar la recogida separada de la denominada como fracción de resto, de la orgánica.

Los depósitos deberán ser de carga lateral e incluir pedal que faciliten la apertura de la tapa. Un modelo distinto al actual y que deberá estar en la calle, en su totalidad, desde el inicio del contrato, aunque su amortización se compense a lo largo de todo el periodo de vigencia de la adjudicación (salvo el quinto).

El pliego también incluye un anexo en el que se detalla el listado de personas contratadas por la actual concesionaria del servicio y que deberá subrogar quien asuma la tarea para los próximos 10 años. Son 61 trabajadores, de los que 12 lo son con jornada parcial. De todos modos, se especifica que en el documento de licitación que la plantilla mínima deberá ser de 53 personas.