El PP sugiere que se fuerce la dimisión de Pablo Gómez por su gestión en la Ludoteca

Fue el pasado día 23 cuando se tomó la decisión de cerrar las instalaciones. /Avelino Gómez
Fue el pasado día 23 cuando se tomó la decisión de cerrar las instalaciones. / Avelino Gómez

Pide a la alcaldesa que «analice la situación actual y depure las responsabilidades»

MARÍA ÁNGELES CRESPO

ades»

Miranda de Ebro. Quizás porque está convencida de que una petición formal no va a tener respuesta desde el equipo de Gobierno, tras apuntar en varias ocasiones que la gestión que se está haciendo de la ludoteca tiene que derivar en consecuencias políticas, ante la pregunta de si lo que estaba pidiendo era la dimisión de Pablo Gómez, edil de Servicios Sociales, la concejala del PP, Charo Fernández dijo: «De modo velado, prácticamente lo estoy pidiendo. Estoy diciendo concretamente que sea el partido socialista el que analice esta situación, que sea la alcaldesa y su equipo quienes diriman las responsabilidades, y que salgan a dar explicaciones a los ciudadanos del por qué de estas negligencias».

Con esta petición es como acabó la concejala popular su comparecencia para denunciar lo que desde su partido se considera «incompetencia e inaccíón» del equipo de Gobierno en general, y del responsable del área de Servicios Sociales en relación con los últimos sucesos vividos en la ludoteca.

La instalación permanece cerrada, al igual que el lugar en el que se realiza el servicio de Atención Temprana y que se encuentra en el local contiguo. Desde el Ayuntamiento se ha explicado que la clausura temporal se debe a labores de mantenimiento. «Esto es una verdad a medias», apunta Fernández, ya que «el verdadero motivo es que han entrado ratas en esos locales».

Para la concejala popular si este hecho ya es grave por sí mismo, lo peor es que «la irresponsabilidad del concejal alcanza una dimensión desproporcionada al no ser capaz de resolver una situación de emergencia».

Así lo entiende porque «hemos investigado, y el cierre se produjo el día 23, pero la aparición de la primera rata fue el día 15. Esto no se puede consentir, pasan seis días desde que se tiene conocimiento hasta que se decide cerrar, y esto constituye un atentado contra la salubridad pública. Lo que ha hecho ha sido es poner en riesgo la seguridad y la salud de los niños usuarios de la ludoteca».

Una vez expuestos estos hecho Charo Fernández apuntó que se pidieran responsabilidades al concejal. «No debe y no puede ser un representante de salud cuando actúa de forma consciente con semejante irresponsabilidad y negligencia».

Recordó la concejala del PP que existe una partida presupuestaria para limpieza y desratización, y se preguntó por qué todavía no se han gastado 15.000 euros «sabiendo las plagas que hay, en calles como San Juan, en Carlos III, Comuneros, o bajo el Puente de Hierro». Ante la ausencia de esa inversión la pregunta que lazó a Pablo Gómez fue: «De verdad, ¿cree que vale tan poco la salud de los mirandeses?».

Pliego de condiciones

Desde el PP en la voz de Charo Fernández, se hicieron extensivas las acusaciones de incompetencia e irresponsabilidad vertidas sobre el concejal de Servicios Sociales al conjunto del equipo de Gobierno, también teniendo como eje la ludoteca, «un servicio público contratado a una empresa privada».

Denunció que el PSOE abusa de las prórrogas forzosas de los contratos; situación que a juicio de los populares «impide que empresas mirandesas puedan optar a gestionar servicios municipales, y todo ello en favor de la empresa que los están realizando en ese momento».

La ludoteca está en prórroga forzosa desde marzo de 2017; una situación que para este grupo de la oposición es insostenible y recuerdan que en esa fecha se habló de un plazo máximo de seis meses, así que denuncian que «este nos situaba en septiembre de 2017, así que han incumplido sus propias normas y esto es muy grave».

Para Fernández no es excusa que se haya puesto en marcha una nueva Ley de Contratación, y apunta que esta situación es, a juicio del PP fruto de «su incompetencia. No han sido capaces de elaborar un nuevo contrato a tiempo del vencimiento del actual. Con esta inacción han provocado que trabajadores del Ayuntamiento hayan tenido que duplicar su esfuerzo. Esta prórroga oculta su negligencia», aseveró.

«No haga un llamamiento al pánico y al alarmismo»

El concejal responsable de Servicios Sociales, Pablo Gómez, no ha tardado en responder a las acusaciones que ha hecho el PP sobre su gestión y pide a Charo Fernández que «no haga un llamamiento al pánico y al alarmismo de una situación a la que llega, como a tantas otras en las que esta concejala se manifiesta, tarde, mal informada y con un interés claramente partidista».

Argumenta que las medidas necesarias se han adoptado y lamenta que se utilice «con un tema tan sensible como el de los niños y niñas», que se está trabajando en el saneamiento y la limpieza –posiblemente hasta el viernes– y que, «aquí nadie ha ocultado ni minimizado el problema. Al contrario, se han tomado medidas desde el primer momento en una actuación de responsabilidad total, la que no parece tener esta concejala popular cuando con sus declaraciones puede generar una alarma social innecesaria».

Pablo Gómez pide disculpas por las molestias que se hayan podido causar por el cierre temporal y agradece «la comprensión de las familias» ante esta situación.

 

Fotos

Vídeos