Una segunda oportunidad

Antiguas dependencias de la fábrica tendrán nuevos usus./Avelino Gómez
Antiguas dependencias de la fábrica tendrán nuevos usus. / Avelino Gómez

La depuradora de Fefasa se convierte en un centro de interpretación del Ebro y el almacén de paja en una escuela de diseño de moda en un concurso de ideas desarrollado en la Escuela de Arquitectura de Valladolid

CRISTINA ORTIZ

Situado cerca del río y destinado originalmente a limpiar el agua empleada en la fabricación de celulosa antes de devolverla al cauce, reconvertir el antiguo edificio de la depuradora de Fefasa en un Centro de Interpretación del Río Ebro parece una idea más que acertada para un edificio ahora en desuso. Ésa es precisamente la propuesta del proyecto que se ha adjudicado el primer premio de esa categoría (la centrada en ese edificio) en el concurso propuesto a los alumnos de la Escuela de Arquitectura de Valladolid por el colegio profesional de Castilla y León (Coacyle).

La idea es obra de Alejandro Cuadra y Jerónimo Berruti, que han incluido en el CIRE, así se llama el proyecto, el edificio, las dos piscinas anexas y un espacio exterior que desemboca en el río. Su diseño plantea utilizar las piletas interiores como espacios flexibles para exposiciones temporales y las exteriores, para albergar especies vegetales y peces. «Se trabaja con el concepto lleno y vacío, mientras que en una el agua rodea varios patios, en la otra el vacío rodea el agua», explicaban.

El eje principal del edificio estructura también el exterior, avanzando hacia un parque con distintos recorridos que se interconectan. Al llegar al río, «el camino se intersecta con un paseo fluvial que recorre el margen del río». Ya dentro del edificio, desde la planta general se propone visualizar los espacios desde arriba, desde una pasarela.

«Está muy trabajado y es algo de agradecer para un proyecto de la escuela hecho en un cuatrimestre. Se ve que les ha motivado», explicó la arquitecta mirandesa Cristina Barrón, impulsora de certamen y vicesecretaria de la junta de gobierno del colegio de Coacyle, al tiempo que valoraba la conveniencia de contar con un centro de interpretación del Ebro.

El segundo premio ha recaído en una idea para transformar el espacio en un mercado, con espacio para la gastronomía, al que ha dado forma Juan Manuel Petrocelli;y el tercero propone una escuela de artes, a la que ha dado forma un grupo de cuatro estudiantes. 'Depurarte' pretende convertir el espacio en un laboratorio de artes de lo más variado. En el interior plantean crear salas para artes plásticas, marciales, cocina, una zona de descanso y la cafetería. En el exterior, se reservan espacios para hacer gimnasia y aerobaile, practicar juegos populares, montar un rocódromo o talleres.

Mirar al Ebro

Nada que ver con la propuesta planteada para el almacén de paja, un espacio diáfano, de gran altura, de estructura doble, pero el que las bases de la convocatoria sí fijaban el destino futuro: una escuela de diseño de moda. En este caso, la propuesta ganadora ha sido la imaginada por Rodrigo Martínez García. En lo que todos han coincidido, tanto él como el resto de los participantes, ha sido «respetar mucho el edificio existente», explicó Barrón.

La «potente imagen» de la construcción ha llevado a mantener sin modificaciones la estructura, para centrarse en intervenir en el interior. Lo han hecho todos «aunque no son de aquí» y no conocen lo que representa esa antigua fábrica para la ciudad. «Es algo que han visto sin necesidad de contárselo», valoró.

La propuesta ganadora ha optado por dividir el espacio en cajas exentas, ubicando 5 de iguales dimensiones en una de las alas del edificio y tres en la otra, con una de mayor tamaño y distinta disposición que rompe la simetría. En ella se ha pensado para acoger una pasarela, un salón de actos, además de vestuarios, maquillaje y un espacio polivalente. En la misma ala, a un lado de ese cubo, se ubica en otro la cafetería y el restaurante; y en el del lado opuesto, varias salas de lectura y consulta.

En la otra mitad del edificio, se reserva una caja para aulas y talleres de patronaje y confección; una segunda para aulas de grabado, estampación, complementos en cuero y técnicas textiles; una tercera pensada para acoger aulas de dibujo artístico; una cuarta con salas de informática y un laboratorio digital y textil; y una quinta para administración, archivo, departamentos y dirección.

En la categoría de paisajismo se ha elegido el proyecto 'Huella/Industria' de los franceses Franck Lebretony Clément Lefebvre, por su diseño de parque periurbano con huertas y zonas de terapia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos