Retoman el proyecto de reforma del bar de las piscinas elevando un 40% el presupuesto

Las obras se acometerán una vez que se cierren las instalaciones estivales. /A. G.
Las obras se acometerán una vez que se cierren las instalaciones estivales. / A. G.

El precio de licitación se ha fijado en 184.627 euros y se mantiene en 3 meses el plazo de ejecución de los trabajos

CRISTINA ORTIZ

El Ayuntamiento retoma el proyecto de reforma del bar de las piscinas del polideportivo de Anduva y lo hace incrementando un 40% el presupuesto destinado a una licitación que quedó desierta al no concurrir ninguna empresa. Y, según se trasladó entonces por al administración local, no lo hicieron por considerar que el precio propuesto era demasiado ajustado.

Así que tras la revisión del coste dado a cada unidad de ejecución de las obras, los nuevos cálculos elevan el presupuesto de licitación a 184.627 euros (más IVA). Cifra que supone destinar 74.746 euros a la transformación de ese espacio que ahora ocupa el bar de las piscinas de verano y algunas zonas anexas.

Pero, ¿de dónde va a salir esa diferencia? El Ayuntamiento echará mano de la partida fijada inicialmente para la construcción de la cubierta de las pista de petanca, una licitación que también ha quedado desierta y que se descarta poder acometer en este ejercicio. Se pasará a 2020 y se volverá a presupuestar entonces, para dotar la partida también de una cantidad más acorde con los precios del mercado. «El proyecto irá en el capítulo 6 de inversiones», apuntó el alcalde accidental, Miguel Ángel Adrián.

De hecho, será necesaria la práctica totalidad de la partida establecida inicialmente en 82.585 euros, de la que van a sobrar 7.839 una vez trasvasado el dinero que se considera necesario para financiar la reforma del bar. El cambio de destino será sometido a aprobación en el pleno que se ha convocado para mañana. A esa sesión se llevará el dictamen que ya ha recibido el visto bueno de la Comisión de Hacienda. Se trata, tal y como detalló, del expediente número 8 de modificación de créditos del presente ejercicio.

Lo que no se ha variado es el plazo de ejecución fijado para la reforma. Éste sigue siendo de tres meses, con el objetivo de que las nuevas dependencias del bar puedan estar listas para el 1 de diciembre.

Las empresas interesadas en asumir la ejecución de las obras pueden presentar sus ofertas hasta el día 23. Esa fecha finaliza el plazo para concurrir a la licitación y las ofertas recibidas se clasificarán antes de que acabe el mes.

El adjudicatario de los trabajos tendrá que seguir lo establecido en en el proyecto tomado como referencia en el anterior proceso de licitación. Una vez que se ejecute el bar, el único habilitado en el polideportivo, tendrá una barra en forma de 'L', colocando un tramo perpendicular a la actual de verano. La otra 'L' necesaria para completar el rectángulo la ocuparán el office, la cocina (20 metros), los vestuarios y el almacén. Frente al nuevo tramo de barra, se situará una zona de mesas y sillas de unos 50 metros cuadrados. Al lado estarán los baños y otro almacén.

En total, el bar contará con una superficie útil de 173 metros cuadrados. Espacio al que hay que sumar el que ocupa la terraza cubierta que discurrirá paralela a la actual barra del bar de verano y que contará con casi 92 metros, con vistas a las piscinas y la zona verde. Se estima, según recoge el proyecto, que tendrá capacidad para unas 90 personas. Alguna más que la parte interior, calculada para unas 80.

Esta obra marcará el inicio para una segunda, centrada en eliminación del actual bar de invierno, con el objetivo de utilizar ese espacio para crear el vestuario del equipo visitante del frontón. Una reforma para la que Deportes ya cuenta desde hace meses con un proyecto redactado.

Tampoco hay fecha para que se ejecute el proyecto destinado a cubrir los frontones del barrio de Anduva. Tras exponerse el pasado verano los 8 bocetos de los estudios de arquitectura que concurrieron al concurso de ideas lanzado por Ganemos –formación que incluyó la iniciativa en el acuerdo para aprobar el presupuesto municipal de 2018– a finales de septiembre se seleccionó el presentado por José Antonio de Juana.

Entonces, las idea de la formación con representación en el Ayuntamiento, confiaba en que las obras pudieran comenzar antes de final de año, algo que no ocurrió. Y seis meses después, el proyecto sigue pendiente de que se realice el estudio geotécnico del suelo sobre el que se apoyará la cubierta. Esta tarea «no formaba parte del contrato de ejecución de la cubierta. Estamos en fase de realización. En cuanto esté hecho, se podrá sacar a licitación la obra», explicó Adrián.

En principio, no se espera que esa fase se demore mucho ya que «es un trabajo rápido y el proyecto relativamente barato; pero tienen que hacerlo desde el departamento de contratación». La obra de la cubierta estaba presupuestada en 240.000 euros.