La reforma de Ramón y Cajal supondrá el corte de la calle a partir del 18 de marzo

Las obras de reforma afectarán a un tramo de 125 metros de longitud. /A. G.
Las obras de reforma afectarán a un tramo de 125 metros de longitud. / A. G.

Los trabajos, que tienen un plazo de ejecución de seis meses, afectarán a un garaje comunitario y una veintena de tiendas y bares

CRISTINA ORTIZ

El garaje de una comunidad de propietarios, numerosos comercios, vecinos, así como parte de los usuarios del autobús urbano verán alterado su día a día con las obras previstas en la calle Ramón y Cajal, cuyo inicio está previsto para el 18 de marzo y que implicarán el cierre al tráfico de esa vía en el tramo que discurre entre San Agustín y Cid. Un tramo más que el que se reformará y que se acotará para facilitar el acopio de materiales de la empresa adjudicataria de las tareas, Tecyr, que dispone de seis meses de plazo para ejecutar la renovación de 125 metros, por un presupuesto de 361.900 euros.

Nueva situación de la que la próxima semana el Ayuntamiento tiene previsto informar a todos los afectados. Se quiere contactar con ellos personalmente diez días antes de que comiencen los trabajos. «Queremos informar bien, es una calle complicada por el tráfico que tiene», valoró la alcaldesa, Aitana Hernando, que busca también dar tiempo a los usuarios del garaje para que se puedan organizar y buscar alternativas para sus vehículos.

En ese sentido apuntó la posibilidad, aunque no sea un emplazamiento anexo, de poder estacionar los coches en la parcela ferial que el Ayuntamiento ofrece como aparcamiento público gratuito. «Hemos decidido esperar para que esa parcela esté libre de barracas y tengan un lugar más», valoró.

De manera paralela se está trabajando en coordinación con Policía Local, con quien Obras ya ha mantenido una reunión y tiene otra más pendiente, para reorganizar el tráfico de una vía con un nivel de circulación elevado. Planificación que, en principio, se extendería hasta mediados de septiembre, aunque el responsable de Obras y Servicios, Adrián San Emeterio, espera que no se consuma todo el plazo y que se pueda reabrir la vía antes de agotarse los seis meses. Además, se espera que el tramo destinado a acopio de materiales y movimiento de maquinaria, entre Francisco Cantera y Cid, pueda ser transitable bastante antes.

Los trabajos, además de renovar el pavimento, van a permitir sustituir una red de abastecimiento que es de fibrocemento y otra de saneamiento que «se encuentra en mal estado y que se atasca con frecuencia», explicó en su momento la alcaldesa. También se aprovechará para cambiar el cableado de alumbrado público de una vía con 14 metros de ancho y que en el tramo que se va a ver afectado por el cierre cuenta con una veintena de establecimientos comerciales y hosteleros abiertos.

Donde ya han comenzado a ejecutarse las obras contratadas en el Poblado de Los Ángeles. La empresa mirandesa Fransa está trabajando en la reposición del vallado en el tramo que discurre entre las manzanas 22 y 25 de esa zona de viviendas. Son 199 metros lineales que se reemplazarán en un plazo máximo de 45 días.

El importe de esta instalación, que pretende dar el mismo tratamiento tanto a la acera como al vallado ejecutado en la fase anterior, asciende a 56.337,60 euros. El hormigón armado, muy deteriorado o incluso desaparecido en algunos zonas, se va a sustituir por hierro galvanizado, que se sujetará a nuevas pilastras de hormigón.