La rebaja del 15% en la ORA queda pendiente de un nuevo estudio de costes

El cambio de precio sigue en suspenso. /Avelino Gómez
El cambio de precio sigue en suspenso. / Avelino Gómez

La alegación que presentó el PP, tuvo el respaldo unánime para «introducir los costes indirectos» del servicio de aparcamiento

TONI CABELLERO

La Tasa por Estacionamiento de Vehículos en la zona ORA continua siendo uno de los temas candentes para el gobierno local. En la última sesión plenaria, los grupos municipales aprobaron por unanimidad dos ( laprimera y la tercera) de las tres alegaciones presentadas por el Grupo Municipal Popular ante la propuesta, del equipo de Gobierno, de modificación de la ordenanza fiscal de este servicio para este 2019. Una de ellas, la redacción de un nuevo informe que «recoja todos los gastos» de la ORA.

La propuesta de funcionamiento de la ORAplanteada por los socialistas para este año recogía, entre otros factores, una bajada del 15 por ciento en la tarifa de aparcamiento en la zona azul. Sin embargo, dentro del informe presentado no se introdujeron «los costes variables» o indirectos del servicio, por lo que el Grupo Municipal Popular presentó tres alegaciones para la redacción de un nuevo informe técnico-económico que «recogiese todos los gastos y pudiera ser una herramienta útil».

Tras un largo debate acerca de si la votación de las alegaciones se realizaría de forma conjunta o individualmente, el PPprocedió a retirar la segunda de ellas, desestimada por la comisión informativa previa, para así poder votar las otras dos aprobadas por el órgano, la primera y la tercera. Ambas fueron respaldadas unánimemente en el pleno.

«Llevamos tiempo diciéndolo en el caso del Polideportivo, también del Conservatorio y otros casos. El estudio de costes es una herramienta útil para valorar el funcionamiento de los servicios. Si se hubiera hecho bien, la reducción de la tasa estaría vigente desde el 1 de enero», recriminó Borja Suárez, portavoz de los populares, al equipo de gobierno.

También se mostró crítico Guillermo Ubieto, de Izquierda Unida. «Si no se ha aplicado la bajada de la tasa en la zona azul ya no es por la oposición, es porque ustedes seguían albergando una cuestión ilegal, ya que se estaba recaudando más de lo que costaba el servicio y eso no puede ser», recalcó.

Por su parte, Miguel Ángel Adrián, representante del Gobierno local, reconoció el error del informe planteado en noviembre y manifestó estar de acuerdo con dos de las alegaciones presentadas por los populares.

«Al informe que avala la bajada del 15 por ciento en la tarifa de la ORA le falta un parámetro por omisión. Está incompleto, faltan de introducir en el presupuesto los costes indirectos del servicio, que se pueden estimar según las obligaciones establecidas en el ejercicio», confesó.

Miranda Puede y Ganemos también sumaron su apoyo a la primera y a la tercera alegación de los populares, y el estudio de costes se redactará de nuevo con los gastos variables incluidos.

Ubieto reclamó que el estudio se realice «en casa (el sector público), que refleje la realidad y que no se externalice a una empresa». Cabe recordar que, en noviembre, el PP calificó la bajada del 15 por ciento de «atraco a mano armada».

Para los populares, la rebaja del 15% en la tarifa de la ORA planteada por el equipo de Gobierno no es suficiente para el Partido Popular, que reclama que se duplique ese porcentaje hasta llegar al 30%. Esa es la cifra que entienden necesaria para equilibrar los ingresos y gastos de una tasa por la que estiman que, en 2018, el Ayuntamiento va ganó 135.000 euros.

Situación que no se debería dar ya que no están pensadas para poder obtener beneficios, sino para cubrir los costes que supone la prestación de un servicio. «Se está haciendo negocio con una tasa y no se puede hacer», apuntó el concejal popular, Sergio Montoya.