El proyecto de fomento de empleo de Ademe ayuda a 10 mujeres a encontrar trabajo

Maite Regaira y Montse Alsina, presidenta y secretaria de Ademe./ C. O.
Maite Regaira y Montse Alsina, presidenta y secretaria de Ademe. / C. O.

El plan ha apoyado 45 itinerarios personalizados y entre las destinatarias destacan inmigrantes, jóvenes sin experiencia y mayores de 45 años

Cristina Ortiz
CRISTINA ORTIZ

Una decena de personas ha logrado acceder al mercado laboral en la ciudad con el apoyo de Ademe (la Asociación de Mujeres Empresarias), gracias al programa de fomento de empleo que la entidad puso en marcha en febrero con el apoyo económico de la Junta. Una iniciativa diseñada para atender las necesidades de mujeres en riesgo de exclusión social y, por tanto, con especiales dificultades para encontrar un empleo.

En los cinco meses que lleva activa la iniciativa, han contactado con 154 interesadas; si bien, se ha trabajado con un grupo de 45 en el que han predominado inmigrantes, jóvenes sin experiencia y mayores de 45 años. De ellas, el 25% ha logrado un empleo remunerado, lo que supone un porcentaje importante para las impulsoras de la iniciativa.

«Los resultados están siendo excelentes», valoró la presidenta de Ademe, Maite Regaira; al tiempo que señalaba que la subvención regional para llevar a cabo este programa finalizan en septiembre. Un hecho que recordaron a la consejera de Hacienda, Pilar del Olmo, en la visita que ha realizado esta misma semana a la ciudad.

Y es que en la asociación tienen claro que hay demanda para este tipo de programas, pero para que funcionen tiene que haber una persona que se encargue de la gestión y de la atención personalizada a todas aquellas mujeres que llamen a su puerta.

Por ese motivo, el colectivo, que opera en el ámbito regional, ya ha solicitado una subvención para continuar en Miranda con la iniciativa y poderla también implantar en las 9 provincias de Castilla y León. De hecho, desde la propia Junta, apuntó Regaira, «han reconocido que algunos emprendedores cuando quieren solicitar algo se echan para atrás por la cantidad de gestión documental y justificaciones que hay que presentar. Y para eso estamos los que tenemos personas cualificadas para ayudar. Nosotras tenemos esa disposición», explicó.

Lo están demostrando, con objetivos, por lo que confían en que el programa siga activo a futuro, ya que no es fácil encontrar «un tratamiento personalizado en función de las necesidades de cada persona», detallo Montse Alsina, encargada de la gestión de un proyecto pensado para favorecer la autonomía de las participantes así como su, integración social o su formación para el empleo.

Esto ha implicado, en algunos casos, tan solo una visita para retocar el currículum, pero en otros se han realizado 6 o 7 encuentros para encauzar su situación. También se han gestionado algunos proyectos de autoempleo, orientando a sus promotoras y explicando todos los pasos a dar y los requisitos a cumplir.

 

Fotos

Vídeos