La promoción interna dejará vacantes varias plazas de bomberos en el parque de Miranda

Personal del parque de Bomberos con el concejal responsable del área, Pablo Gómez. /A. G.
Personal del parque de Bomberos con el concejal responsable del área, Pablo Gómez. / A. G.

Ayuntamiento y sindicatos trabajan en una nueva OPE que permita que quienes la superen vayan en abril al curso de formación

CRISTINA ORTIZ

Los procesos de promoción interna puestos en marca para cubrir una plaza de suboficial y tres cabos, además del concurso que se habilitará para nombrar un sargento, volverán a dejar vacantes a corto plazo varios puestos de bombero en el parque del servicio contraincendios de Miranda, que se sumarán a las que restan por cubrir y que para ser ocupadas requerirán de la publicación de una Oferta de Empleo Público en cuyas bases ya están trabajando responsables municipales junto con los sindicatos.

No se trata de hacer unas nuevas, sino de modificar algunos de los puntos de las que se emplearon este año para la convocatoria anterior y que ha permitido la incorporación de cinco efectivos que aún se encuentran en prácticas y pasarán a ser miembros efectivos de la plantilla el próximo mes.

De manera paralela, se trabaja también en establecer los requisitos y las pruebas que se van a fijar para los candidatos a cubrir el cargo de sargento a través de un concurso oposición, en el que los méritos tienen un peso de un 30%. «Este puesto, al conllevar un cambio de grupo, exige un concurso oposición. Posiblemente habrá pruebas físicas, un test y un ejercicio práctico. En las otras promociones basta con que un tribunal se reúna, estudie los méritos y valore cuáles son los más adecuados para los puestos», explicó Nicolás Pérez, representante de CSIF.

El objetivo es que con ambos procesos se pueda trabajar de manera paralela y sin demora, para poder llegar a abril con la selección de candidatos de nuevo acceso completa y que los elegidos puedan acudir en ese mes a las Escuela de Bomberos de Salamanca para completar su formación antes de incorporarse a su puesto en el parque de Miranda.

«Si conseguimos cumplir los plazos y se llega bien con los tiempos, en la OPE saldrán entre 5 y 7 plazas de bombero. Se está trabajando ya de manera muy ágil para que salga todo cuanto antes», valoró.

Más rápido será el proceso para cubrir los puestos de suboficial y cabo, ya que al ser una promoción interna no es necesario pasar por una fase de publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE) y, por tanto, ir antes al BOP de Burgos y por el BOCyL. Los plazos son más rigurosos y en los de promoción interna son más cortos. Las bases de ésta ya están aprobadas, ahora falta que se publiquen y se abra un plazo de presentación de instancias. «Si no hay problema, antes de fin de año tienen que estar todas más que cubiertas», avanzó.

Lo que sí está previsto, como ya se hizo con la convocatoria de la OPEpara Policía Local lanzada este mismo ejercicio, es permitir que el número de plazas a cubrir se pueda ampliar hasta la fecha prevista para el último ejercicio, que es el reconocimiento médico. «El objetivo es intentar cubrir toda la promoción interna, para hacer la ampliación necesaria de oferta de empleo y poder sacar todas las vacantes de bomberos y eliminar toda la sangría de horas extras que hay», explicó Pérez; al tiempo que apuntaba que ésa es la idea del concejal del área, Pablo Gómez, en la que están todos de acuerdo.

Como los plazos de la oposición son relativamente largos, lo que se busca es que se puedan incorporar aquellas vacantes que se generen hasta que llegue el ultimo paso de selección de personal. «Se trabaja con todas las convocatorias, incluidas las de promoción interna, a la vez porque la de bomberos es la más tardía».

Una vez que se incorporen a la plantilla los nuevos funcionarios salidos de esa OPE, tras su paso por la academia de Salamanca, se podrían eliminar «entre 80% y el 90% de las horas que se hacen en el parque». Un objetivo que vienen reivindicando desde hace tiempo.

«Los equipos tienen que estar cubiertos y ahora mismo no hay ninguno que lo esté. Hay tres cabos de manera temporal, pero los puestos que dejan no se están cubriendo con interinidades de bomberos, porque no se están haciendo. Así que la única manera de tapar esas plazas es con horas», señaló.

Y es que los nuevos que están en prácticas en estos momentos han contribuido a reducir el número de guardias por persona y «ese es un trabajo que se va notando; pero cuando más se va a notar será cuando entre la siguiente remesa el próximo año».

Satisfechos se muestran en el parque con el resultado que la incorporación del quinto efectivo a cada equipo, una medida largamente demandada, está teniendo. Y es que el tiempo de respuesta se ha reducido un 30%, según han podido comprobar.