Principio del fin de las obras

Cuando se coloque el pavimento lo que restará serán trabajos menores. /Avelino Gómez
Cuando se coloque el pavimento lo que restará serán trabajos menores. / Avelino Gómez

El próximo lunes comenzarán los trabajos de asfaltado del tramo remodelado en la calle Ramón y Cajal

MARÍA ÁNGELES CRESPO

Que las obras producen molestias es un hecho, y en este sentido los últimos afectados han sido quienes tienen sus domicilios o sus comercios en la calle Ramón y Cajal en el tramo comprendido entre San Agustín y Francisco Cantera, así que ellos serán quizás también los que más se alegren al conocer que el fin de los trabajos es ya inminente. El próximo lunes van a comenzar los del asfaltado de la vía.

Las obras se les han hecho largar a muchos aun cuando la empresa adjudicataria, Tecyr Construcciones y Reparaciones, ha cumplido con los plazos que se establecieron y todo estará terminado en los seis meses que se fijaron en el contrato para, por un lado renovar el pavimento –lo último que se ejecuta– y, por otro, para sustituir una red de abastecimiento que es de fibrocemento y otra de saneamiento que como se anunció desde el Consistorio al hacer la contratación se encontraba «dados los años que tiene, en mal estado, y que se atasca con frecuencia». Los trabajos también han implicado cambiar el cableado de alumbrado público en ese espacio concreto de la calle.

El asfaltado, si no hay inclemencias climatológicas, se realizará en dos días, el lunes y el martes, jornadas en las que también se hará el mismo tipo de trabajo en el tramo de la calle San Agustín comprendido entre Ramón y Cajal y Arenal.

Estas labores obligarán a cortar el tráfico en San Agustín durante las dos jornadas, corte que obligará a suprimir dos paradas de autobús, la que se encuentra junto a la iglesia de San Nicolás, así como la anterior, quedando como más próxima la de la calle Arenal 72.

Una vez concluido el asfaltado, la calle recién remodelada sufrirá otro corte «será len la última de este mes cuando se cerrará para hacer el pintado y, posteriormente se hará lo que queda, ajustes de baldosas y colocación de mobiliario». Este es el calendario que ahora mismo se está barajando en la Concejalía. Aun sin concretar fechas «creemos que a finales de mes, o en los primeros días de septiembre, ya estará todo acabado y la calle estará abierta tanto al tráfico rodado como a los peatones», explicó el concejal de Obras, Adrián San Emeterio.

La renovación de los 125 metros lineales, que son los que se han visto afectados por los trabajos que comenzaron en marzo ha supuesto una inversión de 361.900 euros.

Acometer el saneamiento de ésta, una de las calles más transitadas de la ciudad tendrá su continuidad en el futuro. «La intención es la de seguir saneando Ramón y Cajal, pero ahora mismo no tenemos todavía proyecto y tampoco fechas para su ejecución».

Turno para Arenal

El anuncio se hizo tras la última junta de Gobierno y fue la alcaldesa la que recordó que en la anterior legislatura se redactó también el proyecto para intervenir en un tramo de la calle Arenal. «Nos gustaría, para dar cumplimiento a nuestro programa electoral, es presupuestar el año que viene para poder ejecutar las obras de Arenal».

Argumentó que es otra arteria importante de la ciudad que «necesita un arreglo integral porque tiene los mismo problemas que se detectaron en Ramón y Cajal». El proyecto de estas obras va a suponer una inversión muy superior a la que se ha efectuado en el arreglo que ahora está a punto de terminar. El presupuesto reservado y que el equipo de Gobierno quiere utilizar es de 663.000 euros.

Dijo también Hernando que si se acomete el trabajo en Arenal «se dará un descanso a los vecinos de Ramón y Cajal. Después ya pensaremos, quizás para el año siguiente, en dar continuidad a los trabajos que van a acabar ya en Ramón y Cajal.