Policía Local convocará este año otra OPE para cubrir siete nuevas vacantes

Agentes de la Policía Local durante un control rutinario de alcoholemia en las calles de la ciudad. /A. G.
Agentes de la Policía Local durante un control rutinario de alcoholemia en las calles de la ciudad. / A. G.

La oferta de empleo también incluirá cuatro plazas de promoción interna para inspector y oficial

CRISTINA ORTIZ

La norma que desde el 1 de enero permite a los agentes municipales acogerse a la jubilación a partir de los 59 años ha hecho adelgazar considerablemente el cuerpo de la Policía Local de Miranda, que ha perdido en lo que va de año a diez efectivos. Número que seguirá creciendo antes de que lleguen nuevas incorporaciones a una plantilla de la que, en estos momentos, forman parte 41 efectivos, según confirmó ayer el concejal del departamento Pablo Gómez.

Y es que a las jubilaciones que se puedan seguir produciendo –de momento, ya está prevista una para septiembre– hay que sumar que para agosto están confirmados tres traslados. Tres agentes que ahora desempeñan su actividad en la ciudad, pasarán a integrar plantillas de otras localidades.

Mientras, todavía tardarán en incorporarse los 5 candidatos que superaron la Oferta de Empleo Público (OPE) desarrollada a principios de año y que están aún pendientes de acudir a la Escuela de Policía de Ávila, donde llevarán a cabo un curso de formación de 5 meses antes de ocupar su plaza en Miranda. En principio, tal y como apuntó ayer el responsable del departamento, está previsto que se sumen en septiembre al curso extraordinario organizado por la Junta de Castilla y León para tratar de dar salida a una problemática común en todas las poblaciones de la región, ya que en su conjunto, la nueva norma ha hecho que fuera un número importante de efectivos el que decidiera acogerse a la posibilidad de jubilarse de manera anticipada.

El elevado volumen de nuevos candidatos a agentes hizo que el curso ordinario que con carácter anual se convoca en febrero no contara con suficientes plazas como para atender la demanda lanzada desde distintos ayuntamientos de la comunidad. Así que, de manera excepcional, se optó por lanzar una segunda convocatoria para después de verano, una vez la anterior promoción hubiera terminado su formación.

Será a partir de septiembre cuando las cinco personas que han superado la OPEinicien ese periodo de capacitación de cinco meses, por lo que no será ya hasta el próximo año cuando se puedan incorporar a su puesto de trabajo.

Además, su número resulta del todo insuficiente para hacer frente a las vacantes con que cuenta el cuerpo en la ciudad. Una situación en la que ya se trabaja de cara a lanzar en este mismo ejercicio otra nueva oferta de empleo pensada para 7 plazas. En estos momentos ya hay 4 vacantes, a las que se sumarán el próximo mes 3 más de las personas que se marchan trasladadas. «Se sacarán en la OPEde 2019, porque por plazos entrarán», apuntó Gómez.

Además, dentro de la oferta de empleo se convocarán varias plazas más a cubrir por promoción interna. Concretamente serán una de inspector y tres de oficiales. En total serán 11 puestos.

Pero esta nueva cobertura tampoco será suficiente para cubrir el catálogo de plazas ligadas a la Policía Local. Seguirán faltando 4 agentes más, puestos que se generarán por los que vayan dejando libres aquellos que asciendan a los siguientes niveles del escalafón. «La OPE de 2019 mejorará la situación en materia de personal, pero la promoción interna volverá a generar vacantes», apuntó el concejal.

Una situación ya prevista por el Consistorio, que plantea volver a sacar otra Oferta Pública de Empleo nueva en 2020, de cara a poder cubrir esas que queden libres más las que puedan surgir hasta entonces por jubilaciones. «La situación es la que es y vamos lo más rápido que se puede para cubrir las plazas, teniendo en cuenta que son policías y que, por lo tanto, tiene que seguirse un procedimiento de examen, de tribunal y luego tienen que pasar una formación en la academia que sale cuando sale, no cuando nosotros queremos que salga, porque se hace a nivel de todo Castilla y León», apuntó la alcaldesa, Aitana Hernando.

Y es que aunque en su momento se intentó adelantar la capacitación sumándose a una propuesta de curso que quería hacer el Consistorio de Valladolid para sus nuevos agentes, finalmente esta opción no se ha materializado.

Por otro lado, Hernando quiso incidir en que a pesar de la merma de personal sobrevenida, «estamos garantizando los cinco policías por turno, como ha ocurrido siempre; con mucho esfuerzo por parte del Ayuntamiento, evidentemente». Y se hace con horas extras, la única fórmula posible. «Están justificadas. Si a alguien no le parece bien que nos diga cómo resolvemos el que haya 5 en cada turno en la calle todos los días», zanjó.