44 personas completan de manera temporal la plantilla municipal con contrataciones de Ecyl

Un operario de jardinería regando algunos de los árboles plantados en La Picota. /A. G.
Un operario de jardinería regando algunos de los árboles plantados en La Picota. / A. G.

36 trabajadores tienen contrato con el Ayuntamiento hasta final de año y 6 más se incorporarán para estar doce meses

CRISTINA ORTIZ

Los programas de fomento del empleo que el Servicio de Empleo de Castilla y León (Ecyl) promueve todos los ejercicios en colaboración con las administraciones públicas, va a permitir este año la incorporación de 42 nuevos trabajadores temporales al Ayuntamiento. De ellos, la mayoría ya está en su puesto de trabajo. Están operativos 36 personas, de las que 21 son hombres y 15 mujeres.

Forman parte del colectivo seleccionado por responsables de Ecyl en función de la petición de necesidades de profesionales planteada por el Consistorio y teniendo en cuenta, además de sus conocimientos y cualificación, otros condicionantes como la edad o el hecho de estar cobrando alguna prestación. De hecho, de esas 36 personas, 6 son perceptoras de la Renta Garantizada de Ciudadanía y las otras 30 han salido de las listas que engloban a desempleados de menos de 35 años, de, de los que tienen más de esa edad pero menos de 55 y de la de parados de larga duración.

Hasta finales de años y a jornada completa todos ellos estarán vinculados laboralmente a distintos departamentos del Ayuntamiento. De ellas, 6 desarrollarán tareas vinculadas al mantenimiento de las instalaciones deportivas y otras tantas al mantenimiento de edificios municipales. Otras 8 desarrollarán su trabajo en el área de jardinería y 3 más en temas de limpieza.

El programa de empleo también ha permitido incorporar 8 auxiliares administrativos; además de un repartidor de correspondencia y un auxiliar de clínica. El listado se competa con tres monitores de calles, para desarrollar distintas actividades en programas de ocio.

Al Ayuntamiento también le hubiera gustado contar con un agente de Igualdad de Oportunidades durante seis meses, un perfil que planteaba el Servicio de Empleo de Castilla y León pero que no se ha podido cubrir por no haber nadie con esa formación en el paro.

Ni en Miranda ni en Burgos. En la capital figuraba solo una persona con esa cualificación como demandante de empleo y como esa plaza también se ofertó para el Consistorio de esa ciudad, la plaza de aquí se ha quedado vacante. Una situación que, hasta la fecha no se había producido

A todos ellos está previsto que se sumen en breve otras 6 personas seleccionadas por el Ecyl entre aquellos parados que superan los 55 años y cobran la Renta Garantizada de Ciudadanía. Un colectivo que firmará un contrato de un año a jornada completa. Estos está previsto que se incorporen a su puesto en agosto y, de momento, no está definido el perfil que tendrán. De aquellos que propongan desde la entidad se Empleo, el Consistorio elegirá aquellos que encajen mejor con las tareas que se necesite cubrir.

También se espera la incorporación de otras dos trabajadores más durante un periodo de tres meses. En este caso la oferta será cubierta con personas que tengan reconocida alguna discapacidad.

Los salarios de todos estos trabajadores tienen una doble vía de financiación, ya que parte del coste lo asume Ecyl y parte, las arcas municipales. En esta ocasión, está previsto que el Servicio Público de Empleo aporte 306.000 euros y el Ayuntamiento, 380.000. Exactamente, en total suman 687. 400 euros, de los que la ciudad aporta el 55%.

Este ejercicio, el Plan de Empleo Local para 2019 cuenta con un presupuestario de la Junta de Castilla y León de 57.940.000 euros, destinados a la contratación de más de 8.000 trabajadores desempleados a través de los ayuntamientos y diputaciones de la comunidad, un 4,8 % más que en el ejercicio anterior, según los cálculos de la administración regional.

«A través de las medidas directamente gestionadas por la Junta, entre 8.000 y 10.000 personas acceden anualmente a un empleo remunerado de carácter temporal que ofrece la integración en el mercado laboral en condiciones que permiten acceder a prestaciones», destacaron cuando se presentó un plan consensuado en el marco del Consejo del Diálogo Social.