La Oficina de Interlocución Hipotecaria finalizó 2018 con seis casos abiertos

La oficina tiene su sede en el centro cívico. /A. G.
La oficina tiene su sede en el centro cívico. / A. G.

El servicio municipal ha logrado 91 acuerdos con las entidades bancarias desde su inicio en noviembre de 2012

TONI CABALLERO

Noviembre del pasado año marcó el sexto aniversario de la puesta en marcha de la Oficina de Interlocución Hipotecaria por parte del Consistorio mirandés. En pleno 2012, con la crisis económica golpeando a muchas familias mirandesas, se creó este servicio con el que atender a la ciudadanía en sus relaciones contractuales con las entidades financieras.

Desde entonces, y hasta el 31 de diciembre de 2018, la oficina ha atendido a un total de 148 familias (más de 2 de media mensual), 338 personas (4,63 de media al mes), durante este periodo de poco más de seis años (73 meses), según transmitió el concejal de Servicios Sociales, Pablo Gómez.

La Oficina de Interlocución Hipotecaria del Ayuntamiento de Miranda está conformada por una trabajadora social y una letrada. Situada en el Centro Cívico Raimundo Porres, se puede hacer uso del servicio, pidiendo cita previa en el número de teléfono 012, los martes en un horario de atención de 12.00 a 14.00 horas.

Ambas profesionales se encargan de atender a las personas que lo necesiten y de erigirse como un nexo de unión entre los bancos y la ciudadanía. Desde la creación del servicio, el número de prestaciones abiertas de información han sido 177. Además, el reciente 2018 finalizó con un total de 6 casos abiertos; 177 cerrados y 28 reabiertos en este tiempo.

Las actuaciones del servicio municipal tienen dos ramas de actuación: asesoramiento e interlocución. Las cifras relacionadas con la labor de asesoramiento son : 177 casos de información personal y análisis de la situación financiera; 118 situaciones de asesoramiento sobre la economía familiar; 38 casos (21 personas) han sido orientadas hacia otros servicios (de empleo o vivienda, entre otros) y 17 a la gestión y concesión de Renta Garantizada de Ciudadanía a raíz de la intervención por hipoteca.

A todas las personas que acudieron al centro cívico en busca de asesoramiento se las atendió a nivel personal y se realizó un análisis financiero de la situación particular de la economía de sus correspondientes unidades familiares.

En relación a la labor interlocutiva del órgano municipal, la intermediación con las entidades financieras se ha iniciado en un total de 119 casos. Del total de interlocuciones iniciadas, tan sólo 15 casos se han cerrado por desistimiento de la parte interesada y no han completado todo el proceso. Dato importante que habla de la voluntad de la ciudadanía y de la tenacidad del servicio.

Y el 84% de las iniciadas han sido interlocuciones a término que han sido concluidas sin que el usuario haya desistido. 100 expedientes de las 119 intermediaciones reclamadas.

Además, de estos 100 casos en los que se produjo una negociación entre el interesado y el banco, sólo 9 de ellos (9%) concluyeron sin llegar a ningún acuerdo con la entidad bancaria. A su vez, los expedientes 91 restantes (91%) finalizaron con acuerdo entre ambas partes si bien existen con distinta naturaleza entre ellos.

De los 91 consensos, 42 han tenido que ver con una reestructuración de la deuda con la entidad bancaria , un 46% de los acuerdos. Otros 17 expedientes (18,6 %) se saldaron con daciones en pago por las que el particular acabó entregando su vivienda a cambio de saldar la deuda con el correspondiente banco.

Asimismo, 20 casos (21,98%) concluyeron con otro tipo de acuerdos y en 12 ocasiones (13,18%) se mejoró la situación contractual «en un aspecto económico o de otro tipo».

Pese a que el número de casos abiertos en este servicio municipal ha descendido, «en julio de 2017 permanecían 23 abiertos, 17 más que a finales de 2018», para el concejal de Servicios Sociales, Pablo Gómez, la existencia de la Oficina de Interlocución Hipotecaria estaría «más que justificada» con la sola existencia de una familia en Miranda» que se encontrara en una situación económica complicada derivada de la hipoteca».

Por ello, Gómez confirma que el servicio permanecerá vigente para ayudar a las familias de nuestra ciudad que lo necesiten y el Consistorio «continuará apostando por él durante el tiempo que sea necesario».