Los negocios liderados por mujeres inmigrantes experimentan un ascenso

Sorina, segunda por la derecha, junto a otras amigas en el interior de la tienda. /Avelino Gómez
Sorina, segunda por la derecha, junto a otras amigas en el interior de la tienda. / Avelino Gómez

A lo largo de los últimos cinco años se ha apreciado un ligero incremento de las mujeres que se decantan por la figura del autoempleo

SILVIA DE DIEGO

Un total de 1.390 mujeres forman parte de las listas del paro en Miranda según los datos facilitados por la oficina del Ecyl lo que ha supuesto que 49 féminas abandonasen el desempleo y de, estos datos, un importante tanto por ciento corresponde al colectivo de mujeres inmigrantes que residen en la ciudad. Precisamente a lo largo de los últimos cinco años se ha experimentado un crecimiento progresivo del número de mujeres inmigrantes emprendedoras que regentan principalmente establecimientos relacionados con la hostelería, tiendas de alimentación, centros de peluquería y estética o tiendas de ropa. Si atendemos a los datos de afiliación de extranjeros por sexos, el número de mujeres dadas de alta en el régimen general en toda la provincia de Burgos ascienden a 3.508, frente a las 223,72 del régimen agrario y las 1.096 empleadas de hogar. Aunque si de emprendedoras hablamos la cifra de féminas dadas de alta en el régimen de autónomos es de 485,36.

En Miranda existen múltiples ejemplos de mujeres que, ante la situación actual del mercado laboral, han optado por el autoempleo y han visto en la figura del emprendedor una posibilidad de futuro.

Muestra de ello es Sorina Aura Baba, natural de Rumanía que recientemente inauguraba una nueva tienda en la ciudad bajo el nombre de BalkanMarket en Ramón y Cajal aunque ella ya llevaba en el sector más de una década. «Comencé en el Mercado de Abastos en un local de tan solo 4 metros cuadrados y lo compaginaba con mi trabajo de limpiadora. De 4 a 9 de la mañana trabajaba en limpieza y, de 9 a 21 horas me dedicaba a la tienda de alimentación. Era muy duro», recuerda esta mujer luchadora que ha sabido sacar fuerzas de la adversidad ya que asegura que la responsabilidad y el trabajo duro forman parte de ella desde muy joven aún cuando vivía en Timisoara. «Empecé a trabajar con 18 años en mi país y desde entonces no he parado. Lo más triste es trabajar y dedicar tiempo a la familia. Tengo dos hijos y la conciliación familiar y laboral es muy, muy dura», sostiene. Las escasas dimensiones del primer local que impedían traer suficiente mercancía motivaron un cambio de ubicación a otro emplazamiento de 40 metros cuadrados situado en la calle donde ha permanecido durante unos cuantos años, aunque ha sido ahora cuando ha dado un verdadero salto de gigante y ha puesto todas sus ilusiones en un local de 400 metros cuadrados en lo que antes era Calzados Gómez en los que la luminosidad, la amplitud y el trato amable de Sorina invitan a entrar y comprar. En Balkan Market podemos encontrar productos de calidad de numerosos países, entre los que figuran Rumanía, Bulgaria, Rusia, Polonia , Armenia , Grecia , Turquía o Hungría entre otros. Vinos y licores que destacan por su originalidad, cervezas de numerosos destinos y, cómo no, una gran variedad y riqueza en repostería. «Es casera, tenemos, por ejemplo, un bizcocho típico húngaro que se come con nueces y que es delicioso».

Otro de los ejemplos más recientes, viene en nombre de Perchas en la calle Arenal, una tienda de ropa infantil que abría sus puertas en la ciudad el pasado mes de abril. Patricia Espinola, original de Paraguay dedicó junto a su marido y sus tres hijos todos sus ahorros en el negocio. Llegaron de Bilbao hace ahora tres años, donde ella ya tenía experiencia en el sector pues llevaba una panadería y se decidieron por Miranda por el carácter «abierto y amable de sus gentes». Los motivos que propiciaron la apertura de la tienda fue la escasez de empleo por cuenta ajena y la necesidad de trabajar en algo que pudiera ir de la mano del cuidado de sus hijos. «Lo que puede encontrarse el cliente es ropa bonita a precios asequibles. Como madre de tres, sé perfectamente lo que significa gastar lo necesario y no excederse. Las ventas durante el verano han ido bien, esperemos que ahora los mirandeses también se animen en las compras navideñas». Ya sea por cuenta propia o por cuenta ajena, muchas mujeres que son o quieren ser madres deben enfrentarse con el duro caballo de batalla de la conciliación familiar y laboral en el que aún queda un largo camino por recorrer. Durante el pasado mes de octubre el Pleno del Congreso daba luz verde a la tramitación de ley del PSOE para garantizar la igualdad efectiva de los sexos en el trabajo y una de las novedades que incluía era la aplicación de multas de hasta 50.000 euros a las empresas que impidan la conciliación.

«El carácter emprendedor lo tienen otra cosa es que las falten recursos »

Desde la Asociación de Mujeres Empresarias de Castilla yLeón, Ademe, se valora muy positivamente el carácter emprendedor de muchas mujeres inmigrantes que llegan a Miranda. «Tienen que ser mujeres muy valientes porque lo dejan todo, incluso a sus hijos para venir a trabajar aquí y ganarse la vida. El carácter emprendedor lo tienen otra cosa es que las puedan faltar recursos o conocimientos para poder llevar a cabo. Desde Ademe apoyamos a todas las mujeres que quieran montar un negocio», puntualiza la secretaria de la Junta Directiva, Montse Alsina.