Los 228 nacimientos de 2018 confirman la caída de la natalidad

En Maternidad hubo tranquilidad hasta el día 3 de enero. /Avelino Gómez
En Maternidad hubo tranquilidad hasta el día 3 de enero. / Avelino Gómez

Miranda se suma a la tendencia general del país y constata el descenso con la llegada de diez mirandeses menos que en 2017,

MARÍA ÁNGELES CRESPO

La cifra final de nacimientos en el Hospital Santiago Apóstol durante el año que acaba de despedirse no ha sido ninguna sorpresa. En el conjunto del país el descenso de la natalidad está convirtiéndose en una preocupación porque la tasa de reposición no se cumple y la caída poblacional es un hecho.

En el transcurso de 2018 el número de bebés nacidos se quedó en los 228 tras ser atendidos en el hospital mirandés 227 partos, uno de ellos gemelar. El único en el que llegaron a una familia dos criaturas ocurrió en el mes de junio.

El descenso de nacimientos no ha sido en esta ocasión especialmente significativo con respecto a lo ocurrido en 2017 ya que tan sólo han sido diez menos los nacidos este año. Pese a ello, lo que sí queda claro es que la tendencia a la baja parece haberse instalado en la ciudad.

Desde que en el año 2015 no se alcanzara la psicológica barrera de los 300 –fueron 295–, la caída ha sido una constante irrefrenable. El siguiente año el número de nuevos mirandeses empadronados acabó quedándose en los 285 y el descenso más brusco de esta década se constató el año pasado con 48 bebés menos.

El último de los mirandeses nacidos en 2018 lo hizo el pasado día 30 de diciembre – una niña– y, pese a que en el servicio de Maternidad del Santiago Apóstol estaban en alerta porque en esas fechas había al menos seis mujeres que ya habían salido de cuentas, en la ciudad no tuvo que atenderse parto alguno en las dos fechas más significativas en las que se está pendiente de saber quién es el mirandés más tardío y el más madrugador del año, esas jornadas que se convierten en los cumpleaños que después todo el mundo recuerda, pero el 31 de diciembre de 2018 y el 1 de enero de este recién estrenado 2019 en la planta donde están los neonatos la tranquilidad fue absoluta.

Para conocer al primero del año ha habido que esperar hasta el día 3, en el que la actividad se redoblo en la zona de Maternidad. A las 14.30 horas nació un chico, y ya por la tarde noche, a las 21.30 llegó la primera chica que constará en el censo, Carmen.

Más chicos que chicas

Continuando con las tendencias cabe indicar que también en el 2018, como ocurriera el año anterior, entre los nacidos en la ciudad fueron más los niños que las niñas. A los hogares mirandeses se incorporaron 120 chicos frente a las 108 chicas que incrementaron las familias de la ciudad.

Las cifras de nacimientos están claramente a la baja y en el más prolífico de los meses, que resultó ser el de julio, el número de partos atendidos en el Santiago Apóstol fue de 27. La veintena de nacimientos se alcanzó también en abril y mayo, con 23, así como en febrero y octubre, y fue tanto en febrero como en octubre cuando se supero por poco ya que se alcanzaron los veintiún nacimientos.

En la parte contraria de la balanza –no hay razones objetivas para que se den más o menos nacimientos en función del calendario– se situaron los meses de septiembre y diciembre, con doce y trece alumbramientos respectivamente. En el resto del año los nacidos en enero fueron 17, en marzo 16, los mismos que en junio con quince partos, uno gemelar; 19 nuevos mirandeses llegaron en agosto, y otros tantos lo hicieron durante el último noviembre.

Incremento de cesáreas

Si se habla de descensos y aumentos en lo relacionado con la natalidad, el único dato que se sigue incrementando es el porcentaje de las cesáreas que se practican por los facultativos del Hospital Comarcal Santiago Apóstol.

De las 227 mujeres que dieron a luz en el centro sanitario 78 de ellas fueron sometidas a esta intervención, lo que supone un 34,5% del total; casi tres puntos más que en 2017, año en el que las cesáreas totales supusieron el 31,8%.

Por lo que respecta a la nacionalidad de las madres de los nacidos el pasado año, 59, es decir el 25,7% eran extranjeras. Procedían de diecinueve países diferentes. Destacó un año más Portugal, con once nacimientos.

 

Fotos

Vídeos