Miranda volverá a salir a la calle el día 19 para manifestarse en defensa de la Sanidad pública

La moción fue debatida durante hora y media en la sesión plenaria del Ayuntamiento. /A. G.
La moción fue debatida durante hora y media en la sesión plenaria del Ayuntamiento. / A. G.

La movilización será impulsada de nuevo por el Ayuntamiento, tras aprobarse ayer en el pleno la medida

CRISTINA ORTIZ

Dos veces en menos de un año. Los mirandeses serán llamados a salir de nuevo a la calle en defensa de la Sanidad pública y contra las privatizaciones de servicios, en una manifestación que será convocada para el día 19, a las 19.00 horas, por el Ayuntamiento. Fecha y hora que se recogen en el texto de la moción llevada a pleno ayer por PSOE, IUy Podemos, que fueron los que votaron a favor de un texto acordado como una de las acciones para mostrar de manera pública su rechazo a la externalización en una clínica de Vitoria de la atención de Dermatología.

«Entendemos que debe haber una respuesta ciudadana a esta situación», tal y como defendió el portavoz del PSOE, Miguel Ángel Adrián, marcando distancias con los argumentos del concejal de Ciudadanos, Sergio González, quien pensaba que la decisión «iba a ser recibida con vítores. Que no se haga como nos gustaría no significa que sea malo. Ante problemas excepcionales, soluciones excepcionales».

Y eso, en su opinión, es lo que se garantiza con la contratación de un servicio externo de Dermatología hasta que se cubran las vacantes. «Lo que de verdad quiere la gente es que le atienda un médico y gracias a la decisión de Ciudadanos eso va a pasar. Manifiéstense si quieren, ahí tienen las calles;pero el paciente que va a recibir la atención está contento tras meses esperando». Yes que, insistió González, lo que importa es la asistencia sanitaria. No se le puede dejar a la gente desatendida».

Argumento para nada compartido por Adrián. «Si lo que quieren los pacientes es solo que los atienda un médico, privaticemos la Sanidad. Pero no, no es así», incidió;dejando claro que su formación, al igual que hicieron IU, y Podemos, apuesta por una asistencia «pública, universal y de calidad». Modelo que «se quiebra» con la externalización de Dermatología «más allá de que se venda como algo temporal. Lo cierto es que se están trasladando recursos de la esfera pública a la privada».

La medida afecta a una especialidad que, desde hace tiempo, carece de profesionales en el Santiago Apóstol; donde también en estos momentos está solo la mitad de la plantilla de Oftalmología (dos de cuatro) y falta un especialista en Urología, al no haberse cubierto una jubilación.

Situación que, como recoge el texto suscrito por tres de las cinco formaciones con representación en el Consistorio, conlleva aparejada «la pérdida de calidad» en la atención sanitaria a la ciudadanía, y la solución tienen claro que «no puede venir del intento de externalización de los servicios» por el hecho de que existan plazas de especialistas vacantes, «sino de la modificación de criterios y condiciones de contratación para que sean atractivas para los médicos que puedan venir a prestar sus servicios a nuestro hospital desde lo público».

Ése es un punto esencial a tener en cuenta. Al menos así lo defendió el portavoz del PSOE que entiende que decir que no se encuentran profesionales no es una excusa válida cuando lugares próximos como «Vitoria, Navarra o Logroño no presentan, al parecer, el problema de falta de especialistas que hay aquí».

¿Cuál es la razón? «Éste es un problema de mala planificación sanitaria. Hay que prever, hacer política con la gestión sanitaria para que sea óptima. Ahora es pésima. No se puede decir que no encontramos médicos. Habrá que modificar la contratación, con incentivos, complementos de destino....».

Un aspecto en el que incidió la portavoz de Podemos, Cristina Ferreras, al tiempo que hacía hincapié en que «ninguna privatización es transitoria. Nos cuesta una tarde y cuatro firmas aprobarla y revertirla nos lleva años de movilizaciones».

Pero para González el verdadero debate no debería girar en torno a si atención privada o pública, porque, en este caso, el dilema a valorar es si asistencia privada o no atención. «No quieren venir dermatólogos, no los hay. No existe la máquina para crear especialistas», incidió; dejando claro que no iban a apoyar una moción –la formación se abstuvo, después de pedir que se retirara– «contra que se atienda a la gente. No me voy a manifestar porque se brinde atención sanitaria».

En contra votó el PP que aseguró «no entender el interés por sacar a la gente a la calle, como si eso fuera a solucionar algo. Lo bueno es que seamos conscientes de la preocupación y hagamos gestiones para que la Sanidad mejore», en lugar de optar por «la movilización, la consigna y la foto».

En ese sentido también el portavoz de IU, Guillermo Ubieto, advirtió que la moción se quedará en «algo simbólico» si no va acompañada de otras medidas. «Una manifestación de forma aislada no va a suponer mejoras de los servicios públicos».

Argumento que aprovechó para reclamar al equipo de Gobierno que convoque el Consejo Local de Salud, que lleva años sin reunirse, para «debatir sobre situaciones sanitarias en Miranda. Ese es el foro para realizar una evaluación y plantear propuestas de análisis con diferentes colectivos locales». También Podemos pidió la convocatoria de ese foro, al tiempo que como IU reprochaba al PSOE que no plantee la reversión de la ley de gestión sanitaria que aprobó en 1997 y que abrió la puerta a que se puedan realizar las externalizaciones.