Miranda tendrá listo a finales de octubre el Jardín de la Memoria junto al centro cívico

Los trabajadores del programa formativo de Ecyl ultiman todos los detalles estas semanas. /A. G:
Los trabajadores del programa formativo de Ecyl ultiman todos los detalles estas semanas. / A. G:

Junto a la gran variedad de especies arbóreas el proyecto contempla la instalación de varios paneles con tres etapas distintas

SILVIA DE DIEGO

El jardín de la Memoria situado en la parcela entre el Centro Cívico Raimundo Porres y el CEIP Cervantes será una realidad el próximo 31 de octubre, fecha prevista para su inauguración oficial. Los 8 trabajadores de la Escuela Taller ultimarán a lo largo de estas próximas semanas todos los detalles sobre una superficie superior a los 1.000 metros cuadrados. Hayas, olivos, robles o laureles serán algunas de las especies que se plantarán en recuerdo de todos los que pasaron por el Campo de Concentración de la ciudad. El planteamiento en concreto pasa por la colocación de laureles en homenaje a los franceses, olivos por los italianos, robles en atención a los ciudadanos de Polonia, Alemania e Inglaterra y hayas por los nacidos en Holanda y Bélgica, eso sí, aunque la mayoría de las lenguas estarán presentes las que tendrán un mayor protagonismo serán el español, el francés y el inglés por ser las mayoritarias de los presos.

Según el diseño planteado en el proyecto, el jardín tendrá forma de L y en el mismo se exhibirán tres paneles informativos con tres etapas diferenciadoras, entre 1937 y 1940, entre 1940-1942 y, por último, desde 1943 hasta 1947, cuando se produjo su cierre definitivo. «Todo ello se completa con los diferentes árboles típicos de la mayor parte de los países de procedencia de los que estuvieron en el campo y además se indicarán las coordenadas GPS junto con una frase de un paracaidista belga», recuerda la concejala responsable del área, Begoña González; quien subraya la intención de colocar un motivo que salga desde el suelo en hormigón. «Aún estamos barajando si será aquí donde situemos la señalización o bien el resumen de las tres etapas del campo».

Otro de los elementos destacados en el proyecto son las traviesas del tren «La inmensa mayoría llegaba por este medio de transporte. Hay que tener en cuenta que este proyecto es una especia de nexo de unión puesto que tenemos la estación al lado, el campo de concentración y también el Centro de Interpretación de la Memoria Histórica en el Raimundo Porres. Esta actuación supone dar una continuidad a todo el recorrido», reconoce.

El proyecto, que ha contado con un presupuesto de alrededor de 68.000 euros, pretende ser un punto de divulgación más, una nueva actuación que se une a otras ideas desarrolladas desde la Concejalía y, de hecho, a partir de este mes de septiembre serán los colegios e institutos mirandeses los protagonistas ya que tendrán la oportunidad de conocer el centro y poder aprender sobre todo lo ocurrido en el campo de concentración. No obstante, el mensaje también pretende llegar al ciudadano de a pie no sólo de aquí sino de otros puntos cercanos.

Con esta finalidad se han implantado «visitas guiadas para los centros escolares y para el público en general, ya que hay gente que necesita que le expliquen con detalle la información que recogen los paneles y todo lo que se refleja en el centro». En cuanto a cifras de visitantes los datos que maneja el Ayuntamiento hablan de cerca de las 130 al mes y para conseguir aumentar este dato también se optó por la promoción.

El Consistorio mirandés ha distribuido 600 carteles informativos (300 en castellano y 300 en inglés) en Haro y Vitoria para atraer un mayor número de visitantes al espacio, el centro que recibe «alrededor de 130 visitas», una cifra que podría aumentar ya que en agosto el centro habilitó el horario de verano de 8.00 a 15.00 horas. A partir este mes septiembre, habrá opción de poder visitarlo de mañana y también en horario de tarde, de 9.00 a 15.00 y de 17.00 a 21.00 horas.

Por otra parte, a lo largo de los próximos meses se espera completar la información que se ofrece a los visitantes en el Centro, González recalca que con la vuelta al trabajo «tras los meses de verano se comenzará a trabajar en la instalación de nuevos elementos de interés».