Miranda estudia si le toca pagar y ejecutar la expropiación de suelo para el paso de El Crucero

Estado en el que se encuentra parte de la obra realizada. /A. G.
Estado en el que se encuentra parte de la obra realizada. / A. G.

El Ayuntamiento insiste en demandar a Adif la justificación de los ingresos y gastos ligados al convenio firmado entre ambas partes

CRISTINA ORTIZ

El Ayuntamiento tendrá que realizar la conexión con la calle Alondra del paso que permitirá sortear las vías en El Crucero, pero duda que le corresponda asumir la tramitación y el pago de las expropiaciones de los terrenos necesarios para poder ejecutar una conexión que lleva pendiente desde la firma del convenio de la administración municipal con Adif en 1999.

La carga, en la nueva adenda a ese documento que ahora se plantea incluir en el acuerdo, recae sobre el Consistorio, pero la alcaldesa, Aitana Hernando no tiene claro que eso sea así. «Es algo que en estos momentos están estudiando los servicios técnicos. Ahora mismo no puedo decir ni que sí ni que no. Se está analizando. Es sobre lo que más dudas hay», explicó.

Tampoco se conoce cuánto podría costar poner a disposición del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias el suelo requerido, dado que no se cuenta con el listado de parcelas afectadas. Un documento que ya se ha solicitado a Madrid y que se han comprometido a enviar a la ciudad antes de final de año. «El Ayuntamiento tuvo en su día un listado de expropiaciones para la anterior solución técnica de conexión con la Nacional, pero Carreteras no dio el visto bueno a esa propuesta y se ha planteado otra que cuenta con la aceptación verbal de los técnicos de la demarcación».

Una vez que se conozca cuáles son las parcelas afectadas, habrá que definir su coste. Algo para lo que la alcaldesa confía que se pueda utilizar la estimación que acaba de realizar la Comisión Territorial de Valoración para Orón.

Al mismo tiempo, Hernando volvió a insistir en que Adif debería acredita sus ingresos y gastos en virtud del convenio con el Ayuntamiento, no a nivel general, ya que obtuvo aprovechamientos urbanísticos vinculados al mismo. «Se lo he solicitado en persona en todas las reuniones, por escrito en cartas anteriores, en el juzgado... y todavía no tenemos constancia de ello».

Los servicios jurídicos del Ayuntamiento, temen que se pueda ver perjudicada la ciudad si la incorporación de la nueva adenda al convenio deja sin efecto alguna cláusula sobre la disponibilidad económica de esa plusvalía. Si esa partida se ha agotado «deberían demostrar que es así».

Y es que las obras realizadas en la estación ferroviaria no se pueden incluir dentro esos gastos. «Esa es una reforma que, según la ley, deberían haber costeado con presupuesto propio. Es un obra que tenían que hacer necesariamente aquí y en otras ciudades con cargo a sus recursos».

Al mismo tiempo, Hernando dejo claro que, pese a esas dudas, el objetivo del Ayuntamiento es «llegar a un acuerdo» y solucionar cuanto antes el problema que genera el paso a nivel de El Crucero. Pero sin olvidar que su obligación es la de mirar por los intereses del Ayuntamiento, que son los de Miranda. «Independientemente de quién gobierne voy a seguir mirando por el beneficio de la ciudad. Por eso, antes de decidir, me gustaría tener claro los términos de la adenda».

Lo que no significa que no valore positivamente el cambio de actitud de los responsables de Adif y el hecho de que se haya puesto sobre la mesa un calendario con plazos para llevar a cabo los trabajos. «Hemos pasado del inmovilismo total y de la nada, al planteamiento de una propuesta concreta, con calendario: septiembre de 2020 terminada la obra», concluyó.

 

Fotos

Vídeos