Miranda diseñara un nuevo camino de acceso a La Picota y adecuará el de Ircio a La Arboleda

Inicio del camino ya sin asfaltar que se mejorará en dirección a Ircio. /A. G.
Inicio del camino ya sin asfaltar que se mejorará en dirección a Ircio. / A. G.

Los trabajos se realizarán en el marco de dos programas formativos aprobados por Ecyl para un año con 14 personas

CRISTINA ORTIZ

Desbrozar, limpiar, eliminar materiales de desecho, acondicionar senderos, redescubrirlos o crearlos con menor pendiente... son algunos de los trabajos que se incluyen en los proyectos de recuperación de parajes naturales para adecuarlos al paseo, en los que se trabajará a través de dos programas de formación teórico-prácticos (antes conocidos como Escuela Taller) que se llevarán a cabo a partir de noviembre.

Una de las propuesta centrará su atención en la cara norte de La Picota, la que mira a la carretera de Orón, para «construir un camino amable que suba por esa ladera», explicó uno de los encargados de diseñar la idea. Se trata de hacer algo que no existe hasta la fecha y que nada tiene que ver con las sendas que ya hay y que también se van a intentar recuperar. Pero la idea principal es «sacar uno nuevo, con una pendiente más o menos aceptable, porque ahora las que existen son muy pronunciadas».

Si bien, la intervención para conseguir un nuevo acceso a esa parte alta de la ciudad tienen claro que no será fácil. Será necesario contar con maquinaria en la zona para conseguir adecuar el terreno de cara a conformar un camino accesible por la mayoría de la ciudadanía. Antes, eso sí, habrá que realizar tareas de limpieza, porque «se ha usado mucho como vertedero». También se aprovechará para recuperar la zona de eras en las que antes había huertas.

El segundo proyecto volverá la vista al entorno la Arboleda para «adecentar el camino que conduce a Ircio». Un recorrido de unos cinco kilómetros de longitud que del que se acondicionará el tramo que dé tiempo en seis meses–teniendo en cuenta las condiciones meteorológicas–. Se desbrozará, se arreglará el firme y las aceras... En el espacio de las riberas del Ebro no se intervendrá, dado que ese entorno ya es competencia de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE).

«Siempre hemos estado dándole vueltas a la idea de hacer un circuito deportivo por ahí o en la zona de la ribera que va hasta el polideportivo», explicaron técnicos municipales;que no descartan esa idea.

El programa ya aprobado por el Ecyl tiene una duración de medio año, al igual que el que se llevará a cabo para acceder a La Picota. Cada uno de ellos contará con 7 participantes, en total 14 personas interesadas en formarse en trabajos de jardinería.

El próximo curso también se desarrollará un módulo de Ayuda a Domicilio similar al que ayer se clausuró con la entrega de diplomas, una propuesta pensada para ser desarrollada por 8 personas durante un periodo de nueve meses.

El calendario de trabajo que se maneja en estos momento plantea el inicio de la actividad para noviembre y la financiación que Ecyl tiene previsto destinar a las tres iniciativas que han recibido el visto bueno ronda los 200.000 euros.

Desde la administración regional se apuesta por seguir fomentando esta línea de trabajo que, además de capacitar a personas desempleadas en sectores en los que pueden tener una salida laboral, mientras reciben una prestación económica y llevan a cabo distintos trabajos en el marco de su área de aprendizaje. «Son cursos muy importantes para la gente que participa, no solo por la formación que adquiere, también por los certificados de profesionalidad que se les dan y les abren muchas puertas», apuntó el secretario territorial de la Junta en Burgos, Lorenzo Saldaña, presenta ayer en la ciudad para la entrega de diplomas del proyecto 'Ciudad de Miranda XIII-Ayuda a Domicilio'.

La colaboración de la administración regional y local en este ámbito se traduce ya en el desarrollo de 37 programas formativos en la ciudad, por los que han pasado alrededor de 800 personas. Iniciativas que han recibido una inversión que asciende a 12 millones de euros. «La Junta ha hecho un esfuerzo notable para intentar que la gente pueda insertarse en la vida laboral».

Y según los datos que manejan responsables regionales, lo consiguen, de media, el 68%. Pero más allá de los porcentajes, Saldaña destacó que, sin duda, «el certificado de profesionalidad entregado va a facilitar ese acceso al empleo».

Al mismo tiempo que el curso que ayer se clausuró se concedieron el pasado año los centrados en recuperar el jardín de la Casa de Don Lope y ejecutar un jardín de la memoria en las inmediaciones del centro cívico. Dos proyectos en los que han trabajado 16 personas durante un años, seis meses en cada una de las iniciativas, que han contado con una inversión regional de 139.286 euros de Ecyl.