Miranda destinará unos 56.300 euros anuales más al pago de la Corporación municipal

Un momento de la sesión plenaria celebrada en la mañana de ayer en el Ayuntamiento de la ciudad. /A. G.
Un momento de la sesión plenaria celebrada en la mañana de ayer en el Ayuntamiento de la ciudad. / A. G.

La retribución bruta de la alcaldesa y de los tres concejales con dedicación exclusiva suma unos 153.000 euros al año

CRISTINA ORTIZ

Siguiendo la pauta habitual de trabajo en el inicio del mandato, el Ayuntamiento de Miranda dedicó ayer el primer pleno de la legislatura a confirmar las tareas y ocupaciones de los ediles además de a establecer las retribuciones que percibirán los concejales por su trabajo en la Corporación. Un capítulo éste último que implicará un incremento de la partida presupuestaria en unos 56.300 euros anuales respecto a 2015.

Cuantía que deriva del ligero aumento que se abonará a cada responsable municipal por la asistencia a sesiones de Pleno, Juntas de Gobierno o Comisiones Informativas, así como del incremento aplicado respecto a lo fijado hace cuatro años, en el inicio de la anterior legislatura, para los cargos con dedicación exclusiva que van a ser dos más que los establecidos entonces.

Entonces se marcó que, además de la alcaldesa, solo la responsable de la Concejalía de Hacienda, Patrimonio, Contratación y Personal tuviera vinculación laboral de jornada completa con la administración local con una retribución bruta de 36.000 euros. Ahora esa cantidad se ha actualizado a los 38.206 que percibirá Matilde Fernández, responsable de similares carteras. Lo mismo cobrará el responsable de Servicios Sociales y Seguridad Ciudadana, Pablo Gómez, que en la anterior legislatura no estaba liberado.

A estos dos ediles socialistas se sumará la dedicación por el 75% de la jornada laboral de Adrián San Emeterio, que seguirá al frente de Obras y Servicios, por la que recibirá 28.655 euros por ejercicio. La suya fue la designación más cuestionada por los partidos de la oposición por considerar que en la legislatura anterior, contando con más competencias como limpieza viaria y recogida de basuras o barrios, no tenía esa liberación.

También por entender que la decisión no atendía al peso específico de las competencias a ejecutar o la mejora que ese trabajo pueda suponer para la vida de la ciudadanía. De haber sido así, el portavoz de IU, Guillermo Ubieto, apuntó que la liberalización se tenía que haber dado en el titular de Promoción Económica, por el peso que el equipo de Gobierno viene dando a ese tema. «Cómo se asignan las liberaciones, a qué área van marcará cómo se gestiona la ciudad», apuntó Ubieto, al tiempo que apuntaba que espera que «la pérdida de empleo no sea un criterio para adjudicar dedicaciones exclusivas».

Reflexión duramente criticada por el portavoz del PSOE, Miguel Ángel Adrián, que dejó claro que «no se puede exigir voluntarismo a concejales que dedican muchas horas al trabajo en el Ayuntamiento».

Tampoco el edil de Ciudadanos, Sergio González compartió el aumento de liberaciones en una legislatura en la que el PSOE va a contar con un concejal más para el reparto de tareas.

No hubo reproches al aumento salarial que respecto a hace 4 años se ha marcado para la alcaldesa, que pasa de los 45.075 a los 47.878 euros brutos; ni para el incremento por asistencia a reuniones de los concejales con delegación (los del equipo de Gobierno) que percibirán 243 euros por sesión con un máximo de 5 mensuales (antes estaba en 229). En total, de media, cobrarán al año 14.618 euros brutos. Algo más ingresará el portavoz, 19.712, ya que por ese cometido recibirá otros 84 euros por sesión (antes eran 80, después de que en 2015 se aplicara un recorte del 30%).

La cuantía es la misma para los portavoces de los 4 partidos de la oposición, que percibirán 12.403. El resto de los ediles de esos partidos ingresará 7.309 brutos, a razón de 121,83 por sesión (hace 4 años eran 114,79).

En importe total asciende a casi 354.000 euros anuales. A los 153.000 que suman los sueldos de la alcaldesa y tres concejales liberados, se suman los 87.700 de los otros seis ediles del equipo de Gobierno y los 19.700 de su portavoz. Los otros 4 de los partidos de la oposición ingresarán unos 12.400 brutos y los concejales de esas formaciones 7.300 euros.