El ITM mira hacia el futuro y su objetivo es introducirse en la Formación 4.0

Alumnos haciendo prácticas en uno de los talleres. /Avelino Gómez
Alumnos haciendo prácticas en uno de los talleres. / Avelino Gómez

El centro mantiene conversaciones con la Universidad de Deusto y para el próximo curso quiere asentar las bases formativas

SILVIA DE DIEGO

Cada vez suena con más fuerza el concepto de Industria 4.0 o también conocido con el nombre de la cuarta revolución industrial. Una cuarta etapa de la evolución técnica y económica de la humanidad donde la inteligencia artificial es el elemento protagonista de la transformación. Una nueva era donde el Big Data, el uso de algoritmos para procesarlos y la interconexión masiva de sistemas y dispositivos digitales son y serán el pan nuestro de cada día.

El Instituto Técnico Industrial de Mirandamira hacia el futuro y muestra de ello es el objetivo fijado para el próximo curso de introducirse en la Formación 4.0. «No vamos a ofrecer formación de este tipo de hoy para mañana pero sí nos vamos a meter ya en hacer un estudio y empezaremos a tener alianzas con centros colaboradores y comenzaremos también a elaborar el diseño de esa formación», matiza su directora Sonia Ortiz quien valora muy positivamente su asistencia hace unos días a la presentación del Plan Reindus, una jornada organizada por la Oficina de Promoción Industrial y a la que asistieron también expertos en Industria 4.0 de la Universidad de Deusto.

Sonia Ortiz estima las aportaciones en el encuentro de Javier Ceballos y Pablo García Bringas de la Facultad de Deusto quien también mostró su interés en mantener una línea de trabajo con el ITM. «Tenemos muy en cuenta que la enseñanza tiene que adecuarse a los momentos industriales reales que se están viviendo. Por este motivo, nuestro trabajo se centra en la búsqueda de los cauces adecuados para no quedarnos atrás», recalca Ortiz. Por este motivo, el ITM mantendrá nuevos encuentros con la Universidad de Deusto. «Derivados de esa reunión tanto ellos como nosotros estamos muy interesados en poder trabajar en diferentes líneas. Ya habíamos mantenido reuniones previas con otros coordinadores de diferentes grados de esta universidad y queremos empezar a trabajar en esa línea. No sé si finalmente será con Deusto o con otra, pero lo que tenemos claro es que nuestro Patronato de empresas va a buscar el camino de meternos en esas nuevas formas de formación que necesita el entorno de Miranda y el ITM», recalca. En estos momentos, el trabajo se centra en la búsqueda de nuevas líneas que se adecúen a la empresa de la ciudad y no en grados que ya existen. «Estamos informando a otros centros de nuestras líneas de formación y con las mismas, qué es lo que se puede hacer, de primeras estamos en líneas industriales en el entorno 4.0».

En la actualidad, el Instituto Técnico Industrialdentro de la gama de mecanizados oferta toda la línea de grado medio y de grado superior y dentro de esta última otras dos líneas. «Una es Diseño y Fabricación Mecánica y otra es Programación en la Fabricación Mecánica mientras que en rama de mantenimiento tenemos una rama que es Mecatrónica con tres cursos y una capacidad de 90 alumnos».

Todos estos alumnos que cursan ramas industriales encuentran trabajo. «Además son muy importantes los más de 100 convenios de colaboración diferentes firmados por parte de empresas del entorno de Miranda con el ITM. Aciturri, Alucoil, Central Santa María de Garoña, Hydro, General Química, Montefibre, Gestampo, Talgo, Mecoim, Inme, Yolmar, Yárritu, Mainco, Talleres Zorrilla o Memirsa son sólo algunas de ellas», recuerda.

Otros proyectos

Por lo que se refiere a la posibilidad abierta hace tiempo de mantener una línea de trabajo con la empresa beBee Sonia Ortíz reconoce que tendrían que retomar de nuevo las conversaciones. «Queríamos hacer unos proyectos de cursos pero el problema es la financiación. El coste que supone la impartición alguien lo tiene que acometer. Estamos en stand by, aunque nosotros nos estamos planteando sacarlo de carácter privado. Sí que hay línea de financiación y sí hay compromiso de contratación pero claro tiene que haber también compromiso de contratación por las empresas que quieran y necesiten ese perfil de personas. Con el Ecyl sí que hay línea de financiación y nosotros podríamos buscar y tramitar todo».

Otro de los objetivos que se marca el ITM de cara al próximo curso es la obtención del Ciclo Superior en Grado de Cocina. «Es algo inmediato, creemos que la Escuela de Hostelería se queda coja sino tenemos el Grado Superior y vamos a ir a por ello sí o sí», recalca a la vez que aclara que se encuentran inmersos en todo el proceso de preparación de documentación y proyecto y se «acometerán todas las obras que sean necesarias para hacerlo una realidad lo antes posible».