San Miguel del Monte adjudica la primera fase de reforma de su claustro por 66.263 euros

Zona del claustro que está previsto arreglar en los próximos seis meses. /A. G.
Zona del claustro que está previsto arreglar en los próximos seis meses. / A. G.

Los trabajos, que se prolongarán seis meses, buscan consolidar unas ruinas en las que se quiere crear en un futuro una sala para personas con Alzheimer

CRISTINA ORTIZ

La majestuosidad y el valor arquitectónico pasan desapercibidos en las ruinas de un antiguo claustro invadido en estos momentos por la vegetación que forma parte del complejo de la residencia de mayores de San Miguel del Monte. Una construcción en vías de recuperación con la inversión, en una primera fase, de 66.263 euros que se emplearán en limpiar y asegurar una estructura carente de uso desde hace muchos años.

La encargada de llevar a cabo los trabajos será la empresa ITARQ (Innovación y Tradición para la Rehabilitación, Conservación y Restauración Arquitectónica Sostenible), que se ha adjudicado el proyecto por un presupuesto que supone una rebaja de más del 15,5% sobre el de licitación, fijado en 78.400 euros. Son 12.136 menos.

También se van a ahorrar el 95% del importe del ICIO (Impuesto de Construcciones, Instalaciones y Obras), ya que el Ayuntamiento ha dado el visto bueno a la bonificación de esta tasa a unas obras que está previsto que puedan empezar de manera más o menos inmediata, en las próximas semanas, y que se prolongarán a lo largo de 6 meses. Periodo de ejecución establecido en las condiciones de la licitación. Si bien, desde la dirección del centro, su máximo responsable, Isaac Puebla, confía en que «acaben un poco antes».

Un tiempo en el que se trabajará en la restauración y consolidación de las ruinas del claustro, que ocupa unos 170 metros cuadrados de superficie, para frenar su avanzado deterioro y garantizar la consolidación de la crujía del claustro del antiguo convento que aún se conserva en pie, cerrando su jardín al norte y que sirve de unión entre las ruinas de la iglesia y el resto del complejo.

La intervención diseñada para esta primera fase prevé la sustitución de la cubierta, la retirada de vegetación y enredaderas invasivas; y la restauración de fachada, bóvedas, arcadas y anclaje de piezas sueltas. Así se aprobó por la Diputación Provincial en julio, que dejó abierta la puerta a una futura intervención que será la encaminada a dotar de nuevo de uso a esa parte del complejo residencial.

«Se quiere integrar dentro del perímetro del recinto y crear una sala para personas con Alzheimer. Pero todavía está en proyecto que lo apruebe, esa es la intención del centro. Habría que cubrirlo, acristalarlo y calefactarlo para poderlo utilizar como estancia», valoró Puebla; que agradeció todos los apoyos de la administración provincial para tratar de poner en marcha este proyecto. «Desde el momento que se planteó la idea ha habido mucha colaboración por parte de todos los departamentos».

Entre las patologías detectadas en el estudio de situación realizado por la Sección de Patrimonio, Conservación y Mantenimiento de la Diputación, se señalaban las manchas de humedad en sillares y mampostería del claustro, la pérdida de material pétreo que hay que reponer, el desplome de la cornisa, las grietas o la falta de rejuntado.

Para solucionar estos problemas se plantean, entre otras medidas, la retirada de vegetación, la limpieza de paramentos de sillería, el picado de juntas de mortero y de revoco, la eliminación de elementos impropios, el cosido de las sillerías de piedra con grietas o la reposición de piezas de piedra caliza tanto en arcos, como en cornisas o dinteles.

Para la cubierta se plantea la colocación de aislamiento térmico, y de una lámina impermeable, así como la disposición de teja de cerámica de tipo árabe. La intervención también incluirá la restauración de aleros y la protección de superficies horizontales de piedra forrándolas con chapa de zinc.

El claustro conserva un lado con seis bóvedas de crucería estrelladas sobre arcos apuntados apoyados en columnas istriadas con diferentes ornamentos de orden compuesto. Una infraestructura que conecta la actual residencia con la antigua iglesia, que se ha integrado como parte del jardín, dado que los árboles crecen en su interior, su pavimento es el césped y la hiedra invade sus muros.

 

Fotos

Vídeos