Medio Ambiente quiere conseguir «la convivencia de la bicicleta con los vehículos»

No es difícil ver por la misma vía turismos y bicicletas, lo que se busca es que se pueda compartir el espacio sin conflictos /Avelino Gómez
No es difícil ver por la misma vía turismos y bicicletas, lo que se busca es que se pueda compartir el espacio sin conflictos / Avelino Gómez

Es uno de los objetivos en los que se incidirá durante la celebración de la Semana Europea de la Movilidad

MARÍA ÁNGELES CRESPO

Potenciar el uso de la bicicleta como medio para desplazarse por la ciudad, ofrecer un transporte público que resulte atractivo y potenciar que los recorridos por Miranda se hagan andando para conseguir que los coches pierdan protagonismo son los objetivos sobre los que se pondrá el acento durante la celebración de la Semana Europea de la Movilidad a la que Miranda se sumará entre los días 16 y 22 de septiembre con el lema ''Camina Con Nosotr@s'.

Esta es, a grandes rasgos, la pretensión puesta sobre la mesa por el concejal de Medio Ambiente, Unai Letona durante la presentación de los actos –alrededor de veinticinco–, que se irán sucediendo durante los siete días de esa semana que Miranda lleva celebrando desde el año 2002.

Siempre que ase abordan los cambios de hábitos en los ciudadanos a la hora de desplazarse por la ciudad es inevitable hacer referencia a la situación de los carriles destinados específicamente a las bicicletas. En este sentido el responsable del área tiene claro que en Miranda no se precisa incrementar los kilómetros con los que ya se cuenta porque «la movilidad en bicicleta puede contemplarse de dos formas, o se habilita más carril-bici, o se intenta que la bicicleta conviva con los vehículos dentro de las calzadas. Nuestra posición es intentar concienciar al vehículo de que en la carretera van bicicletas dada la infraestructura que tenemos en la ciudad y teniendo en cuenta el tipo de trayectos que tenemos; consideramos que esa es la mejor opción».

En ese objetivo es en el que s seguirá trabajando y para ello, apuntaba Letona «se ha reducido la velocidad en la ciudad a treinta kilómetros por hora, y por eso iremos viendo cuál es el volumen de gente que utiliza los autobuses, y fomentaremos el uso de las bicicletas con cursos de formación».

Ahondando en la posibilidad de conocer la realidad del modo en el que los mirandeses se desplazan por la ciudad apuntó el concejal de Medio Ambiente que «queremos realizar un estudio de movilidad, analizando por punto todos los factores para conseguir un mayor uso de la bicicleta, que la gente vaya andando y se desplace en el transporte urbano. Analizar sus hábitos para ver hacia donde tenemos que ir».

Esta es una idea que tendrá que desarrollarse a largo plazo, a más corto aparecen las actividades de la Semana Europea de la Movilidad que arrancará el próximo día 16 con la inspección gratuita de la puesta a punto de los vehículos, contará con la ya tradicional carrera de la movilidad «en la que no esperamos sorpresas» –será el martes día 17, y no faltará el día del peatón con la marcha andada o la jornada que se presentará como 'pedaleando al colegio'. El punto y final llegará el domingo 22 con el día sin coches. Serán alrededor de 25 actividades diferentes con los que se pretende «concienciar a la ciudadanía sobre las consecuencias negativas del uso irracional del coche y los beneficios del uso de transportes sostenibles».

El año pasado se contó con la participación de prácticamente 700 personas, a las que hay que sumar otras 200 que tomaron parte en los juegos de movilidad y destreza y, lógicamente, el objetivo «es el de incrementar esta presencia de mirandeses, una ciudadanía que está muy motivada».

Para intentarlo se incorporan novedades como el taller de iniciación de marcha nórdica previsto para el sábado.

Parque móvil

Que los hábitos deben cambiarse es algo que está en la mente de todos, pero no es menos cierto que hoy por hoy la posesión de un vehículo es algo habitual en la ciudadanía. El parque móvil mirandés es elevado según las cifras que aportó Unai Letona.

Por Miranda circulan un total de 17.527 turismos, a los que hay que sumar 684 ciclomotores y 1.375 motocicletas. Además se contabiliza en la ciudad la existencia de 65 autobuses y 2.039 camiones, así como de 578 remolques y 653 tractores.

El objetivo que se plantea no es el descenso en cantidad, pero sí la racionalización de su uso y en ello se pondrá el acento durante la Semana Europea de la Movilidad.