La ludoteca se prepara para iniciar con normalidad los talleres de Navidad

La ludoteca ya está lista para reanudar las actividades. /E. C.
La ludoteca ya está lista para reanudar las actividades. / E. C.

Tras las tareas de desinfección y limpieza Atención Temprana ya ha abierto sus puertas y la Ludo lo hará el próximo lunes

MARÍA ÁNGELES CRESPO

La aparición de alguna rata «un problema puntual», asegura el concejal Pablo Gómez, en las dependencias de la ludoteca obligó a cerrar la instalación y también la contigua de Atención Temprana. Este último servicio ya se ha reanudado y «la ludo volverá a funcionar una vez termine este puente». Es el objetivo para que los niños y niñas de la ciudad puedan volver a ocupar allí su tiempo libre y, también para que pueda desarrollarse «con toda normalidad» el programa de los talleres navideños, que se desarrollarán entre los días 26 de diciembre y 4 de enero.

Para volver a dejar las instalaciones en condiciones idóneas para su uso han sido varios los trabajos realizados. Lo primero que se acometió fue el vaciado total de la ludoteca. «Todo mueble o elemento de juego se retiró y se dejó completamente diáfana».

Sin obstáculos comenzaron las tareas de limpieza y desinfección que han sido efectuados «hasta el último rincón. Se ha retirado incluso el techo de madera, que viene a ser un adorno, y se han desinfectado todas las piezas». Ese lugar destinado al esparcimiento de los usuarios de la ludoteca tiene ahora otra tonalidad porque también se ha pintado. «Se ha dado un toque de limpieza y seguridad, que es lo que buscábamos».

Esta labor, necesaria, ha sido la última de las actuaciones, porque la prioritaria, destinada a impedir el acceso de roedores se ha desarrollado en las cañerías.

Se ha anulado uno de los sumideros y en el resto de sanitarios «se ha colocado en la zona de los sifones, podríamos decirlo así, un sistema de trampilla».

Se trata de un dispositivo que tiene una especie de compuerta que permite que salga el agua cuando se vacía el depósito, pero «impide que nada pueda entrar a través del sifón. Puede considerarse que es algo así como una bomba anti reflujo», apuntó Gómez que recordó también que el resto de los espacios de la ludoteca «tienen que estar y están sellados. La zona de los baños no pueden estarlo y creemos que con este sistema el problema se solventa definitivamente».

El espacio ha permanecido cerrado prácticamente dos semanas y después de reiterar «el agradecimiento a la comprensión de las familias de los niños y niñas que acuden habitualmente a la ludoteca», el concejal ha querido reiterar que «en nuestra intención a la hora de atajar y solucionar, esperemos que definitivamente, el problema, no hemos querido precipitarnos ni correr. Lo que ha primado en nuestra intención ha sido hacer las cosas bien para que la normalidad vuelva de modo inminente a la Ludo, para el desarrollo del día a día y también de las actividades puntuales que ya se están preparando de cara a las vacaciones de Navidad de los chavales, y que puedan disfrutar de la instalación municipal».

El número de socios activos de la ludoteca, niños y niñas de entre tres y doce años, ronda en la actualidad los 1.200. La cuota por trimestre es de 20 euros si los chavales acuden un día a la semana. Si la opción que eligen los usuarios es la de acudir dos jornadas el precio establecido por el mismo tiempo es de 30 euros.

Personal municipal

Los trabajos que se han efectuado durante estos últimos días para dejar a punto la instalación no se han cuantificado económicamente. «Va a ser poco el gasto», dice el concejal de Servicios, Adrián San Emeterio, porque «de la práctica total de las actuaciones se ha encargado personal municipal. Sólo hemos tenido que hacer una contratación para los trabajos de pintura, y eso es poca cosa».

Entre quienes se encargaron de algunas de las labores se encontraban los quienes en estos momentos están acudiendo a la Escuela Taller para recibir formación en los cursos de Ayuda a Domicilio que incluye un módulo de Limpieza.

Casualmente el actual curso en esta modalidad laboral se puso en marcha el pasado día 2 de noviembre y está previsto que concluya el 31 de julio del próximo 2019.

Llevaban pocos días recibiendo la formación así que el trabajo que tuvieron que realizar para dejar completamente limpias las instalaciones de la ludoteca «ha sido una buena práctica para esta parte que estamos aprendiendo», comentaban.

El grupo está formado por un total de nueve personas, y en este curso «en trece años es la primera vez que contamos con la presencia de un chico», decían.

El alumno, Ángel García, estaba un tanto sorprendido por esta circunstancia, pero obviando esto, muy satisfecho de haberse inscrito en el curso que se ofrece desde la Escuela Taller. «La verdad es que estoy muy a gusto, todos sacamos algo positivo de todos en este trabajo en grupo, y con el paso de los días se está demostrando que lo que no tengo yo me lo complementan ellas; hacemos un buen equipo».

A nadie se le escapa que el sector de la ayuda a domicilio se surte primordialmente por mujeres; buen ejemplo de ello es lo que sucede en este curso formativo que se imparte en Miranda, pero Ángel García tiene muy claro que es una profesión apta para todos, y explicó cómo había llegado.

«He hecho ya un curso de celador de 235 horas, me gusta bastante la rama de Sanidad; dejé un poco a un lado lo de auxiliar de clínica, presenté los títulos y tuve la suerte de que me admitieron para hacer este ciclo».

Pese a llevar todavía muy pocos días de formación reconoció estar satisfecho «con lo que estoy aprendiendo, que es muy interesante», y espera «poder sacarle provecho. Este trabajo lo pueden hacer hombre y mujeres por igual, así que yo animaría a otros chicos a participar. Lo importante es la maña y el cariño que le ponga uno al trabajo».

Y se vio que los ocho lo estaban poniendo es esta práctica que llegó por sorpresa y que ha servido para que la ludoteca esté ya lista.

 

Fotos

Vídeos