Lavado de cara para los kioscos del parqueAntonio Machado y Plaza de España

En el del Antonio Machado la pintura será verde. /E. C.
En el del Antonio Machado la pintura será verde. / E. C.

En el repintado de los dos, así como del muro de las escaleras de la zona conocida como fuente vieja se invertirán 1.681 euros

MARÍA ÁNGELES CRESPO

Llegado el verano parece que se ha activado el departamento de Obras y Servicios, al menos es lo que se percibe al comprobar la infinidad de trabajos, de mayor o menos calado que se están acometiendo o contratando en estas últimas semanas y que finalizarán en el transcurso del mes de septiembre. Parece que se quiere tener todo listo cuando el día a día de la ciudad vuelva a la rutina.

En esta ocasión lo que se ha anunciado por parte del Ayuntamiento es que en el transcurso de esta semana van a realizarse labores de repintado en los dos kioscos existentes en la ciudad, el ubicado en el parque Antonio Machado, así como en el de la Plaza de España.

Además, en otro espacio muy próximo a la casa consistorial, la zona conocida como de la fuente vieja, también se va a ver en las próximas jornadas a los pintores ya que se va a adecentar el muro de las escaleras de acceso a la calle La Fuente.

En este caso las actuaciones llegan después de la firma de los correspondientes contratos menores ya que el coste total de la actuación implicará la inversión de 1.681 euros, IVA incluido.

La razón esgrimida por el responsable del Departamento, Adrián San Emeterio es que «con el paso del tiempo –no se había actuado desde hace más o menos dos años en los kioscos–, hace que se vean muy deteriorados; parecen descuidados y hay que adecentarlos».

La novedad, por así decirlo, que va a ser «a lo mejor más sorprendente», es el color que se ha elegido para pintar los dos templetes. En el caso del situado en el parque Antonio Machado, después de haberse efectuado las correspondiente pruebas para «ver cómo podía se el resultado final», se ha optado por utilizar el verde. Y el que se encuentra en la plaza del Ayuntamiento pasará del color crema a un tono de marrón.

Son colores más oscuros de los tradicionales y, da San Emeterio la explicación sobre el por qué de este cambio en lo que podía considerarse una tradición sobre las tonalidades.

Retrasar el deterioro

«Son dos espacios en los que habitualmente hay mucha actividad y, especialmente en el parque, no se nos escapa, que quienes están por allí en mayor número son los niños y niñas. No es raro ver que muchos juegan con balones y cuando impactan en la parte baja del kiosco, una y otra vez, al final acaban quedándose las marcas».

Cree el concejal que empleando estos tonos más oscuros y además, más mates, el deterioro derivado de los normales juegos infantiles «aunque con el tiempo volverá a parecer, seguro que tarda más tiempo en hacerlo».

Esta circunstancia se suma al paso del tiempo y «la climatología que tenemos en la ciudad, con lo que el deterioro es evidente y había que hacer este trabajo ya».

Donde no se va a producir variación alguna en cuanto a la tonalidad de la pintura es en el muro de la escalera de la fuente vieja. En ese lugar lo único que se percibirá es la desaparición de la suciedad de la pared.

Ayer mismo ya se pudo ver a los trabajadores de la empresa contratada iniciando las tareas y quienes pasen por alguno de los dos kioscos tendrán la oportunidad de hacerse una ligera idea de cuál será el resultado final de este lavado de cara.

Se espera que sea en el transcurso de esta misma semana cuando el trabajo se de por concluido en los tres punto en lo que se está interviniendo.

El asfaltado nuevo llega al camino de acceso al Albergue Fernán González

Miranda de Ebro. Un mes será el tiempo que duren los trabajos de asfaltado del camino de acceso al Albergue Juvenil Fernán González. Es lo que se ha estipulado en el contrato recién firmado por el Ayuntamiento con la empresa adjudicataria.

La instalación depende de la Junta pero la obligación con respecto al mantenimiento del camino de entrada es competencia del Consistorio y esta actuación era una de las contempladas en el capítulo de inversiones del presupuesto de este año. El pavimento, utilizado por peatones y vehículos –en algunos casos para acceder al espacio libre que se suele emplear como aparcamiento–, presenta un mal estado evidente y ahora se va a actuar en una superficie que ronda los 800 metros cuadrados.

En la junta de Gobierno en la que se hizo el anuncio también se adelantó que en el barrio de Las Matillas se va a pavimentar la calle El Pozo.

Esta vía es la que se encuentra entre la carretera N-1 y la calle Fontecha. «El firme está muy deteriorado y presenta múltiples baches». Por esta razón es por lo que se va a proceder a colocar un nuevo asfaltado en toda su extensión. En este caso la superficie que se renovará es de prácticamente 1.000 metros.

Los dos trabajos que se incluyeron en el presupuesto municipal supondrán una inversión total de 21.990 euros.