Los juzgados mirandeses dictan 136 sentencias en el primer trimestre del año

Los juzgados mirandeses dictan 136 sentencias en el primer trimestre del año
Avelino Gómez

Los tribunales recibieron entre enero y marzo un total de 685 asuntos, 171 menos que les llegaron en los 3 últimos meses de 2017, y resolvieron 557

CRISTINA ORTIZ

Miranda reduce sus niveles de litigiosidad en el arranque de 2018, rebajando levemente los datos registrados el pasado ejercicio. Algo menos de 700 casos nuevos llegaron a los juzgados mirandeses durante el primer trimestre del año. Exactamente fueron 685 expedientes, tal y como se recoge en la estadística de actividad presentada por el Consejo General del Poder Judicial.

El número es inferior a los registrados en los distintos periodos del pasado ejercicio, en los que ninguna estadística mostró datos por debajo de los siete centenares de expedientes. De hecho, el cuarto trimestre de 2017 finalizó con 856 asuntos nuevos recibidos en la sede judicial mirandesa. Son 171 más que en el arranque del actual ejercicio.

De los 685 asuntos inscritos en el tribunal mirandés en el último periodo, hasta el 62% tuvo como destino la jurisdicción penal. Un porcentaje superior en casi 7 puntos al volumen de los que se atendieron en ese ámbito durante el cuarto trimestre del pasado año.

En el primero de 2018 se ingresaron 425 asuntos, distribuidos entre los 401 dirigidos a los juzgados de primera instancia e instrucción y los 24 vinculados al de violencia contra la mujer (en la estadística anterior habían sido 30).

A los últimos datos registrados en la jurisdicción penal, hay que sumar 260 –fueron 381 en el último trimestre del pasado año– que se incorporaron a la jurisdicción civil entre enero y marzo. En total 685, que supone una media de 342 procesos para cada uno de los dos con los juzgados de primera instancia e instrucción con que cuenta la ciudad.

Pero además de tener en cuenta los expedientes nuevos que llegan, hay que ver los que se resuelven. En los tres primeros meses del año han sido 557. En la jurisdicción Civil se han resuelto tantos como entraron, con lo que al acabar el periodo seguían en trámite 922. Sí ha crecido el total en la sección Penal, que acabó con 968. Se resolvieron en el primer trimestre 297 casos y se habían incorporado 128 más. El año había empezado con 840.

Al concluir el trimestre se encontraban en trámite 1.890 expedientes en total, frente a los 1.762 con los que arrancó enero. El global creció en 128. Suponen un 6,7% más.

Durante los tres primeros meses del año se dictaron 136 sentencias, de las que 56 se emitieron en el ámbito penal y, el resto, otras 36, fueron de la jurisdicción civil. A estos datos hay que sumar la redacción de 227 autos, 143 ligados a lo penal y 84, a lo civil. La estadística del último periodo se completa con 142 decretos dictados. En este caso 127 vinculados al área civil y 15, a la penal.

La estadística también incluye información sobre la ejecución de sentencias. En este capítulo se recoge que en el primer trimestre se llegaron a registrar 105 y se resolvieron 65, de las que 50 estaban en la sección civil y 15, en la penal. Al finalizar marzo estaban pendientes 1.542, de las que 1.412 pertenecían al primero de los ámbitos de actuación judicial.

Los números son inferiores a los registrados en el último trimestre del pasado ejercicio, ya que entre octubre y diciembre de 2017 se habían ejecutado 190 sentencias, y se habían resuelto 69, cuatro más que ahora.

En el cómputo global de la provincia, incluyendo todos sus juzgados y secciones, entre enero y marzo ingresaron 9.903 asuntos –los de Miranda representan casi un 7% del total– y en ese mismo intervalo de tiempo se resolvieron 9.965, hasta 62 más de los que llegaron. Al igual que ocurre en la ciudad, el mayor peso estaba en los casos del ámbito penal, que sumaba hasta 4.689 frente a los 4.446 del civil. A estos dos hay que sumar los 629 de la jurisdicción social y 201 de la contencioso-administrativa.

Por debajo de la media

En el periodo de arranque del año, que es en el que se centra la última estadística de actividad, en el conjunto de los tribunales de Burgos se dictaron 2.865 sentencias, de las que 1.008 estaban ligadas al área penal, 1.316 a la civil, 400 a la social y 141 a la contencioso. A estos números hay que sumar 4.180 autos (2.659 de lo penal) y 2.891 decretos.

Durante el primer trimestre del ejercicio, en el cómputo de los juzgados de la provincia se registraron 1.657 sentencias y se resolvieron 1.910. Quedaban pendientes, en trámite, 15.015.

La tasa de litigiosidad en el conjunto de España entre enero y marzo fue de 32,3 asuntos por cada mil habitantes, una cifra que no se alcanzó en Castilla y León, que figura en la estadística del CGPJ entre las que presentan un menor nivel. En el caso de la región se ha establecido que se producen 29,5 casos por cada millar de residentes. Si bien, la cifra es menor en dos comunidades limítrofes con Miranda, ya que en La Rioja el número fue de 22,8 y en el País Vasco de 25,4.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos