La izquierda no logra la confluencia y acudirá a las elecciones de mayo con tres candidaturas

Hernáez, Muñoz, Otal, Ferreras y Cajamarca, en la presentación de la candidata de Podemos. /A. G.
Hernáez, Muñoz, Otal, Ferreras y Cajamarca, en la presentación de la candidata de Podemos. / A. G.

IU, Podemos y Ganemos no alcanza un acuerdo sobre el nombre o la fórmula para formar la lista de representantes

CRISTINA ORTIZ

Izquierda Unida, Podemos y Ganemos. Tres formaciones y tres papeletas para las elecciones municipales del 26 de mayo. La pretendida confluencia de izquierdas con la que se buscaba ganar peso en el Consistorio no ha sido posible. Ha saltado por los aires antes si quiera de llegar a consensuar el nombre con el que concurrir o la fórmula a elegir para confeccionar una plancha con 21 candidatos y un reparto de peso específico equitativo para tres colectivos con distintas concepciones y normas.

La confirmación llegó de la mano de IU que tomó la iniciativa con la convocatoria de una asamblea abierta a militantes a afiliados para decidir por dónde avanzar. Y la decisión quedó clara: el 81% de los sufragios se decantaron por ir en solitario en atención «a los elementos objetivos que había sobre la mesa», explicó el concejal de la formación, Guillermo Ubieto.

Entre ellos destacó la negativa de Podemos a sentarse a negociar desde la reunión mantenida hace un mes, pese a los llamamientos realizados. Sin olvidar los requisitos de nombre, fórmula de elaboración de candidatura o la imposición de quien la iba a encabezar. «No entendíamos que la fuerza que más votos ha tenido a la izquierda del PSOE tuviera que ceder elementos tan importantes sin ningún argumento objetivo. No se llegó a hablar de programa político».

Distinto explicó que ha sido el proceso con Ganemos, sin más avances o propuestas que las primarias abiertas y a tres. Y es que, Ubieto entiende que ha habido «una falta de interés real de confluir más allá del discurso» ya que nadie movió ficha pese a que dos semanas antes IU ya adelantó por carta que el día 11 tomaba una decisión.

En la asamblea los militantes también valoraron la trayectoria de acuerdo o no con ambas formaciones a lo largo de la actual legislatura, «la experiencia de trabajo y las consecuencias de los acuerdos alcanzados por las dos organizaciones con el PSOE a través de los presupuestos. Entendemos que ha habido acuerdos negativos para la clase trabajadora y contrarios al ideario de IU».

La decisión final de dar por rotas las negociaciones la ha tomado IU. Eso es algo que reconocieron ayer todas las partes implicadas;pero siendo conscientes al mismo tiempo que en las semanas previas las negociaciones no habían dado sus frutos. Las diferencias surgieron en torno a aspectos formales, como el nombre o la lista, pero también de fondo político.

«Nosotros queríamos que el nombre de Podemos apareciera en la papeleta e IU apostaba por fórmulas como Imagina Burgos o Adelante Andalucía. Un nombre superador, que aunara todo», explicó Alberto Otal, coordinador de Podemos; que también mostró sus recelos hacia unas primarias en las que no estaba definido el censo, ni quién iba a tener derecho a voto. «Unas primarias conjuntas es algo en lo que nosotros no creemos. Nosotros queremos elegir, al igual que ha hecho IU, a unas personas concretas para representarnos», explicó.

Posicionamiento opuesto al de Ganemos Miranda, que de cara a la confluencia reclamaba «primarias abiertas y a tres». Así se lo trasladó en la tarde del lunes a IU, a pregunta de esa organización instantes antes de que esa formación celebrara su asamblea.

Pero más allá de esos aspectos formales, Otal también mostró ayer sus dudas sobre si la coalición iba a dar los resultados esperados. «Los votantes se podían sentir despistados, no siempre en el Ayuntamiento hemos tenido las mismas opiniones sobre temas sensibles». Situación que en un futuro, en el marco de una confluencia, podría dar problemas de gestión en el día a día. «Cualquier desencuentro podría hacer saltar por los aires esa confluencia», valoró.

En ese sentido, a modo de ejemplo, apuntó la diferencia de posicionamiento respecto a la nueva piscina climatizada, con la que IU mantiene «un ataque frontal», o Miranda Empresas, iniciativa que Podemos siempre ha respaldado y que consideran «esencial. Pensamos que se está haciendo más en este año y medio por el desarrollo industrial que en los últimos diez».

En este sentido, quiso dejar claro que su formación ha intentado «ser lo más conciliadora y negociadora» en el Ayuntamiento a lo largo de la legislatura, haciendo «una oposición responsable».

Por su parte, Ganemos Miranda, que se reunió ayer de cara a organizar la asamblea que celebrarán el día 19 para definir su estrategia y cómo se va a llevar a cabo la confección de la lista. Lo harán una vez confirmado que los otros dos actores «no han querido avanzar» en la negociación de primaria a tres y abiertas.

«Siempre hemos defendido esa vía. Entendemos que es lo mejor para los ciudadanos y lo más democrático. Nosotros hacemos cálculos ciudadanos, no políticos», apuntó su concejal, José Ignacio Redondo.

Así que a partir de ahora cada formación marcará su camino de cara a las municipales tras un intento de acuerdo que «se estaba dilatando en exceso». Una situación ante la que Ubieto cree que tampoco se debe dramatizar, porque «los rivales a batir siguen siendo el PSOE, que plantea unas políticas que consideramos negativas, y las derechas, con un proyecto contrapuesto al nuestro».

 

Fotos

Vídeos