El hospital Santiago Apóstol contará con cuatro plazas MIR anuales a partir de 2020

El Santiago Apóstol perdió su acreditación en 2015. /A. G.
El Santiago Apóstol perdió su acreditación en 2015. / A. G.

También se han acreditado 16 plazas de EIR en la provincia, de las cuales «2 o 3 enfermeras vendrán a formarse a Miranda»

TONI CABALLERO

Vientos de mejora parecen cernirse sobre el panorama sanitario local y, concretamente, sobre el Hospital Comarcal Santiago Apóstol. Un centro médico que, en el año 2015, sufrió la retirada de la acreditación de plazas de Médico Interno Residente (MIR) y de Enfermero Interno Residente (EIR) para su plantilla por parte del Ministerio de Sanidad. Vacantes que, tras cuatro años de espera, van a cubrirse en 2020 con la acreditación de 4 plazas MIR anuales en la especialidad de Medicina Familiar y Comunitaria. Así lo confirmó ayer el número dos de la lista del PPa las Cortes de Castilla y León, y portavoz de Sanidad en el ente autonómico durante la última legislatura, Alejandro Vázquez. «Hablamos con el Ministerio para ver si se podían ofrecer en el concurso de 2019, pero no ha sido posible y se ofertarán a partir de 2020, vamos a recuperar el número de 4 docentes por año para Miranda», confirmó.

En este sentido, el Santiago Apóstol pasará a contar con 4 de las 32 nuevas plazas MIR (un 12,5%) que se distribuirán entre los centros de toda la provincia. En cuanto a la diversidad de especialidades de los docentes residentes que puedan desembarcar en nuestro centro comarcal, Vázquez aseguró que «es ampliable, hemos hablado a nivel Familia pero se podrá ampliar, en Burgos también se han incluido en Urología y Neurolaringología».

Asimismo, desde el Ministerio de Sanidad también se ha autorizado la oferta de 16 nuevas plazas de Enfermero Interno Residente (EIR) para toda la provincia. «También serán especialistas en Medicina Familiar y Comunitaria y, aunque no sepamos aún exactamente cuántas vendrán a Miranda, se prevé que sean 2 o 3 los enfermeros y enfermeras que lleguen a formarse en el Santiago Apóstol», adelantó el representante popular. Con estas ofertas se pretende combatir algunas de las flaquezas que adolece el servicio sanitario comarcal.

Otro de los frentes abiertos en el Santiago Apóstol son los puestos vacantes de médicos especialistas, como es el caso de Digestivo o Dermatología; entre otros. Ante la difícil cobertura de ciertos puestos estratégicos de especialistas, Vázquez propuso implantar conexiones entre centros para que ningún hospital no ubicado en capital de provincia carezca de servicio en determinadas áreas. «Proponemos la instauración de alianzas estratégicas con el hospital de referencia, en el caso de Miranda con el Hospital Universitario de Burgos (HUBU), para que se pueda prestar en todo momento asistencia sanitaria en la proximidad de la población», señaló.

En esta línea, y con el fin de contar con una garantía de cobertura, instó a la colaboración: «Si no se encuentran profesionales porque no los hay o es difícil su contratación, especialistas del HUBUtendrán que suplir la carencia del Santiago Apóstol y ofrecer asistencia en Miranda. Yo soy nefrólogo y vengo periódicamente a Miranda a prestar servicio porque, dada la escasez, no es posible contratar nefrólogo de forma permanente para Miranda», ejemplificó. Por su parte, gracias al convenio de colaboración con la Universidad de Burgos, dos estudiantes de Enfermería han realizado sus prácticas en el hospital mirandés durante los últimos meses.

En lo referente al levantamiento de un nuevo centro de salud en nuestra ciudad, Alejandro Vázquez no quiso aventurar ninguna actuación, ya que «actualmente existen obras, en diferente grado de ejecución, en 5 hospitales y en 23 centros de toda la comunidad». Sin embargo, el número dos de la plancha de los populares a las Cortes autonómicas confirmó que su formación ha confeccionado «un plan de infraestructuras sanitarias» de cara a la próxima legislatura, por lo que se estudiará si el centro mirandés debe entrar o no dentro del plan.