El hospital Santiago Apóstol completará su servicio de Cardiología el próximo lunes

El especialista completará el servicio de Cardiología, compuesto por dos facultativos. /A. G.
El especialista completará el servicio de Cardiología, compuesto por dos facultativos. / A. G.

El centro sumará un segundo especialista pero aún presenta plazas vacantes en Dermatología y Digestivo

TONI CABALLERO

El Hospital Comarcal Santiago Apóstol tiene que enfrentarse, desde hace meses, a la falta de algunos médicos especialistas. Situaciones en las que las bajas son difíciles de cubrir y eso repercute, en última instancia, en los pacientes que reciben atención en él. A día de hoy, la Gerencia del centro continúa dando pasos mientras prosigue con la búsqueda de facultativos que completen las vacantes que adolecen ciertos servicios. En esta línea, el lunes, un nuevo cardiólogo comenzará su labor profesional en el centro médico mirandés, completando así un servicio que, a día de hoy, sólo cuenta con un especialista.

La nueva incorporación «ya ha hecho todo el papeleo», por lo que «el día 11, completaremos la plantilla de Cardiología, a ver si nos dura», anhela Arsenio Besga, gerente del hospital comarcal. El nuevo cardiólogo ocupará la segunda plaza de un servicio que tres meses atrás se encontraba desierto, ya que el único facultativo activo se incorporó, como interino pero con contrato indefinido, el 13 de noviembre del pasado año.

Desde entonces, el único cardiólogo de la plantilla se ha encargado de pasar consulta de lunes a viernes por las mañanas, y de realizar algunos servicios de apoyo por las tardes. Uno de ellos, el que, hasta el pasado mes de diciembre, llevaban a cabo los profesionales de Cardiología desplazados desde el Hospital Universitario de Burgos(HUBU), dos veces a la semana. El especialista interino comenzó apoyando el servicio de los médicos desplazados desde la capital provincial para acabar relevándolos totalmente hace dos meses.

«En diciembre, dejaron de venir. Llegamos a un acuerdo con el cardiólogo que ya teníamos para que él hiciese las tardes que hacían ellos», sentenció Besga. Con la llegada el próximo lunes del segundo especialista, se dará por cerrada la plantilla de Cardiología.

De esta manera, el Santiago Apóstol se va aproximando a los 97 facultativos contemplados para cubrir con todos los servicios especializados del centro hospitalario. Según el gerente, el hospital está «bien dotado» pero se encuentra con «dificultades para cubrir ciertas especialidades».

Este sería el caso del servicio de Digestivo del hospital, que, el pasado mes de enero, vio como una de sus dos facultativas en plantilla abandonaba Miranda para trasladarse a otro centro hospitalario ubicado en Vitoria. Todo ello sin disponer de otro médico especialista que la sustituyese en la ciudad.

«Estamos buscando denodadamente digestólogos pero no hay ninguno libre», confesó el responsable del Santiago Apóstol. Dentro de las fórmulas de búsqueda llevadas a cabo por la Dirección Médica del hospital, apuntó que se ha contactado con todos los colegios de especialistas para comunicar la situación actual de Digestivo. Asimismo, añadió que «ahora estamos esperando a ver si termina la nueva promoción de facultativos», prevista para el mes de mayo, con el objetivo de poder reclutar otro profesional para la plantilla. «Estamos en contacto con los hospitales en dónde terminan su estancia los digestólogos, a ver si podemos contratar uno», reveló.

Se trata de una incorporación marcada como prioritaria por la Dirección Médica del Santiago Apóstol, que sólo cuenta con una profesional a cargo del servicio en la actualidad. «Se fue una de las dos que había y la que queda no da a basto, está trabajando a destajo en el turno de mañana, y por la tarde, no es suficiente», señaló.

Por su parte, el puesto vacante en Dermatología se erige como el escollo restante para la dirección del hospital comarcal. En diciembre de 2018, se reincorporó al servicio una especialista después de que concluyese su baja maternal. Sin embargo, confirmó que el centro está encontrando mucha dificultad para cubrir la segunda plaza contemplada en la plantilla del servicio. «Seguimos sin encontrar un dermatólogo o dermatóloga, el mes pasado volvió la que estaba de baja maternal, pero no encontramos un especialista para el otro puesto vacante», aseveró.

Cabe recordar que Dermatología es una de las ramas del Santiago Apóstol que, desde hace años, más adolece la falta de profesionales en plantilla. De hecho, el año pasado se repitieron situaciones ya acontecidas en junio de 2016, cuando se estuvo la mayor parte de los días sin ninguna de las dos doctoras, ambas por baja maternal. Circunstancia que desembocó en el retraso de citas y en que no se pudieran atender las posibles urgencias.

 

Fotos

Vídeos