Horno de Tuesta finaliza sin acuerdo la negociación del ERE

La plantilla en una concentración a las puertas de la fábrica. /E. C.
La plantilla en una concentración a las puertas de la fábrica. / E. C.

El comité está dispuesto a rebajar a 35 días por año el finiquito, pero sigue lejos de la propuesta de 26 y 28 jornadas, en función de la antigüedad

CRISTINA ORTIZ

El periodo de consultas del ERE de extinción ha finalizado sin acuerdo para Horno de Tuesta. La oferta de la empresa está muy lejos de la planteada por la plantilla que, aún así, confía en que los responsables de Dulca atiendan la petición de los trabajadores antes de que el lunes el administrador concursal envíe su informe al juzgado. Si no lo hace el acta irá al tribunal con la coletilla de 'no acuerdo' junto a la firma del comité de empresa.

No aceptará menos de 35 días por año para todos, reduciendo en 3 jornadas su pretensión inicial, fijada en 38. Un cifra que salía de calcular la media de 45 días hasta 2012, cuando entró en vigor la reforma laboral, y los 33 que se aplican desde entonces. Pero la rebaja que asumiría la plantilla va condicionada a que «el cobro tendría que ser directo en el momento del acuerdo, la fórmula sería pactada y aprobada por el administrador concursal».

La propuesta de éste último, rechazada por el comité, era de 25 días por año con un máximo de 14 mensualidades. Planteamiento mejorado levemente por el abogado de Horno de Almansa, otra de las empresas del grupo, que acudió a la reunión del ERE. Éste sobre la mesa puso el pago de un día más para contratos firmados después de febrero de 2012 y 3 más para los que estuvieran en vigor antes de esa fecha. Es decir, unos trabajadores cobrarían 26 días por ejercicio y otros, 28.

Total que podría elevarse a 28 y 30, respectivamente si aceptaran que el pago de las cantidades resultantes se abonara mediante un pago aplazado a 4 mensualidades, algo que tienen claro que no van a aceptar porque no se fían de los propietarios de la planta.

Máxime después de haber podido constatar documentalmente que una de las máquinas que está en la planta de Tuesta, además de unos silos de gran tamaño en los que se almacena el chocolate líquido han sido ya vendidos a un transportista de Peñaranda de Bracamonte que trabaja para Dulca. Sin olvidar, tal y como han puesto en conocimiento del administrador concursal, que esta misma semana en las estanterías de un supermercado han encontrado uno de los productos que ellos producían y del que en el envoltorio sigue diciendo que está hecho en Horno de Tuesta. «¿Cómo puede ser si la fábrica está parada desde el 14 de mayo?», cuestionó el presidente del comité, José María San Segundo.

Por otro lado, en la Junta de Portavoces celebrada en la mañana de ayer en el Ayuntamiento de la ciudad, todos los grupos por unanimidad decidieron firmar una declaración institucional para solidarizarse con los trabajadores de esa planta que, aunque está enclavada en Álava, tiene una plantilla mayoritariamente de Miranda (50 de sus 59 empleados ).

El Consistorio también ha mostrado su apoyo a todas las movilizaciones que convoque y se ha comprometido a «trabajar junto con la plantilla para continuar las gestiones iniciadas con el objetivo de intentar que se dé una solución a su situación». Incluido al impago de nóminas, porque tal y como se recuerda en el escrito emitido tras la reunión, llevan sin cobrar nada desde mediados de mayo y se les sigue debiendo la mitad de abril.