La historia nórdica y el combate medieval irrumpen con la Asociación Bohurt Miranda

La historia nórdica y el combate medieval irrumpen con la Asociación Bohurt Miranda
A. P.

A lo largo del próximo 2019 quieren hacer realidad lo que serán las primeras Jornadas Vikingas de la ciudad

SILVIA DE DIEGO

Promover la curiosidad por la historia y la mitología nórdica y dar a conocer qué es el (Bohurt), antiguo combate medieval y en la actualidad un deporte desconocido para la mayoría de la población, estos son los objetivos con la que irrumpe en la ciudad la Asociación Bohurt Miranda compuesta, actualmente, por algo más de una quincena de socios. « Rodrigo González, uno de nuestros fundadores era un apasionado del Bohurt y a través de varias exhibiciones en Las Matillas consiguió reunir a otros cuatro más. Por mi parte, siempre he estado vinculada a la recreación histórica de la cultura nórdica. Pusimos puntos en común y decidimos aunar ambas cosas», aclara Daria Paczkwska.

Uno de los aspectos más importantes para el colectivo fue escoger un periodo histórico para la recreación. Finalmente optaron por un marco que se extiende entre los siglos X y XII, 200 años de historia en los que la ciudad de Miranda también estará muy presente con localizaciones concretas en torno al Castillo, el Casco Viejo y el puente de Carlos III. «Conocimos a un grupo de Covarrubias que eran vikingos y decidimos optar por esta época. Nuestro primer objetivo para este año es llevar a cabo las primeras jornadas vikingas en Miranda», matiza Daria quien reconoce que están inmersos en un laborioso proceso tanto de creación como de preparativos de trajes y atrezzo. «Queremos montar un campamento vikingo y, entre muchas otras actividades, la gente podrá ver como vivían en aquella época, tocar herramientas empleadas en su día a día, experimentar cómo se divertían otras culturas. Hemos pensado que sean unas jornadas históricas de fin de semana muy intensas y esperamos que los ciudadanos las acojan con mucha ilusión».

Reunión Ayuntamiento

Por el momento, ya han mantenido conversaciones con el Ayuntamiento y todo apunta a que serán una realidad aunque de momento no hay una fecha confirmada. «Las jornadas incluirán también actuaciones musicales, combates medievales, demostración de ritos religiosos y queremos poder llevar a cabo unas charlas sobre la mitología nórdica y la función de la mujer en la sociedad vikinga sin olvidarnos tampoco de los más pequeños de la casa por lo que llevaremos a cabo talleres de manualidades para diferentes edades». En cualquier recreación ser fidedignos en la vestimenta de la época es uno de los puntos esenciales y de hecho, se trata de un proceso laborioso de recopilación de patronaje en referencias históricas y de telas apropiadas para confeccionar los diferentes trajes. «En el tema de la lucha medieval es obligatorio tener ropa básica histórica. En mi caso estoy recreando la vestimenta de aquellos siglos con procedencia escandinava. He pedido una gran cantidad de lino y ahora estoy buscando patronaje».

La Asociación está elaborando un presupuesto y como buenos vikingos a la conquista de patrocinadores que les ayuden a financiar un proyecto «novedoso y atrayente» en el que también estarán presentes otros colectivos de la ciudad ya que quieren realizar un evento en el que también tengan cabida otras asociaciones. «Ya hemos hablado con Valkiria y otras grupos. Queremos que en las jornadas también esté reflejado el trabajo de todas con un fin común». Como todo grupo de vikingos que se precie cuentan con un jefe o jarl en este caso su nombre es Alberto García López de Covarrubias con mucha experiencia en el Bohurt. «Atrae mucho con su experiencia y sabiduría y vendrá a Miranda el próximo 27 de enero y será el encargado de dar un curso sobre defensa personal dirigido a mujeres y adolescentes que quieran iniciarse o ampliar conocimientos sobre defensa personal». Junto a Alberto y Marina, su mujer quien también combate en Bohurt, forman parte de la asociación otros dos miembros de Burgos. «Somos un grupo heterogéneo que incluye a gente de varios puntos de la provincia. Todo aquel que quiera puede ponerse en contacto con nosotros tanto si quieren recrear o combatir».

El» bohurt» o combate medieval es un deporte de contacto donde los luchadores compiten entre sí portando armaduras en diferentes modalidades: grupales o individuales, buscando conseguir la victoria en el campo de batalla, aquí llamado liza. No es una recreación medieval con un guión preestablecido, sino que lo se ve es un combate real con sus golpes, técnicas, tácticas y estrategias reales. En los combates grupales, llamados 'melés' o 'bohurt' propiamente dicho, se busca derribar a los oponentes y en los combates individuales, llamados duelos, se puntúan los golpes. Cuenta con una amplia reglamentación para hacerlo viable, así como con grandes equipos de árbitros, llamados internacionalmente «marshalls». La normativa regula las características técnicas de las armaduras, su grosor, material, la protección en «tres capas» y todo supervisado por los comités de autenticidad. Se prohiben también explícitamente acciones lesivas durante el combate como la estocada, el golpe en la nuca o en el envés de la rodilla.

 

Fotos

Vídeos