Un grupo que aspira a dejar su particular sello

La exposición estará abierta hasta el día 25./E. C.
La exposición estará abierta hasta el día 25. / E. C.

La Peña Filatélica Mirandesa celebra su 70 cumpleaños con una muestra de sellos y monedas compuesta por 6 colecciones con las que se repasa toda su andadura

MARÍA ÁNGELES CRESPO

La Peña Filatélica Mirandesa está de aniversario, se fundó en 1948 y sus integrantes han querido, como no podía ser de otra manera, celebrar su setenta cumpleaños. Son muchas las opciones que se presentan a quien quiere conseguir que las fechas especiales tengan relevancia, sin duda, pero tratándose de un grupo de apasionados por los sellos y las monedas lo que cabía esperar es lo que estos días está ocurriendo en la Casa de Cultura. Allí podrá visitarse hasta el próximo día 25 de este mes una exposición conmemorativa.

Lo cierto es que la Peña tenía en mente otras fechas pero «no ha sido posible y nos hemos embarcado en estos días», apuntaba José Antonio Llarena, vocal y encargado de exposiciones del grupo. Y no cabe duda de que la muestra está preparada con mimo e ilusión, la misma que ellos han puesto siempre en todas y cada una de las muestras –la actual es la trigesimoprimera–, organizadas con anterioridad «y siempre con algún motivo especial, un aniversario nuestro, de la ciudad, del ferrocarril, o de Cervantes», recordaba el presidente, Luis Cebrián.

Para conocer precisamente los antecedentes de la exposición que ahora protagoniza el cumpleaños de la Peña Filatélica Mirandesa, se han encargado de habilitar un espacio en el que se hace un recorrido por todas y cada una de las muestras precedentes.

El recorrido que pueden hacer los visitantes puede comenzar por ahí, o por alguna de las otras cinco colecciones expuestas. «Están ordenadas con cierta cronología; de hecho la primera abarca las emisiones de sellos en España desde 1948, que es cuando nacimos, hasta 1975. Con ella arrancamos, pero quien venga no tiene necesariamente que seguir un orden para contemplar todas las que hay».

Otra de las colecciones ofrece la posibilidad de ver diferentes sobre de primer día de emisión, y la tercera en la que los aficionados pueden disfrutar con los sellos lleva por título 'El ajedrez en la filatelia'.

Las otras dos colecciones que completan la exposición son de numismática. «No hay billetes, de ellos sólo hemos puesto copias. Hemos optado por las monedas, y lo que hemos hecho ha sido recopilar todas las emitidas en nuestro país tanto en la época de Franco como durante el reinado de Juan Carlos primero», esas por un lado y, por otro «tenemos aquí todas las series de euros emitidas en los diferentes países de la Unión Europea; están todas completas».

Comentan tanto Cebrián como Llarena que «no hay a lo mejor sellos que podríamos denominar joyas de la corona, pero son muy interesantes los emitidos en 1950 de la reina Isabel, o los que tenemos de Legazpi y Sorrolla. En conjunto, todos tienen su encanto», y consideran que pueden ser interesantes para quienes vayan a ver la exposición.

«Nosotros estaremos aquí todos los días para explicarles lo que quieran saber».

Guiño a la peseta

En cuanto a la numismática, las monedas que están expuestas, han querido hacer un pequeño homenaje a la peseta. Saben perfectamente que con el euro, el que circula en cualquiera de los países de la Unión Europea, está todo el mundo familiarizado, pero «es mucha la gente joven que ya no tiene referencias explícitas de la peseta, así que hemos rescatado todas las monedas que estuvieron en curso durante tantos años».

Para la gente mayor «es un bonito recuerdo», apuntan, y para los chavales, especialmente los niños «una sorpresa, así que esperamos que a todos les guste volver a verlas o tenerlas ante sí por primera vez».

Y hablando de los más jóvenes, en la Peña Filatélica Mirandesa, en la que ahora son 44 los socios –han llegado a estar más de ochenta–, lamentan que la afición esté decayendo. Ellos lo saben y creen que es muy difícil captar nuevos aficionados a la filatelia por varias razones.

La primera es que «ahora ya casi no se ven cartas con sellos. Al margen de que lo de escribirlas ya casi se ha pasado de moda, casi toda las entidades trabajan con franqueos concertados y las estampillas no se ven. La curiosidad que teníamos nosotros cuando éramos pequeños por hacernos con sellos nuevos es ahora mismo muy difícil de despertar».

Además, a esto añaden que cuando se crean series nuevas de sellos «salen a la venta con precios que no son nada asequibles para los niños y así es dificilísimo fomentar este tipo de coleccionismo».

Pese a todas estas cortapisas en la Peña Filatélica Mirandesa siguen reuniéndose todos los miércoles entre las seis y las ocho de la tarde en su sede de la Torre de Miranda. «Quienes quieran saber algo del mundo de los sellos o las monedas allí nos tienen y nosotros les atenderemos gustosamente».

Esperan que con esta exposición de su setenta aniversario se despierte la curiosidad de algún mirandés «y podamos incrementar el número de socios». También por supuesto que el trabajo que han hecho para ofrecer esta nueva muestra guste a quienes acudan estos días a la Casa de Cultura. Para los visitantes que quieran tener un recuerdo hay un sobre ya franqueado «y con el matasellos específico de esta celebración. Se puede guardar o utilizar».

La Peña ha puesto el trabajo y ofrece a los mirandeses la posibilidad de disfrutar de él hasta el día 25.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos