Gobierno y bomberos acercan posturas para «que la seguridad esté garantizada»

Bomberos de la ciudad durante un simulacro en el parque mirandés./ A. G.
Bomberos de la ciudad durante un simulacro en el parque mirandés. / A. G.

El Ayuntamiento ya tiene listas las bases para una nueva OPE y está cerrando los cursos que los candidatos a interinos realizarán a partir de septiembre

Cristina Ortiz
CRISTINA ORTIZ

Refuerzos y horas extra serán claves para la planificación del cuadrante de trabajo del parque de bomberos este verano por la falta de personal, dadas las vacantes actuales. Las últimas reuniones mantenidas entre los representantes de los funcionarios y la concejala del área, Raquel Bajo, han permitido acercar posturas porque «tanto ellos como nosotros hemos puesto voluntad, a pesar de los posibles desencuentros, para que la seguridad de los ciudadanos esté garantizada. Es la principal conclusión».

Aunque el acuerdo aún no está cerrado, los representantes de bomberos entregaron ayer un escrito con los puntos que consideran esenciales para ellos. «El talante negociador ha cambiado, las posturas se acercan más, pero no sabremos nada hasta que nos den una respuesta», explicó Nicolás Pérez, representante de CSIF, que optó por la prudencia. Básico consideran que haya cinco personas intervinientes por turno durante todo el año, lo que implicaría cambiar un acuerdo de Pleno que fijaba cuatro.

Una fórmula con la que al Ayuntamiento le correspondería poner más dinero para hacer frente al coste de esas horas extraordinarias y de personal (habría que incorporar un efectivo más para cubrir los 5 por turno); y a los bomberos, trabajar más tiempo que el establecido en su jornada habitual hasta que se produzcan nuevas incorporaciones.

El documento también recoge otras reivindicaciones como la eliminación de ciertos requisitos que están sin valorar de cara a la promoción interna; o la cuantificación, para febrero de 2019, de complementos específicos por tareas que no están incluidas en la Relación de Puestos de Trabajo, como la conducción de camión y embarcación, el uso del desfibrilador o la localización.

En lo que coinciden plenamente ambas partes es en la necesidad de convocar lo antes posible la Oferta Pública de Empleo (OPE). Ya están elaboradas las bases, que ahora deberán ser llevadas a una mesa de negociación para consensuarlas con la Junta de Personal. Inicialmente, la reunión se prevé fijar en menos de 15 días. El pliego con requisitos y condiciones a cumplir por los candidatos está en este momento en el departamento de Personal, que está revisando que todo esté correcto y evitar que pueda surgir algún problema a posteriori.

Solución temporal

De manera paralela se está trabajando en la contratación de interinos, la fórmula por la que ha decidido apostar el equipo de Gobierno para cubrir las vacantes de manera temporal, hasta que sea posible incorporar gente con plaza en propiedad. Pero la llegada tampoco será inmediata. El verano retrasará las incorporaciones, ya que los primeros cursos por los que tendría que pasar ese personal no empezarán hasta «el 3 de septiembre. Las academias cierran ahora y no hay formadores hasta esa fecha», explicó Bajo.

Si bien, será el jefe de servicio del parque el que deberá plantear y definir qué capacitación tienen que tener los interinos antes de incorporarse a sus tareas al parque. En principio, los candidatos saldrán de la última bolsa de empleo. Pero ésta es una fórmula que sigue sin agradar a los representantes sindicales del colectivo. Para empezar porque solo hay dos personas que aprobaron en la última convocatoria y el planeamiento actual pasa por incorporar a cinco.

Además, estiman que periodo de cualificación que tendrían que pasar «para ser efectivos» sería de «4 meses». De este modo, se llegaría a final de año y los nuevos, con una nueva OPE aprobada, según las cálculos de tiempo, «deberían tomar posesión del puesto en febrero e ir en abril» al centro de formación de Salamanca, de donde volverían en junio. Por tanto el periodo de trabajo efectivo de los interinos sería mínimo. «Es algo que seguimos sin ver; pero si tienen que hacerlo, en aras de llegar a un acuerdo, lo que pedimos es que contraten a los menos posibles para cargar el presupuesto lo menos posible con los gastos paralelos que conlleva (cursos, uniformes...)», concluyó Pérez.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos