Un gasto que de media supera sin problemas 100 euros por noche

También ellos quieren mejorar su aspecto. /Avelino Gómez
También ellos quieren mejorar su aspecto. / Avelino Gómez

Tiendas de ropa, peluquerías o centros de estética son algunos de los establecimientos que hacen el agosto en plenas Navidades. Algunos bolsillos se vuelven más derrochadores que otros para dar la bienvenida al 2019

SILVIA DE DIEGO

La Federación de Asociaciones de Ocio Nocturno de España ponía sobre la mesa que más de 20 millones de españoles celebrarán la Nochevieja fuera de sus hogares lo que supondrá un gasto mínimo de más de 600 millones de euros. En la ciudad, las opciones son múltiples dependiendo de lo que queramos o podamos gastar a la hora de dar la bienvenida al 2019. Cotillones en la parte nueva, bonos descuento y fiestas varias en la parte vieja y bares que también abren en diferentes barrios son sólo algunas de las opciones que podemos encontrarnos, pero la Nochevieja supone un gasto añadido en preparativos extras. Ropa, complementos y peinado se llevan una parte importante del presupuesto.

Cómo vestimos de cara al 31 sigue siendo, para muchos, un dilema en estas fechas. «Nos suelen pedir alguna cosa un poquito más especial de lo normal. En prenda de fiesta lo que sigue triunfando es el negro, el plateado y la lentejuela se sigue vendiendo mucho», puntualiza Beatriz Gracia de Azabache quien reconoce que su clientela de entre 25 a 50 años busca ante todo la versatilidad y que un conjunto no sea puesto tan sólo una noche. «La tendencia es que luego lo podamos reutilizar lo que en ocasiones resulta complejo porque hay que cumplir un doble reto. Siempre se puede recurrir a prendas comodines», puntualiza.

El desembolso de su clientela suele oscilar entre los 60 o los 100 euros. «Los más jóvenes que dependen de sus padres cuentan con un presupuesto más ajustado pero si eres independiente económicamente y te puedes dar un capricho para esa noche tranquilamente te puedes gastar 100 euros o más. Los más jóvenes también pueden acudir a otro tipo de tiendas que se ajustan más a su bolsillo y, sobre todo al de sus padres».

Lo que está claro es que no sólo pensamos en lo que llevamos puesto y en sus complementos correspondiente, sino también atendemos a otros muchos detalles como el pelo o incluso el rostro o las uñas. De hecho, los centros de estética tienen un importante volumen de negocio durante estas fechas. Depilaciones faciales, tratamientos para el rostro, manicura y el toque especial de las pestañas son las principales peticiones. «Durante este mes he hecho muchísimo lifting y tinte de pestañas. La mirada es lo que más atrae en una noche tan especial aunque este año las extensiones no se han llevado tanto», reconoce Beatriz Álvarez de Centro de Estética Jamae quien reconoce que, en los últimos años, el público es poco a poco cada vez más masculino ya que el verse bien no depende del sexo. «Ellos suelen empezar por cosas muy puntuales, pero poco a poco y después, de un tiempo, al verse bien son tan coquetos o más que nosotras».

Precios

En cuanto al coste, un pack de limpieza facial que incluye la depilación de cejas y labio superior es de 35 euros pero si se añade algún tratamiento extra estaríamos hablando de una franja que va desde los 40 euros hasta lo que se quiera gastar el cliente. «Por lo que se refiere a las uñas en estas fechas también se pide mucho la fantasía, las clientas vienen con algunas propuestas que han podido ver en las redes sociales porque quieren hacerse lo mismo o algo similar».

Y junto con el rostro, el pelo es otro de los grandes protagonistas durante las fiestas. Tintes de fantasía o recogidos son también comunes en una noche que se vuelve derrochadora. De hecho, desde el gremio de peluquerías coinciden en señalar que a lo largo de las últimas semanas el volumen de trabajo puede aumentar entre un 20 o un 30 por ciento dependiendo del establecimiento ya que a la clientela habitual se une aquella que decide darse un cambio con la llegada del nuevo año. «La verdad es que el brillo ha sido una tendencia durante este 2018. Iluminadores iridiscentes, sombras metalizadas, labios con gloss, uñas con purpurina y claro el siguiente paso es el brillo en el cabello», asegura Sonia quien reconoce que en Miranda no se suele ver demasiado toque festivo en el cabello y que los mirandeses, en general, suelen ser más tradicionales. «Esto no quiere decir que no seamos atrevidos pero es verdad que lo que más suelo hacer son recogidos, ondas al agua aunque siempre hay alguien que me pide un toque más especial y sí se atreve con coloraciones temporales de geles con purpurina. El gasto rondará los 20-25 euros por lavar y peinar pero puede ser incluso algo más».

Lo que está claro es que si queremos dar la bienvenida con un toque de glamour atendiendo a los cánones establecidos deberemos realizar un desembolso considerable. « A los 45 euros del cotillón, tengo que añadir los 100 del vestido, zapatos y complementos y bueno, este año me tocará apañarme con la peluquería ya que no me da para más lo que me han dado mis padres», reconoce Gemma una joven estudiante mirandesa.

Por su parte, Germán sostiene que se puede pasar una noche «estupenda» con poco gasto y, su opción, es diferente. «Más de un año nos unimos el grupo de amigos y alquilamos un local para la noche. Cenamos en casa y luego montamos la fiesta. Algunos años como nos hemos juntado muchos, por cabeza habremos puesto unos 25 o 30 euros, para comida y bebida y alquiler, eso sí yo no soy de los que me compro nada por estas fechas que luego ya aprovecho en las rebajas días más tarde».

Ante este derroche siempre nos queda otra opción mucho más barata y en ocasiones igual de buena o incluso mejor, quedarnos en casa y disfrutar de una fiesta privada sin grandes gastos.

 

Fotos

Vídeos