Ganemos pedirá que se expropie el terreno anexo al hospital si no hay acuerdo

Con pico y pala eliminaron el montículo de tierra que cierra el acceso al ligar en el que quieren que se haga el aparcamiento./E. C.
Con pico y pala eliminaron el montículo de tierra que cierra el acceso al ligar en el que quieren que se haga el aparcamiento. / E. C.

Ayer abrieron simbólicamente el aparcamiento de la parcela propiedad de la Entidad Local menor de Orón

MARÍA ÁNGELES CRESPO

Ganemos Miranda insiste en la necesidad de habilitar un nuevo espacio para el aparcamiento de los vehículos de quienes tienen que acudir al Hospital Comarcal Santiago Apóstol y no encuentran lugar en el propio centro sanitario. La formación política, que no ve claro que pueda llegarse a un acuerdo entre las partes en un tiempo razonable, apuntó ayer la posibilidad de pedir al Ayuntamiento de Miranda que inicie los trámites necesarios para que se expropie el terreno «por interés general».

Cuando se llevaron a cabo las obras de ampliación se minimizó el problema con la habilitación de la parcela anexa al hospital, propiedad de la Entidad Local Menor de Orón y cerrado para ese uso desde el verano de 2017 por decisión del edil Ricardo Da Rocha. Pasado el tiempo y sin que se haya alcanzado una solución, Ganemos apostó por realizar ayer una reapertura simbólica del aparcamiento.

Pico y pala en mano eliminaron el talud de tierra que imposibilitaba el acceso de vehículos a la zona. Una vez terminado el trabajo quien hizo acto de presencia en el lugar fue el alcalde pedáneo de Orón que con su propio coche cerro el espacio que los integrantes de Ganemos habían abierto. Llamó también Da Rocha a la Policía Local para denunciar que se había invadido «este lugar que es propiedad del pueblo de Orón». Los agentes tomaron nota de lo que había sucedido y habrá que ver si la denuncia se hace efectiva y el desencuentro llega a los tribunales o todo se resuelve en los próximos días.

En el rifirrafe dialéctico posterior entre unos y otros se percibieron las posturas encontradas sobre el modo en el que podría adoptarse algún tipo de medida que acabara beneficiando a todos.

Ricardo Da Rocha argumentó que «yo he solicitado a la alcaldesa de Miranda que me recalifique el terreno para arreglarlo yo y ponerlo como aparcamiento privado y no me ha contestado. Que lo arregle y se lo cedo durante un tiempo. Yo no lo quiero vender. Esto es un terreno privado del pueblo».

Estas afirmaciones propiciaron que José Ignacio Redondo insistiera en que «aquí no encaja la palabra privado, esto es público, de la entidad de Orón». Parecía difícil por lo tanto que unos y otros acabaran encontrando términos iguales para hacer referencia a la misma realidad.

Así las cosas el concejal de Ganemos tras reconocer que «es cierto que hemos entrado en un lugar que no es nuestro», dijo que la razón de la acción es que «queremos que los ciudadanos de Miranda puedan utilizar esto como aparcamiento. Esto está muerto de risa y no entendemos por qué. Esto que hemos hecho es una llamada de atención porque queremos que las personas que van al hospital puedan volver a utilizar este espacio».

Alternativas

En cuanto a la posibilidad de que desde Orón se plantee en algún momento como solución la conversión del espacio en un aparcamiento privado, Redondo dejó patente la oposición frontal de su grupo a esta posibilidad. «Desde Genemos estamos trabajando por la remunicipalización de los servicios y no vamos a tolerar ni defender que aquí haya un aparcamiento privado».

Habrá que ver si se halla alguna acuerdo positivo para el conjunto, si no, indicó que «nosotros tenemos otra alternativa. Dada la cerrazón de la Junta Administrativa de Orón nosotros vamos a empujar y a plantear firmemente la posibilidad de la expropiación. Queremos que se inicie el proceso de expropiación de estos terrenos y que al finalizar sean públicos para que los ciudadanos lo puedan utilizar».

Considera que este camino podría emprenderse porque «entendemos que esto tiene un interés público». Fue ayer cuando escuchó por vez primera decir a Da Rocha que no quiere vender y en este sentido consideró que si esto es así «se abre un debate complicado ante una situación que no entendemos que debería estar así porque todo el mundo entiende que este aparcamiento es necesario y beneficioso para todos».

La acción simbólica se hizo ayer por parte de Ganemos y habrá que ver si lleva a alguna parte, eso sí, ya en la próxima legislatura.