Fomento retoma tras tres años los trabajos de mejora del puente sobre la carretera Nacional

Será normal las colas dado que tan sólo hay un único carril de entrada y salida. /A. G.
Será normal las colas dado que tan sólo hay un único carril de entrada y salida. / A. G.

Los trabajos se centrarán en esta fase final en la parte superior del puente sobre el Ebro

SILVIA DE DIEGO

La entrada y salida a Miranda por la Carretera Nacional resultará un poco más complicada durante los próximos meses y probablemente los atascos serán el pan nuestro de cada día en horas puntuales. El motivo no es otro que el reinicio, tras casi tres años, de las obras de mejora en el puente en la N-1.

El Ministerio de Fomento hacía oficial a principios de julio la consecución de estos trabajos de mejora del puente sobre el río Ebro y hace dos jornadas los operarios procedían a iniciar las labores que darán continuidad a lo ya realizado años atrás y que consistió básicamente en actuaciones diversas sobre la estructura con la colocación de drenajes especiales con el objetivo de evitar filtraciones.

«Hace varios años se acometieron trabajos en la mejora de la estructura de hormigón y por una serie de incidencias se paralizaron y ahora retomamos los trabajos en esta nueva fase que fundamentalmente contemplan actuaciones en la parte de arriba».

En cuanto a la duración de las obras desde el Ministerio de Fomento no se ha clarificado el tiempo exacto de los mismos aunque las obras no pararán en esta ocasión hasta que todo esté finalizado. «Desde diciembre de 2016 las obras han permanecido suspendidas por la necesaria tramitación de un modificación por imprevistos surgidos y con fecha de 1 de julio de 2019 se procedía al levantamiento de la suspensión de los trabajos entre otras razones porque los condicionantes ambientales son favorables y adecuados, básicamente los niveles del río», puntualizan en la jornada de ayer desde Subdelegación del Gobierno en Burgos.

La empresa encargada de llevar a cabo los trabajos es Altec SA, que realizará la labores necesarias para dejar el puente en las mejores condiciones y garantizar así su durabilidad. «Entre las actuaciones a realizar se incluyen trabajos en el tablero principal, que ha padecido una importante sobrecarga; también se mejorarán las aceras y se reforzarán los elementos de seguridad como las barandillas».

Desde Fomento tampoco se ha avanzado la cantidad exacta destinada para la consecución de los trabajos en esta nueva fase. Hace tres años se asignaban por parte de esta cartera algo más de 894.000 euros para la ejecución de los trabajos a la empresa Altec, Empresa de Construcción y Servicios SA. Si bien, no fue hasta agosto cuando daba comienzo la intervención sobre el puente, ya que hubo que esperar a contar con el necesario informe de la Confederación Hidrográfica del Ebro.

Durante semanas se ejecutaban todas las actuaciones previstas para mejorar la estructura del vial y que se detallaban en el proyecto denominado técnicamente 'Reparación del puente sobre el río Ebro en el P.K. 318+100 de la carretera N-I, T.M'. En un primer momento la cuantía prevista por Fomento para corregir las deficiencias de este viaducto se fijó en más de 1,2 millones de euros y la intervención se acabó adjudicando con una rebaja del 25% sobre ese presupuesto de licitación.

A pesar de las primeras retenciones ocasionadas en la jornada de ayer las obras de mejora eran bien recibidas tanto por conductores como por viandantes. « Es muy normal que en verano se levanten todas las carreteras y tengo entendido que esta obra aquí en Miranda hacía falta desde hace mucho tiempo espero que no sean muchos los atascos aunque con un semáforo y un carril para salir y entrar va a ser lo más normal», recalcaba un camionero de Irún.

Por su parte, algunos vecinos de Las Matillas mostraron su alegría por el reinicio de los trabajos aunque quisieron dejar claro que se trata de «algo que parecía olvidado en el tiempo». De hecho, era la Asociación de Vecinos la que ponía sobre la mesa hace ya una década el notable deterioro de la infraestructura. «Aunque hay menos tráfico por la liberalización de la AP-1, sigue siendo muy necesario».