La Fábrica de Tornillos acoge cerca de 180 actos en los primeros siete meses del año

Público en el exterior del recinto durante la anterior edición de Ebrovisión./ A. G.
Público en el exterior del recinto durante la anterior edición de Ebrovisión. / A. G.

El espacio público tiene una actividad anual prácticamente diaria que alberga desde citas musicales hasta deportivas

TONI CABALLERO

La Fábrica de Tornillos alberga una media de una actividad diaria desde 2017. En palabras de Pablo Gómez, el concejal de Juventud, se trata de «un emplazamiento público que, principalmente, funciona como sala de conciertos». Sin embargo, hasta el pasado 31 de julio han sido diversas las actividades las realizadas en el emblemático pabellón.

«No solo es un lugar de música, también alberga entrenamiendos de la Escuela de Boxeo y actividades de las diferentes asociaciones locales. Desde ensayos de la Jóven Orquesta Gregorio Solabarrieta hasta el Mirajazz o eventos de la Asociación Juvenil de juegos de mesa y roll 'Popocatepel. No nos cerramos a otras actividades que tengan un interés público para la ciudadanía de Miranda», asevera el edil.

A pesar de tratarse de un recinto público, la Fabrica de Tornillos tiene «una concesión público/privada». Lo que quiere decir que, aunque el departamento de Juventud del Ayuntamiento se encargue de la gestión de las actividades, «es la empresa Lujarosan S.L. la que se encarga de la sonorización y gestión de cada evento».

Esta empresa cuenta con un pliego acordado en el año 2017 que le otorga la explotación de esta actividad durante dos años, prorrogable por otros dos.

Y en caso de que aparezcan las precipitaciones, la Fábrica de Tornillos se erige como un magnífico plan B para albergar citas de todo tipo. En lo que vamos de 2018, los Juegos Populares de la Cofradía de San Juan del Monte, las jornadas del cine de verano y varios conciertos programados en 'Los Viernes del Castillo' son algunas de las actividades que han tenido que ser cobijadas bajo el techo del emplazamiento público debido a la lluvia.

Además, cabe destacar que la instalación también alberga los bailes para la tercera edad durante los meses de otoño e invierno. «Con la Fábrica de Tornillos se ha logrado tener un espacio público con unas características técnicas incomparables. Toda la gente que actúa en la instalación lo dice, tenemos un material que difícilmente se encuentra en otros espacios públicos. El material siempre es mejorable, pero está muy bien y lo vamos renovando», confirma el concejal.

En otro orden de cosas, y en lo referente al coste que supone el alquiler del espacio, Gómez cree que se adapta muy bien a la actualidad diaria de las asociaciones mirandesas: Según la ordenanza municipal, el precio del alquiler para las asociaciones locales es de cincuenta euros. Para los promotores, mayor, evidentemente. Pero si se trata de una asociación pública y es algo beneficioso para Miranda y sus ciudadanos, creemos que el precio tiene que ser ese. Y así va a continuar, con ese espíritu público que creemos que debe tener», sentencia.

Por último, desde Juventud afirman que están «muy contentos» con el funcionamiento y la gestión de la Fábrica de Tornillos. En 2017 acogió 361 eventos, con «actividad anual casi diaria» teniendo en cuenta que cierra los días de Nochevieja, Reyes, Año Nuevo, etc. La programación del espacio «la van realizando las asociaciones con sus peticiones» y Juventud se encarga de la organización de los eventos.

Asimismo, cabe resaltar que el pabellón cuenta con una capacidad de 868 espectadores en caso de estar de pie. Si la asociación o promotora decidiese colocar sillas, como es el caso concreto de Mirajazz o Got Talent, el aforo de la Fábrica disminuye. Con cinco meses por delante para finalizar el año, la Fábrica tendría que acoger otros 183 actos para superar la marca de eventos registrada en 2017.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos